Battlefield 4PC

La renovada experiencia del clásico combate de 64 jugadores

Por Luis Sánchez El 30 de octubre a las 20:55

Lo bueno

Mapas balanceados y bien diseñados, con variedad de situaciones para experimentar gracias a Levolution. Campaña sencilla y sin complicaciones. Los nuevos detalles dentro de la fórmula ganadora del multiplayer refrescan la experiencia. Battlelog es más sencillo de usar. La modalidad Commander redefine el trabajo en equipo. Buena sinergia entre kits y clases.

Lo malo

Problemas de pérdida de audio en ciertos niveles. Campaña carente de inspiración y sustancia. Los vehículos ya no se sienten tan imponentes como antes. Los Levolutions pierden impacto visual con el paso del tiempo.

Después de una espera no particularmente larga, DICE regresa para seguir demostrando que son los reyes en el diseño de experiencias multijugador, y redimirse después de entregar una campaña débil. Nos preguntamos en qué forma evolucionarían una experiencia que ya es única en su tipo.

Los momentos Battlefield están presentes en el multijugador y DICE quiere que también sucedan durante la campaña de un jugador, así que en esta ocasión se esforzaron para mejorar la experiencia en solitario que ha sido considerada uno de sus puntos débiles en años recientes. En esta ocasión, encarnas al líder del escuadrón Tombstone del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, un conjunto de valientes soldados que deberán hacer lo correcto sin importar cuáles órdenes reciban.

La historia en la campaña no es difícil de entender o descifrar; eres enviado a China para extraer a un VIP que está relacionado con el asesinato del futuro presidente de ese país, perpetrado por el almirante Chang, quien obtuvo el poder después de un golpe de Estado. A partir de esto, toman lugar diferentes dramas y misterios con el fin de evitar la guerra que Chang tiene entre manos. Visitarás diferentes locaciones en Asia con una variedad saludable de escenarios y situaciones que, como en todo buen FPS, consistirán en abrirte paso a través de hordas de enemigos. El excelente trabajo de DICE te lleva a combatir en diferentes vehículos blindados en tierra y mar; en resumen, todo lo que se puede esperar de una campaña digna de Battlefield.

En los tiroteos a pie, que son mayoría, se aprecia la bienvenida a las áreas abiertas que invitan a probar diferentes rutas y a experimentar con varias armas y estilos de juego, un cambio saludable a los corredores en rieles acostumbrados en el género de la guerra moderna; una vez más, esto habla del esfuerzo de DICE en el desarrollo de la entrega. En cuanto a la destrucción de escenarios, característica de Frostbite, estarás feliz al ver de regreso el nivel alcanzado en Bad Company 2. Ahora, la mayoría de las piezas que adornan los mapas se pueden destruir, algo sumamente divertido en los tiroteos y que te motiva a seguir en movimiento, ya que no tendrás un escondite seguro.

Cabe mencionar que aunque Battlefield 4 no es una secuela directa de la entrega anterior, comparte el panorama político que desataron los hechos en ella, así que los jugadores con buena memoria recordarán a un personaje que vuelve a aparecer y aquí hay un problema: por más soldados que hayan intentado regresar, su carencia de importancia y personalidad los volverán prácticamente invisibles. Lo mismo sucederá con el escuadrón Tombstone, en el futuro sus actos de valentía quedarán en el olvido. Es por esto que seguimos recordando la personalidad de Terrence Sweetwater de Bad Company 2.

Sin embargo, pese a presentar más oportunidades para juguetear con los elementos destruibles en el mapa, todo se trata de ir del punto A al punto B, sin condiciones de victoria ni retos que pongan a prueba tu habilidad o imaginación. En cuanto a la historia, DICE fuerza elementos dramáticos desde el primer instante; ¿por qué deberías sentir empatía por un personaje que apenas ha estado un par de minutos en pantalla? La escena donde el líder original de Tombstone pierde una pierna es totalmente presuntuosa e incluso es inconsistente con el resto del escuadrón; a lo largo del juego, los personajes basan sus acciones y buscan apoyo en alguien que no existe, que no tiene presencia y no puede decidir, lo único que hace por ellos es, literalmente, abrir puertas porque el guión dice que debes presionar un botón para continuar. Además, como no reciben daño, se puede decir que no existen, por lo que no tienes que preocuparte por ellos.

Así es como la campaña de Battlefield 4 pasa sin pena ni gloria; es un viaje explosivo, ruidoso e insípido, afectado por momentos de letargo donde eres suprimido mientras el resto de los NPC decide por ti. Por fortuna, la campaña de 7 misiones es muy corta y pasarás al multijugador rápidamente.

Los veteranos de la entrega anterior de inmediato se sentirán como peces en el agua. Salvo por una pequeña modificación en el esquema de controles, todo lo que hizo grande a Battlefield 3 sigue presente y hay más: gran repertorio de armas y accesorios para las clases, destrucción superior de estructuras, gigantescos mapas, frenético combate motorizado y de infantería; todos estos elementos se encargan de renovar la experiencia que mantiene este apartado como una experiencia única en su tipo.

El campo de batalla estará definido por el tipo de mapas, que en esta ocasión presenta un diseño superior al de entregas pasadas, con una cantidad sin precedente de nuevas experiencias y oportunidades de juego gracias a Levolution, un nuevo elemento que impactará el terreno de juego de maneras nunca antes vistas en la franquicia.

Un gran ejemplo de esto es Flood Zone, un mapa de combate urbano parcialmente inundado, que combina vehículos terrestres y acuáticos. No olvidaré la primera vez que estuve en él; al llegar en un jeep al complejo de apartamentos fuimos interceptados por una tanqueta con poder suficiente para hacernos pedazos. Naturalmente, huimos y enseguida nos encontramos participando en una persecución en un juego del gato y el ratón en las inundadas calles de Flood Zone. Eventualmente, destruyeron nuestro vehículo y no quedó más remedio que correr a la seguridad de un edificio que nos dio acceso a los techos; allí encontramos un segundo campo de batalla en sí. La acción pasó de angostas pasarelas a un cruel intercambio de disparos en una porción más abierta con cientos de posiciones donde tomar cobertura; el combate se transformó en personal y a distancia, el fuego enemigo llegó de todas direcciones así que nos vimos obligados a besar el suelo y encontrar objetivos de manera cautelosa. Si enfrentar a la tanqueta fue peligroso, en los techos no había un lugar seguro.

Lo anterior es un pequeño ejemplo de la variedad de situaciones en las que puedes participar gracias al diseño de mapas. Las opciones dan lugar a todo tipo de estilos de juego, así que tienes Golmud Railway, un mapa a gran escala donde el combate aéreo es clave para la victoria; Levolution es el tren que se mueve lentamente hacia la base del equipo que lo controla; Rogue Tranmission, donde combates bajo un gigantesco radiotelescopio que al ser destruido perjudica el movimiento de los vehículos pesados y transforma el centro del mapa en territorio para infantería. Los Levolutions pueden ser sutiles como en Golmud y Transmission, pero también los hay a gran escala como en Lancang Dam, donde una presa puede ser destruida, o el portaviones que se estrella en la playa en Parcel Storm, que no sólo será un espectáculo visual, sino que cambiará las condiciones del mapa, dificultando la localización de objetivos.

Los Levolutions que modifican el campo de batalla requieren que los jugadores cumplan ciertos requisitos, como destruir una estructura; las primeras 5 veces que esto ocurre es espectacular, pero más adelante apenas lo notarás porque todos aprenden a ejecutarlo y el grado de asombro se pierde rápidamente gracias al frenético combate.

En el apartado de las armas, Battlefield 4 cuenta con la saludable variedad de Battlefield 3, no hubo necesidad de innovar en este aspecto, pero sí se modificaron los kits de cada clase. Ahora se sienten más orientados a terminar con los vehículos porque pueden desbloquear explosivos. El cambio más notorio es la clase de Recon, que comienza con explosivos C4, lo que hace más agresivo su estilo de juego.

También encontramos una lista de agradables sorpresas. Por ejemplo, al recargar tu arma, si contaba con balas dentro del cartucho, el soldado perderá dicho cargador junto con las balas que sobran, ya no hay una pileta mágica de municiones, que se administran automáticamente, y como resultado, es posible que te quedes sin carga rápidamente, lo que fomenta la sinergia de la clase de support con el resto. Los rifles francotirador también recibieron una mejora, ahora es posible ajustar la distancia a la que está configurada el centro de la mira; esto quiere decir que al ajustar una mira telescópica a 500 metros, el centro de la mira debería ser el lugar donde impacte la bala, evitando que requieras apuntar arriba considerando la parábola del proyectil; y en este punto déjame decirte que dominar un aspecto técnico de tu arma es un elemento sumamente gratificante.

La lista de desbloqueables para cada arma es impresionante, hay una gran variedad de oportunidades de configuración, desde miras telescópicas hasta agarraderas para modificar su comportamiento. El requisito es eliminar adversarios con un arma específica para comenzar a recibir adiciones. También están los Battlepacks, que son cajas imaginarias que recibes al subir rangos y que contienen boosts de experiencias y miras avanzadas para tus armas, camuflajes, etc. Cabe señalar que conseguirlos es aleatorio.

Los vehículos recibieron un cambio radical, ya no cuentan con munición infinita, por lo que su uso requiere atención especial. Para reabastecer, es necesario esperar cierto tiempo, de modo que su uso deberá ser en un explosivo para hacer el mayor daño posible, antes de retirarte a reabastecerse. Es un cambio agradable que implementa un nuevo nivel de estrategia.

Un defecto de Battlefield 4 es el evidente miedo de DICE por permitir que los jugadores con habilidad dominen el campo de batalla, y se nota en especial, con los vehículos. Los jets de combate no hacen suficiente daño, las ametralladoras vulcan de los helicópteros lanzan dardos de goma, lo cual provoca que eliminar a un adversario requiera varios impactos. En general, se aprecia el énfasis en la infantería y la reducción del poder a los vehículos blindados, pues todas las clases cuentan con explosivos y la clase de ingeniero comienza con un lanzacohetes cuyo misil, al ser disparado, corrige su trayectoria inmediatamente hacia un vehículo sin que sea necesario apuntarlo directamente, además de que puedes hacerlo detrás de cobertura. Podría decirse que esta entrega es la más casual de la franquicia debido a que carece de bordes afilados que comprometan la integridad de los jugadores.

La modalidad Comandante de Battlefield 2 regresa, una petición que DICE quedó a deber en la entrega anterior. Este nuevo puesto está reservado a quienes tengan rango superior a 10 y es un gran apoyo en el campo de batalla. Como comandante, puedes elegir la forma de apoyar a tu ejército, sea repartiendo suministros, atacando con misiles guiados o con visión mediante el empleo de vehículos aéreos no tripulados. Este modo se beneficia aún más con la adición del VoIP para comunicarte con el resto del equipo, una sorpresa después de que DICE lo dejará fuera y optará por integrarlo en Battlelog.

Ya que mencionamos Battlelog, este elemento también recibió una actualización; ahora es más ordenado y organizado. De inmediato se aprecia un énfasis social, ya que las tablas de posiciones están repartidas por regiones; incluso después de asignar tu locación es posible ver los nombres de otros jugadores que han hecho lo mismo en tu región, esto con el propósito de competir contra ellos en la tabla de posiciones. Un detalle más es que puedes crear tu propio emblema para dar personalidad a tu soldado y al vehículo que tripulas.

En el aspecto técnico, nos sorprendió la suavidad con la que Battlefield 4 corrió en nuestro sistema, pero al parecer, tenemos suerte, ya que en los foros oficiales del juego, se reportan inconsistencias en los cuadros por segundo con algunas configuraciones de hardware. Dejando esto a un lado, gráficamente Battlefield luce espectacular; sabemos que Frostbite es el responsable, pero es digno volver a mencionarlo. El trabajo de las texturas y efectos luce muy bien, las animaciones siguen siendo de primer nivel y estamos contentos con los efectos climáticos que cambian la percepción de los mapas. El departamento de sonido se mantiene en el mismo nivel que el gráfico, de modo que aún es espectacular estar dentro del campo de batalla y recibir una pesada carga sensorial que hace de cada enfrentamiento una experiencia audiovisual única en su tipo.

Al final del día, el multijugador de Battlefield 4 se mantiene como la parte central de toda la experiencia y nuevamente es una lástima encontrar, una vez más, una campaña sin sustancia ni emociones fuertes; si te gustan las historias bélicas, aquí no encontrarás una de gran calidad. Por otra parte, Battlefield 4 sigue siendo un benchmark para modelos multijugador aptos para toda clase de jugadores que buscan una experiencia única en su tipo. Si te gustó la entrega pasada, te enamorarás inmediatamente de esta experiencia renovada.

Muy Bueno
8.5
 

81

Ficha del Juego

Battlefield 4

Xbox 360, PlayStation 3, PC, PlayStation 4, Xbox One

por DICE

29 / Octubre / 2013

Sitio Oficial »

Battlefield 4 Launch...

Fecha 29 de Octubre del 2013




MÁS REVIEWS