Review

Captain Toad: Treasure Tracker (Switch)

Una pequeña gran aventura

LEVELUP

8.9

Muy bueno

PROS:

Experiencia fiel a la original en el modo portátil

Los escenarios de Super Mario Odyssey son divertidos y respetan la esencia del juego

Mejora de resolución en el modo televisor

Se eliminó la necesidad de escanear el amiibo de Toad para acceder al modo de escondidillas

CONS:

Los niveles de Super Mario 3D World fueron retirados

Modo cooperativo desangelado

La experiencia pierde un poco de magia al jugarse en el modo televisor

Para Nintendo, llevar juegos para Wii U a Nintendo Switch es una estrategia que cumple varios objetivos. El primero es claro: evitar que exista mucho tiempo entre lanzamientos first-party. El segundo es hacer que juegos que hoy son vistos como clásicos de culto reciban la oportunidad que se merecen de llegar a un público mucho mayor y diverso.

Así pues, siguiendo la misma idea que ya llevó a Switch títulos como Mario Kart 8, Hyrule Warriors y Donkey Kong Country: Tropical Freeze, Nintendo decidió que Captain Toad: Treasure Tracker debía ser uno de sus lanzamientos para el verano de 2018. Ya que el original fue bien recibido por la crítica y aclamado por quienes lo jugaron se trata de una idea que, en teoría, tiene todo para ser buena; sin embargo, hay una gran duda, ¿Captain Toad cuenta con los argumentos suficientes como para enamorar a una audiencia a 4 años de su lanzamiento original?

Un héroe que no puede saltar

Captain Toad: Treasure Tracker es un proyecto que parte de unos escenarios de Super Mario 3D World en los que los jugadores controlan a Captain Toad, un personaje que no puede saltar por el enorme peso que carga en su mochila. Así pues, para lograr sus objetivos debe andar con mucho cuidado y esperar a que el jugador le ayude a superar obstáculos al interactuar con el mundo. Este concepto agradó a Shigeru Miyamoto, por lo que animó al equipo a desarrollar esta idea en un spin-off de 3D World.

El resultado de este experimento fue Captain Toad: Treasure Tracker, un juego donde la verdadera estrella son sus escenarios, los cuales son pequeñas maquetas tridimensionales que se pueden ver desde cualquier ángulo. De esta manera, es necesario que muevas la cámara y encuentres el camino por el que el Captain Toad pueda recolectar tesoros y llegar a la estrella de cada nivel. Aunque la acción es constante, Treasure Tracker no es un título como el de la serie que deriva, sino más bien una aventura de rompecabezas.

El diseño de niveles es exquisito y destaca por la enorme creatividad que presenta. Pese a que algunos temas se repiten e incluso toma mecánicas prestadas de algunas entregas de Super Mario Bros., la realidad es que la buena combinación y aplicación de conceptos permite que la mayoría de sus más de 60 escenarios sean pequeñas aventuras contenidas que querrás visitar en más de una ocasión. Esto es así ya que, además de que cada uno se puede disfrutar de un bocado, cada escenario cuenta con coleccionables escondidos y objetivos secundarios.

Los niveles son pequeñas maquetas interactivas
Los niveles son pequeñas maquetas interactivas

Uno de los tropiezos de Captain Toad: Treasure Tracker es la poca variedad de sus batallas contra jefes. En todo el juego sólo hay 2 enemigos principales y cada vez que te enfrentas a ellos se siente muy similar a la primera ocasión en la que lo hiciste. Entiendo que esto es en parte a las pocas habilidades de Toad, pero es una lástima que no sean tan innovadoras como el resto del título.

Algo que hay que destacar es que Treasure Tracker es una experiencia con un excelente ritmo. Aunque los objetivos no cambian ―conseguir 3 diamantes y alcanzar la estrella al final del nivel―, los niveles se sienten muy variados gracias a los elementos de juego que presentan, por lo que es una experiencia que difícilmente te cansará.

"El diseño de niveles es exquisito y destaca por la enorme creatividad que presenta".

Sobre la trama, la realidad es que no hay mucho que decir, ya que el título está enfocado en sus mecánicas y la historia toma un rol secundario. Se trata de una aventura en la que el Captain Toad sale al rescate de Toadette, quien fue secuestrada por Wingo, una malvada ave con aspecto de cuervo y habilidades mágicas. Como dije, es un elemento poco profundo y al cual se le dedica poco tiempo ya que el objetivo del juego es otro.

Hace 4 años reseñamos la versión para Wii U de Captain Toad: Treasure Tracker, así que, si quieres saber más sobre lo que lo hace un buen juego, te invitamos a hacer clic aquí.

El juego ofrece distintos tipos de escenarios
El juego ofrece distintos tipos de escenarios

Expediciones en Nintendo Switch

La principal novedad de Captain Toad: Treasure Tracker para Switch es que cuenta con 4 niveles inspirados en Super Mario Odyssey. En ellos, los jugadores que terminen la aventura principal podrán visitar reinos como Tostarena y New Donk City, pero ahora como pequeños escenarios en los que el Captain Toad debe conseguir una Power Moon. A diferencia de los escenarios de Super Mario 3D World ―los cuales fueron criticados por ser muy grandes y sentirse vacíos― los basados en Super Mario Odyssey tienen el mismo diseño de diorama que otros escenarios de Treasure Tracker. Así pues, su gran acierto es que, en lugar de llevar al Captain Toad a escenarios que no están diseñados para sus habilidades de exploración, Nintendo tomó la esencia de los lugares de la aventura de Mario y la adaptó para que sean verdaderos niveles de Captain Toad.

Varios tesoros se esconden en New Donk City
Varios tesoros se esconden en New Donk City

Los 4 niveles son un elemento que recibimos con los brazos abiertos, pero tampoco son perfectos. Mientras 2 de ellos ―Tostarena y New Donk City― son experiencias al nivel de los mejores escenarios de Treasure Tracker, el resto están hechos para acabarse rápidamente y se sienten poco memorables. Creo que Nintendo debió concentrarse en hacer que todas las escenas bonus de Mario Odyssey fueran de exploración, en lugar de ofrecer gameplay diferente.

"Nintendo tuvo que idear soluciones para llevarlo al modo televisor de Switch".

Aunque los niveles de Super Mario Odyssey son infinitamente superiores a los de Super Mario 3D World, hubiera preferido que fueran una adición y no un reemplazo. Aunque no se ajustan del todo a las habilidades del Captain Toad, eran una manera fresca de visitar las zonas del juego para Wii U y no hubiera estado de más que la audiencia que regresó a Nintendo con Switch las conocieran.

La versión original de Treasure Tracker recibió una actualización postlanzamiento que añadió un modo de juego especial que sólo se podía desbloquear con el amiibo de Toad. En ella, una versión pixeleada del personaje se esconde en cada uno de los escenarios y la misión del jugador es encontrarlo. Esta modalidad está de vuelta en Treasure Tracker para Switch, pero ahora está abierta para todos, por lo que se puede acceder después de completar por primera vez cada nivel. Ten en cuenta que la funcionalidad amiibo no desapareció por completo, ya que aún puedes escanear tus figuras de Nintendo para obtener vidas.

Captain Toad: Treasure Tracker está diseñado para ser jugado con una pantalla táctil, por lo que Nintendo tuvo que idear soluciones para llevarlo al modo televisor de Switch. La manera en la que Nintendo superó este obstáculo fue con la introducción de un cursor que el jugador puede mover con el giroscopio del Pro Controller o los Joy-Con. Esto significa que en lugar de tocar la pantalla, el jugador selecciona el elemento que le interesa con el cursor y presiona ZR para interactuar con él. Es sorprendente lo bien que se controla este cursor, sobre todo cuando se mueve con uno de los Joy-Con. De hecho, se siente casi como si estuvieras apuntando con un Wii Remote a la pantalla pese a que se trata de un hardware completamente diferente.

El cursor te permitirá interactuar con el mundo
El cursor te permitirá interactuar con el mundo

Por desgracia, tampoco puedo decir que jugarlo de esta manera sea perfecto. Sí, funciona muy bien, pero también hace que Captain Toad: Treasure Tracker pierda un poco de su magia original. A lo que me refiero es que hay algo especial en la posibilidad de usar tus manos para interactuar con el mundo. Poder tocar estructuras y ver como se mueven; hacer dibujos en la arena; descubrir monedas ocultas detrás de un póster al hacer contacto con él o tan solo poner un dedo sobre un enemigo para evitar que ataque al Captain Toad me hacen sentir inmerso en su mundo. Tristemente, no puedo decir que lo mismo sucede cuando uso el cursor.

Esos no fueron los únicos cambios necesarios por las características de hardware de Switch. De hecho, dado a que carece de micrófono, fueron eliminados los puzzles en los se debía soplar para levantar algunas plataformas. Aunque no formó parte del grupo que odió esta característica del lanzamiento original, tampoco la extrañé en mi segunda vuelta al juego.

La última novedad de este port es un modo cooperativo desangelado que se siente como algo que fue añadido de último minuto. En él, uno de los jugadores debe controlar a Toad mientras que el segundo utiliza el Joy-Con derecho para apuntar a la pantalla y arrojar nabos a enemigos o interactuar con elementos del escenario. Como ya dije, es un modo con poca gracia y que se queda corto en comparación a la creatividad que caracteriza al resto del juego.

Todo aventurero necesita un descanso
Todo aventurero necesita un descanso

Visualmente impecable

Visualmente, las diferencias entre Captain Toad: Treasure Tracker para Switch y para Wii U se reducen a la resolución. La versión original corre a 720p —igual que muchos otros juegos para Wii U— y se mantiene así cuando se disfruta en el modo portátil de Switch, pero aumenta a 1080p cuando decides ponerlo en el dock. De esta manera alcanza un aspecto mucho más nítido, lo cual sin duda es bienvenido para apreciar mejor sus bellos y variados escenarios.

En el apartado de desempeño tampoco hay mucho que decir, ya que es igual al que presenta el lanzamiento original. En otras palabras, es una experiencia que corre a sólidos 60 fps en todo momento, incluso en sus escenarios más demandantes.

Recordemos que Captain Toad: Treasure Tracker es un port, por lo que es normal que tenga pocas novedades, en especial en el apartado visual. Dicho esto, la realidad es que tampoco es como si Nintendo nos hubiera quedado a deber en este apartado, ya que los gráficos del original rindieron justicia a su espléndida dirección de arte.

<em>Trasure Tracker</em> nos lleva a bellos escenarios
Trasure Tracker nos lleva a bellos escenarios

¿Una aventura que se debe vivir 2 veces?

"Tiene una identidad única llena de innovación y sofisticación".

El caso de Captain Toad: Treasure Tracker para Nintendo Switch es muy similar al del port de Donkey Kong Tropical Freeze. Ambos son juegos que muestran lo mejor del sello Nintendo y es bueno ver que se haga justicia y que tengan la oportunidad de llegar a un público mucho mayor. Sin embargo, resulta difícil recomendarlos a quienes ya lo jugaron porque sus novedades significativas son pocas.

En otras palabras, se trata de una compra obligada para todos los fans de Nintendo que se lo perdieron en Wii U. Captain Toad es un juego encantador con un excelente y astuto diseño de niveles. Además, tiene una identidad única llena de innovación y sofisticación pese a que aparenta ser sencillo. Dicho esto, quienes ya lo hayan disfrutado posiblemente sentirán que no hay razones suficientes para comprarlo, puesto que el catálogo de Switch es cada vez más robusto y seguramente su dinero estará mejor destinado a una experiencia que no hayan disfrutado antes.

¿QUÉ TE PARECIÓ Captain Toad: Treasure Tracker

?

5 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

5 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.4

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos