Review

Dragon’s Crown

Sumérgete en un mundo medieval lleno de magia

LEVELUP

9

Excelente

PROS

    Lo bueno: Gameplay adictivo y sencillo

    Gran variedad de armas e items

    Maravilloso diseño de arte

    Gran rejugabilidad

CONS

    Narración que se vuelve tediosa

    Cursor nefasto

    Sólo es posible comunicarse online por medio de voz

Desde los primeros minutos, Dragon’s Crown destaca en 2 aspectos importantes: el maravilloso estilo de arte y la sensación de familiaridad que genera este beat them up moderno. Si eres de aquellos que pasaba horas frente a la pantalla conquistando Golden Axe y extrañas lo reconfortante que solían ser juegos de este estilo, presta atención, pues esta producción de Vanillaware trae de regreso la mejor mezcla entre RPG y Dungeon’s and Dragons.

Si no has escuchado hablar de Dragon’s Crown, tal vez se debe a que permaneciste en la oscuridad unos años. Con un controvertido estilo de arte, este título llamó la atención de los poco familiarizados porque muestra los atributos femeninos de una forma un tanto exagerada. Pero antes de que creas que se trata de un juego sexista o que sólo busca convertir a las mujeres en objetos, te diré que representa de manera única un ambiente lleno de dragones, piratas, caballeros y vampiros, y te sumerge de inmediato en un mundo digno de un libro medieval.

Ahora, si eres fanático de los side scrolling, como Dungeons & Dragons, reconocerás de inmediato las referencias de este clásico en Dragon’s Crown. Comienzas por seleccionar uno de los 6 personajes predeterminados: el mago, la hechicera, el guerrero, la amazona, el enano y la elfa; es importante tomar en cuenta que son únicos y esto se refleja en sus habilidades, además de que están creados para adaptarse a cada estilo de jugador. El guerrero es mucho más sencillo y fácil de entender, mientras que la elfa es de los más avanzados, pues está diseñada para quien busca un reto más grande.

Debido a que incluye elementos de RPG, cada personaje tiene su árbol de habilidades que mejoras al progresar de nivel y al reunir puntos de habilidad; también cuentan con armas específicas que obtienes de manera aleatoria en los calabozos. Al combinarlas con las habilidades consigues distintos resultados: ataques de fuego, de hielo o eléctricos, así que las mejoras estarán basadas en la clase de ataques que busques o en el tipo de enemigo que enfrentes. En adición, existen items como anillos, aretes, amuletos que brindan mejoras en defensa, vida o magia, así como resistencia contra todo tipo de elementos y enemigos.

Los desarrolladores buscaron un acercamiento más sencillo a la historia y no trataron de extenderla más de lo debido. Todo se relata con imágenes, pero con un sencillo efecto de animación que mantiene la estética del juego, y lo acompaña un soundtrack excepcional. Después de unas horas, la historia pasará a segundo término, pero no porque sea mala, sino por lo adictivo del gameplay, que te hará querer pasar todas las escenas y saltar directo a la acción.

Dragon’s Crown es como cualquier beat them up sidescrolling: en un mundo 2D, recorres pasillos mientras eliminas cuanto enemigo se cruza en tu camino. Existen cuartos secretos y áreas ocultas a los que accederás con un clic; con el stick derecho manejas un cursor por la pantalla y al dar clic envías a uno de tus aliados a realizar la acción. Lamentablemente, la opción es algo confusa y no se adapta al modo de juego porque está diseñada para los controles táctiles del PS Vita y sólo se hizo un port al PS3.

La mayoría de los cuartos secretos conducen a más tesoros ocultos en cofres, y al terminar cada calabozo una pantalla te muestra el loot que obtuviste. Debido a que se generan de manera aleatoria, no sabrás cuáles características tienen los items que conseguiste, pero existe la opción de pagar una módica cantidad para conocerlas o de venderlos, si son de un nivel más bajo. Los items están divididos en grados; los más débiles son los E y los mejores están catalogados con S y ofrecen mejoras más importantes.

Pueden jugar hasta 4 personas de manera local durante el inicio y a la mitad del juego, accederás al multijugador en línea, donde podrás unirte a partidas aleatorias o ingresar en la que haya creado un amigo. En palabras de sus desarrolladores, esto tiene como objetivo mantener el balance, ya que si un nivel alto ingresara en la partida de un nivel bajo, el juego se rompería y toda la diversión quedaría eliminada.

Ahora, si lo tuyo es jugar en solitario, está la opción de reclutar aliados controlados por la inteligencia artificial, algo sumamente importante, ya que al avanzar será cada vez más difícil combatir contra los jefes sin ayuda. La acción se vuelve frenética cuando 4 jugadores se encuentran en pantalla; la variedad de poderes y ataques puede ser excesiva y es posible que pierdas de vista tu objetivo o incluso tu personaje, lo que te haría fallar al atacar o tener la menor cantidad de vida al enfrentar un jefe.

Al terminar cada misión, puedes volver al pueblo y visitar la tienda, elegir a tus aliados, mejorar tus habilidades e incluso cumplir misiones secundarias que desbloqueas conforme avanzas en la historia. Esto es un respiro para la acción frenética y es donde planeas tu estrategia, acomodas tus items y te preparas para el siguiente calabozo. También se ofrece la posibilidad de seguir la aventura por los calabozos sin la necesidad de volver al pueblo, lo cual te da bonus para encontrar tesoros y más oro; sin embargo, no es recomendable porque así no recargas tus habilidades ni reparas tu equipo. Toma esto en cuenta, si quieres una aventura maratónica.

Uno de los aspectos en los que brilla Dragon’s Crown son los combates contra jefes. Cada batalla resulta más épica que la anterior y aunque la estrategia no es difícil, requiere trabajo en equipo; además, al avanzar de nivel aumenta la complejidad de los jefes, por lo que necesitas abastecerte de items acordes con tu forma de combate. Algunos de estos resultan un dolor de cabeza por los niveles de vida que manejan y es probable que falles las primeras veces que intentes enfrentarlos, pero con paciencia y después de enfrentar jefes anteriores para conseguir experiencia, terminarás por salir victorioso.

Al terminar el juego se desbloquea una nueva dificultad que incrementa el nivel de los enemigos y agrega un nuevo límite de nivel en los jugadores. Esto significa que en la dificultad normal el enemigo final tiene un nivel 25, en hard es 65 y en infernal es 99. Si planeas completar el título, toma en cuenta que cada Run te lleva alrededor de 15 horas, así que la rejugabilidad es inmensa. Finalmente, también desbloqueas un nuevo modo donde enfrentas oleadas de enemigos a lo largo de pisos con calabozos así como jefes y mini jefes aleatorios.

Dragon’s Crown es la mezcla perfecta entre gameplay adictivo y un sistema de combate sencillo pero que puede llegar a ser un reto para quienes busquen sumergirse en la aventura. En una época donde la mayoría de los beat them up son mediocres y tienen una duración mínima, este título se levanta con la corona

¿QUÉ TE PARECIÓ Dragon´s Crown

?

3 Usuarios han calificado éste juego. Dános tú opinión.

3 Usuarios han calificado éste juego.

Terrible

Terrible

Muy Malo

Muy Malo

Malo

Mediocre

Bueno

Muy Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos