Review

Octopath Traveler

El magnífico eslabón perdido entre los pixeles y los polígonos

LEVELUP

8.7

Muy bueno

PROS:

Increíble dirección de arte

Sistema de batalla profundo y adictivo

Buen sistema de progresión

Historias individuales interesantes

Muchísimas horas de contenido

CONS:

Historia inconexa

Poca interacción entre personajes

Algunos calabozos son pequeños

Algunas historias individuales sin mucho chiste

Sin duda lo primero que llamó la atención de todo el mundo al ver Octopath Traveler por primera vez fue su aspecto visual. La gloriosa estética de 16 bits en 3D nos dejó a muchos con la boca abierta y nos llenó de nostalgia, pero también nos puso a pensar que tal vez hubo un vacío en el salto generacional entre la era del SNES y la del PS1 que pudo llenarse perfectamente por juegos como Octopath Traveler. Pero afortunadamente el aspecto visual no es el único acierto de este juego, pues tanto su combate adictivo como su música y sus historias te atrapan y te harán querer jugarlo “Sólo un ratito más”.

Octopath Traveler es un deleite visual
Octopath Traveler es un deleite visual

Ya que muy probablemente estés aquí por las gráficas del juego, empecemos con ese apartado. Visualmente, Octopath Traveler es un deleite y probablemente podría hacer un álbum con todas las capturas de pantalla que he tomado. Siempre he sido amante del arte de pixeles y en este título mi afición se vio recompensada con escenarios ricos y ambientaciones increíbles. Explorar el mundo es genial y muchas veces me encontré deteniéndome sólo para apreciar la estética y darme tiempo para valorar el trabajo de los desarrolladores. Al moverte por el mundo verás un efecto de parallax que da profundidad a las capas del juego y es lo que le da ese aspecto tan característico al título.

Los escenarios con variados; castillos, mansiones, villas nevadas, aldeas nórdicas, un coliseo. Todo está ahí en su magnífico arte de 3 pixeles y luce increíble.

Los escenarios son variados y muy detallados
Los escenarios son variados y muy detallados

Al entrar en batalla verás que los enemigos tienen más detalle que el resto del mundo, lo que hace que te emociones un poco cada que entras a un nuevo calabozo, pues quieres ver qué modelos nuevos te esperan. Tal vez mi única queja en el apartado gráfico son las animaciones de tus oponentes que, al igual que en los RPG de antaño, al atacar se limitan a flashear, oscurecer la pantalla y a reflejar el daño arriba de tus personajes. Me hubiera encantado verlos con más vida y con más movimiento, aunque bueno, esto no es un defecto como tal sino tan sólo una observación.

Octopath Traveler no sólo es un deleite visual, sino que lo complementa un sólido sistema de batalla que te mantendrá atado al Switch

Pero como mencionamos al inicio, Octopath Traveler no sólo es un deleite visual, sino que lo complementa un sólido sistema de batalla que te mantendrá atado al Switch y te hará querer sólo una batalla más y una historia extensa y duradera.

Cada uno de los 8 personajes tiene su historia individual
Cada uno de los 8 personajes tiene su historia individual

Más que una sola trama en Octopath Traveler juegas el papel de 8 personajes, cada uno con sus problemas y personalidades. Puedes empezar el título siendo un guerrero, un ladrón o hasta una bailarina exótica, pero en el camino conocerás a los otros 7 integrantes del juego, cada uno con sus dilemas personales. Algunas historias son buenas, otras sólo cumplen con su propósito. A veces conocerás las interesantes memorias de una mujer atormentada por su pasado, a veces las de un aventurero que sólo quiere conocer el mundo. El problema es que estas historias nunca se unen para crear algo mágico y aunque hay interacción entre los personajes, ésta es mínima y se siente más como un detalle que una convivencia real. Nunca es claro por qué estos 8 personajes están viajando juntos. Al parecer los creadores del Octopath tomaron muy en serio el nombre del título y las historias son más 8 caminos separados que una historia épica que se entrelaza. Aunque para mí esto fue un poco secundario, pues muchas de las historias individuales me interesaron realmente, creo que para algunos no será suficiente. Esto no quiere decir que la historia sea corta o mala, al contrario, el juego tiene 8 extensas historias que conocer que te tomarán más de 50 horas terminar, aun ignorando todas las misiones secundarias, que cabe mencionar, son algo crípticas y muchas veces no sabrás qué tienes que hacer para completarlas.

Todos los que hemos jugado algún RPG sabemos que entrar a un pueblo es entrar a un limbo de aburrición en el que tienes que hablar con personajes que muchas veces no tienen nada importante que decir. Octopath Traveler rompe con esta tediosa tradición y te permite interactuar con la gente de manera más profunda. Por ejemplo, si tienes al mercader en tu equipo puedes comprar cosas a los aldeanos o robárselas si tienes a un ladrón. También puedes retarlos a un duelo con el guerrero o platicar con ellos e indagar cosas de su vida para encontrar tesoros escondidos. Todo esto añade una dimensión interesante a las aldeas y reduce considerablemente el tedio.

Un difícil torneo en el Coliseo
Un difícil torneo en el Coliseo

Las partes importantes de cada una de las historias son completamente narradas, pero en misiones secundarias o cuando estás hablando con pueblerinos el juego se limita a producir monosílabos o simples expresiones sonoras, lo cual me pareció un acierto. Ah, y otro acierto es que el texto del juego está completamente en español.

La exploración de los calabozos no es muy profunda y básicamente consiste en ir de un lado a otro y encontrar algunos cofres escondidos. La mayoría de estos mapas no es muy extensa, pero aun así puedes perderte un poco si no pones atención.

Como todo buen RPG noventero las batallas de Octopath son por turnos y a pesar de parecer simples tienen un grado de complejidad y estrategia que las vuelve adictivas y puede hacer un mini reto de la batalla más convencional. Las peleas se centran en romper la defensa de tu oponente. Para lograrlo tienes que usar ciertas armas o elementos un determinado número de veces para que los enemigos bajen su escudo y queden desprotegidos y desorientados por un turno en el que no atacan y en el que les puedes hacer más daño. Toda tu estrategia se basa en tratar de maximizar el daño y minimizar sus turnos de ataque y eso hace que cada batalla sea interesante, pues tendrás que llevar una formación específica que cubra la mayor cantidad de armas y elementos que te ayuden a debilitar a tus oponentes. Todo buen RPG debe tener un buen grinding que consta en pelear una y otra vez para subir de nivel y poder enfrentarte a enemigos más poderosos y el de Octopath Traveler es muy satisfactorio.

Las batallas son profundas y adictivas
Las batallas son profundas y adictivas

A todo lo anterior se suma un sistema de progresión con el que irás obteniendo habilidades especiales y hasta diferentes trabajos para tus personajes, así que podrás tener a un guerrero mago o a un cazador ladrón, lo que le añade todavía otra dimensión al juego. En resumen, el sistema de batalla en sí está completo y estratégico y es un digno heredero de la dinastía de Square.

Y hablando de la Dinastía Square no podemos no mencionar la música. El soundtrack de Octopath Traveler es excelente y cumple muy bien su función. Es intenso cuando debe serlo y triste o misterioso cuando la situación lo amerita. El diseño de sonido también es extraordinario y disfruté mucho jugar este título con audífonos y descubrir la claridad de la grabación de audio en todo momento y percibir detalles como el cambio de sonido en las pisadas según el tipo de piso. Tal vez Octopath no tenga melodías tan épicas como las del célebre compositor de Final Fantasy Nobuo Uematsu, pero cumple su cometido y lo hace muy bien.

En lo personal Octopath Traveler logró hacerme recordar mi infancia y me hizo sentir lo mismo que cuando jugaba esos extraños RPG de Squaresoft en mi sillón (diccionario inglés-español en mano) inmerso en historias épicas, batallas estratégicas que requerían toda mi atención e inteligencia y que me hacían decir “20 minutos más y ya” … que se extendían hasta las 3 de la mañana.

En resumen, Octopath Travleler es un juego lleno de nostalgia, con una dirección de arte muy interesante, un combate profundo y adictivo, una banda sonora digna del legado de Squaresoft y una historia extensa, aunque inconexa. Si eres un jugador de la vieja escuela y disfrutaste los JRPG clásicos, este juego definitivamente está hecho para ti y lo apreciarás enormemente con una lagrimita en el ojo. Si no le entraste a la oleada del juego de rol de los 90, Octopath Traveler es una magnífica oportunidad para conocer el sistema de batalla por turnos, el arte de pixeles y para entender por qué hubo tanto alboroto por este tipo de juegos.

¡Nostalgia sin fin!
¡Nostalgia sin fin!

¿QUÉ TE PARECIÓ Octopath Traveler

?

14 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

14 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.9

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos