Review

State of Decay 2

Un apocalipsis de supervivencia accesible y divertido

LEVELUP

8

Bueno

PROS:

Una experiencia de supervivencia accesible y enfocada

La gestión de comunidad te mantendrá pensando continuamente en cómo resolver los problemas

Narrativas emergentes que inicialmente mantienen fresca a la experiencia

El sistema general de supervivencia te motiva a explorar constantemente

Combate sencillo y emocionante

CONS:

Tiende a tornarse repetitivo en las etapas finales

Multijugador simple sin mucha sustancia y pocos incentivos

La plaga de sangre es superficial

State of Decay, título debut del desarrollador norteamericano Undead Labs, sorprendió a propios y extraños con un producto que mezcló elementos de acción zombie, administración y, curiosamente, un excelente diseño, aunque contenía numerosos errores técnicos que mancharon su aceptación mediática. En esta ocasión, el pequeño desarrollador de Washington pretende cautivarnos con la segunda parte de su simulador zombie de supervivencia, State of Decay 2, que llega a Xbox One y a Windows 10 simultáneamente, es básicamente lo mismo, pero mucho mejor.

Comencemos por lo esencial. State of Decay 2 es un juego de zombies en tercera persona que logra separarse de otras entregas dentro del malentendido y desgastado conglomerado de títulos que comparten las etiquetas supervivencia, sandbox, mundo abierto y zombies. Mientras que algunos de estos juegos se empeñan en seguir avenidas de realismo, State of Decay 2 se conforma con presentar una experiencia que retrata el hipotético escenario apocalíptico con accesibilidad, sin complicaciones y de una forma interesante libre de pretensiones.

Esta experiencia de supervivencia zombie se distingue porque puedes gestionar una comunidad de sobrevivientes con personalidades únicas, en un mundo abierto con objetivos dinámicos al mismo tiempo que exploras locaciones en busca de suministros y mantienes a raya la amenaza de los muertos vivientes. Lo interesante es que cumple con esa premisa con efectividad en un producto que es accesible y honesto consigo mismo.

Lo sobresaliente de State of Decay 2 es que hila de forma inteligente la experiencia porque te mantiene enganchado la mayoría del tiempo. Esta aventura comienza cuando eliges a 3 personajes que son generados aleatoriamente y que serán la fundación de tu nueva colonia. El giro interesante es que los sobrevivientes son tan variados como las personas que habitan el mundo real, así que encontrarás nerds adictos a las computadoras, campeones de Halo, amantes de las películas de vaqueros, estudiantes de ciencias, medicina y hasta quienes abrazan árboles.

"State of Decay 2 es que hila de forma inteligente la experiencia porque te mantiene enganchado la mayoría del tiempo"

La variedad de personajes es salvaje, pero ¿para qué demonios sirve? Bien, estas descripciones se conocen como rasgos y son la base que define las habilidades de los personajes. Por ejemplo, un campeón de Halo puede tener poca resistencia aeróbica mientras que un exmilitar puede ser competente con las armas. Sin embargo, hay ciertos rasgos que pueden detonar habilidades especiales: los nerds pueden ser hábiles con las computadoras e incluso encontramos un actor con conocimientos en jardinería. Sin embargo, no todos los rasgos ofrecen habilidades porque existen algunos que interactúan pasivamente con el resto de los sobrevivientes, como los especímenes excéntricos con gustos de moda anticuados que, curiosamente, tienen el poder de incomodar a ciertos personajes con rasgos específicos. Una completa sopa con grandes posibilidades.

La lista de variables que modifican a los personajes es grande
La lista de variables que modifican a los personajes es grande

Este sistema de rasgos introduce elementos RPG a la experiencia, pues las habilidades pueden mejorar al practicar diferentes acciones. Por ejemplo, para mejorar la condición física de un personaje hay que correr maratones y para ser un mejor luchador no hay más remedio que pelear mano a mano. Cuando estas habilidades llegan a su límite máximo, reciben la oportunidad de especializarse y dependen de los rasgos asignados aleatoriamente. Es decir, 2 personajes que obtiene el rango máximo de condición aeróbica pueden terminar siendo aguantadores o fuertes, sin embargo, un tercero se pude especializar en acrobacias. Este elemento aleatorio imprime matices que deben conjugarse en armonía cuando eliges al personal de tu comunidad, lo que te pondrá en un dilema: ¿realmente te conviene reclutar a esta persona habilidosa con una personalidad nefasta?

Tu nuevo escuadrón comienza en 3 mapas que ofrecen ambientes diferentes y su primera misión es reclamar un territorio al que puedan llamar hogar; sólo debes abrir el mapa para dirigirte a la locación o, en su defecto, explorar libremente la zona para después pelear por la locación.

"¿Realmente te conviene reclutar a esa persona habilidosa con una personalidad nefasta?"

Podrás ver cómo crece tu primera base y tendrás la oportunidad de mejorarla con el paso del tiempo. Esta edificación se divide en espacios de diferentes tamaños donde puedes construir una variedad de estructuras como habitaciones para que descansen o una enfermería para sanarlos. Obviamente, estos edificios requieren mano de obra —que llevan a cabo tus inquilinos— y materiales y suministros especiales como energía y agua. Más tarde podrás sustituir la vivienda por otra de mayor tamaño con lotes aún más grandes para acomodar construcciones cada vez más especializadas y a una cantidad mayor de sobrevivientes.

Puedes agregar instalaciones satélites que pueden apoyar a la colonia con recursos especiales. Por ejemplo, para evitar que la moral de tu equipo se deteriore puedes optar por reclamar una tiendita de café, pero esto te pondrá a pensar si en verdad la necesitas o es mejor pensar en encontrar un puesto de avanzada que te ayude con alimento o medicinas. La cantidad de anexos que puedes tener depende del nivel de tu comunidad, por lo que al inicio de la aventura deberás tomar la mejor decisión, pues los espacios son limitados.

Durante estas primeras etapas las necesidades inmediatas de tu colonia serán la comida y los medicamentos, así que la orden del día es la recolección de estos suministros. Así es como el juego te obliga a explorar el terreno inhóspito repleto de zombies, viviendas, tiendas, gasolineras, almacenes y una gran variedad de lugares donde llenar tus bolsas con ítems.

Asimismo, existe una interesante distinción entre objetos de uso común y víveres, que son: Alimento, Medicamento, Materiales de construcción, Municiones y Gasolina. Estos suplementos se encuentran aleatoriamente en todos los rincones del mapa, pero a diferencia de los objetos comunes (armas, cuchillos, bebidas energizantes y refrigerios), ocupan un lugar especial en tu inventario y sólo puedes llevar uno a la vez. Este sistema te obliga a seleccionar con inteligencia los ítems de primera necesidad en viajes continuos que te harán sentir como una mula de carga.

Tener cuidado al navegar los entornos es una necesidad porque, si causas un alboroto, lo más probable es que llames la atención de los no muertos. Por esta razón debes hurgar con cuidado los contenedores, lo que consume tiempo. Por otro lado, si eres osado puedes acelerar esta actividad, pero si fallas y haces ruido atraerás a los zombies que generalmente no quieres estar eliminando continuamente porque tus armas se deterioran y puedes resultar herido.

Las amenazas que enfrentas en el mundo exterior, los zombies, no representan un peligro por su inherente torpeza, lentitud y pobre guión de inteligencia artificial. Aquí encontramos criaturas no muertas comunes y corrientes, además de una nueva variedad que tiene un aspecto sangriento. El combate en estas instancias es rudimentario; sólo debes golpearlos con armas filosas y contundentes que tienen diferentes atributos para acabar con ellos. Sin embargo, no debes confiarte, porque cuando los números de enemigos aumentan, representan un peligro. Asimismo, los infectados especiales regresan para hacer tu vida un martirio.

State of Decay 2 implementa una mecánica conocida como la Plaga de Sangre que también funciona como un artilugio narrativo. La plaga se introduce temprano en el juego y es la enfermedad que causa la infestación de zombies; ninguno de tus personajes está a salvo, pues eventualmente podrán verse afectados por ella cuando reciben daño continuo del enemigo, lo cual te obligará a atenderlos médicamente antes de que la infección llegue a su punto máximo y afecten al resto de tus habitantes. De esta forma, queda claro que el objetivo general del juego es acabar con la infección al eliminar los corazones de plaga que son el origen y que están resguardados por numerosos enemigos. Sólo asegúrate de ir bien armado y acompañado para eliminarlos porque cada corazón que eliminas refuerza al siguiente.

"Esto te motiva… más bien, te obliga a emprender aventuras a sitios cada vez más lejanos"

Con la puesta del Sol tus suministros disminuyen, lo cual te expone a la horrible realidad: eventualmente se agotarán los recursos del mapa. Esto te motiva… más bien, te obliga a emprender aventuras a sitios cada vez más lejanos y desconocidos, lo cual es una de las partes más emocionante de State of Decay 2: la constante sensación de no saber qué pasará mañana. Aquí salen a flote los sistemas de progresión con elementos RPG de los personajes. Para explorar lugares lejanos te conviene emplear a tu personal con más aptitudes. Sin embargo, no importa la condición física de un sobreviviente porque eventualmente caerá rendido de agotamiento. Esta mecánica te invita a rotar entre los personajes para evitar tener un favorito.

Tu fortaleza crecerá con el tiempo, pero también consumirá más recursos
Tu fortaleza crecerá con el tiempo, pero también consumirá más recursos

De esta forma, State of Decay 2 se convierte en una fuente de relatos inolvidables que son dignos de la literatura de supervivencia más emocionante. En verdad disfrutarás el juego cuando expongas a tus queridos sobrevivientes al peligro. Por ejemplo, en una de mis partidas extendí la corrida habitual de reabastecimiento para atender un llamado que detonó una misión emergente con una facción neutral del juego, es decir, otro grupo de supervivientes. Esto agotó e hirió a mi personaje, lo que redujo sus puntos máximos de aguante y salud, pero no regresé a mi comunidad a descansar y sanar mis heridas; la curiosidad me ganó y visité otra comunidad neutral en apuros. Al final de esta aventura en solitario me encontré completamente exhausto con muy poca barra de salud y aguante en el preciso momento que me atacó un infectado especial, el más peligroso de todos: un Juggernaut que podía eliminarme de un golpe.

"State of Decay 2 se convierte en una fuente de relatos inolvidables que son dignos de la literatura de supervivencia más emocionante."

El recuerdo exacto de cómo sobreviví es confuso por la creciente presión de ser eliminado y eso significa la muerte permanente de mi personaje. Solo concluyo que la huida fue un verdadero milagro y toda una actividad de corte legendario porque sucedió a media noche en medio de una penumbra total. Así me di cuenta que tomar decisiones —y milagrosamente superar todas las amarguras que el juego tiene preparado— es cuando State of Decay 2 brilla como una experiencia pura de supervivencia.

Sin embargo, no es necesario sufrir todo el tiempo, especialmente al explorar terrenos lejanos. Para esto, lo mejor es utilizar un vehículo, pues la entrega recicla el elemento vehicular del juego original y lo expande de diferentes maneras. Para comenzar, los autos deben ser reparados con kits de herramientas y deben ser reabastecidos con combustible que se agota con el uso; la ventaja es que tienen un rango de operación alto que facilitan la tarea de exploración, pero no son herramientas todas poderosas porque al embestir zombies pierden durabilidad. Además, puedes usar kits pesados de actualización para mejorar sus capacidades de resistencia y, en cuanto a su maniobrabilidad, es apenas aceptable y suficiente para el juego (¡vamos, no es Forza Motorsport!).

En cuanto a la narrativa, State of Decay 2 es un caso especial porque no ofrece una historia en el sentido tradicional, sino que te permite contar tu propia narrativa de supervivencia o, en su defecto, tu descenso al abismo de los horrores del apocalipsis zombie. Esto no quiere decir que carezca completamente de elementos narrativos, que existen pero son sutiles, como el ascenso de un personaje a líder de la comunidad.

Por ejemplo, durante la aventura pueden cruzar tu camino facciones hostiles u otras que demuestran que todavía hay esperanza en el mundo; incluso puedes ignorar tales llamados. También es común escuchar en la radio mensajes de agrupaciones que dan a entender que la ficción de State of Decay 2 es mucho más grande de lo que creemos. Pienso que el juego es un ejemplo de que menos es mejor y de que la mejor forma de contar una historia es nunca contarla. No necesariamente tienes que ser el héroe elegido por el destino que guía al resto a la salvación; a veces eso es aburrido.

¿Amigo o enemigo?
¿Amigo o enemigo?

Sin embargo, a pesar de que el bucle de juego es divertido y te mantiene enganchado constantemente, las cartas que reparte State of Decay 2 se agotan rápidamente. Esto es evidente en las etapas posteriores cuando el juego deja de introducir nuevas mecánicas o situaciones que resultan es una experiencia que tiene el potencial de convertirse en un martirio por lo repetitivo que tiende a tornarse. A veces, simplemente se siente cansado ir por suministros todo el tiempo, aunque, por otro lado, eso retrata perfectamente la monotonía que de los sobrevivientes de un apocalipsis. Además, el drama de la plaga de sangre es un artilugio que no se explora con la debida profundidad porque lo único que debes haces es eliminar los corazones de plaga.

Quienes jugaron la primera entrega de State of Decay seguramente quedaron decepcionados con la omisión de un apartado multijugador; después de todo, el juego pide a gritos la oportunidad de interactuar con otras personas. Ahora, Undead Labs tomó cartas en el asunto para ofrecer servicios en línea que aprovechan las bondades del diseño del juego, así que rápidamente encontrarás que es una gran adición al juego.

"el juego pide a gritos la oportunidad de interactuar con otras personas"

Como mencionamos, la parte de varios jugadores brilla en departamentos como la exploración porque es más disfrutable tener a un humano en la partida en vez de un personaje controlado por la inteligencia artificial. Por ejemplo, los NPC que te acompañan tienden a abalanzarse contra los zombies sin importar el sigilo; incluso parece que los NPC son los verdaderos zombies del juego. Esto cambia cuando estás acompañado por un verdadero humano y State of Decay 2 se convierte en otra experiencia completamente satisfactoria debido a que es posible comunicar las delicadas y sutiles reglas del enfrentamiento contra zombies que incontables fuentes de ficción y literatura nos han enseñado.

Por poner algunos ejemplos, cuando atacas los recintos infestados con muertos vivientes tus compañeros te ayudan creando distracciones que aprovechas para recolectar recursos; en otras instancias, las riñas campales tienen diferentes matices estratégicos cuando tus compañeros pastorean a los cadáveres reanimados y los aglomeran en una bola de muerte que un dispositivo explosivo bien acomodado despeja sin mucho problema y sin correr riesgos innecesarios, aunque el mismo combate contra ellos sea un riesgo en sí.

¡Huye!
¡Huye!

Debido a que al juego ofrece una historia poco convencional, el multijugador puede sentirse con poca sustancia porque como invitado no tomas parte activa del mundo del anfitrión. Es decir, no pues ser alguien de la comunidad de tu amigo ni compartir su progreso, mucho menos tomar decisiones que tengan el potencial de afectar a ambos.

En cuanto al apartado gráfico, State of Decay 2 palidece cuando se compara con otras megaproducciones contemporáneas y, ¿sabes? Es completamente aceptable cuando la dirección artística es concisa durante toda la aventura. Lo que quiero decir es que State of Decay 2 no necesita elementos visuales ultra realistas que son inalcanzables porque el resultado final es suficiente para comunicar con efectividad el mensaje principal. Por otro lado, es importante mencionar que, a diferencia de su antecesor, State of Decay 2 ofrece una experiencia estable libre de errores —mayormente—, por lo menos en su versión para Windows 10 (esta reseña será actualizada cuando probemos plenamente el juego en Xbox One X). Esto quiere decir que Undead Labs se tomó el tiempo necesario para pulir la experiencia, pues existen muy pocas asperezas.

Sin embargo, en cuanto al diseño de audio, sentimos que el juego nos quedó a deber porque pudo ser mejorado considerablemente mejor. La estructura sonora de State of Decay 2 es tradicional en el sentido de que una pista de audio suena bajo ciertas circunstancias y eso te comunica lo que está pasando a tus alrededores. Se trata de una fórmula probada que carece de originalidad y profundidad, aunque las melodías que acompañan la experiencia aportan su granito de arena para la tensar la atmósfera de supervivencia.

"Es un juego honesto que cumple con su premisa sin ser pretencioso"

Recapitulando, State of Decay 2 suena completamente trillado y aburrido; nada que no hayamos vivido con anterioridad dentro de los géneros de zombies y supervivencia; sin embargo, ofrece un buen enfoque que no es ni muy ambicioso ni muy flojo. Es un juego honesto que cumple con su premisa sin ser pretencioso como un punto de entrada a este malentendido género de nicho. Es probable que, si te gustó la primera entrega, este segundo juego sea de tu completo agrado porque mejora considerablemente los apartados más atractivos del original. Al final, quedamos deleitados con la experiencia de supervivencia que ofrece State of Decay 2, en especial cuando aprendimos a dejar la seguridad de nuestra zona de confort y enfrentamos los horrores del apocalipsis zombie… por lo menos hasta que todo se torna repetitivo.

Improvisa, adáptate y supérate
Improvisa, adáptate y supérate

¿QUÉ TE PARECIÓ State of Decay 2

?

12 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

12 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7.1

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos