Review

Trine 2: Director’s Cut

Una cautivadora aventura de magia y fantasía

LEVELUP

8.4

Muy Bueno

PROS

    Ingenioso esquema de acertijos

    Aprovecha muy bien el GamePad

    El cooperativo tiene buena implementación

    Increíble presentación visual

    Tiene una muy buena duración

CONS

    Poca variedad de acertijos

    Tiende a ser repetitivo

    Faltan explicaciones de lo que puedes hacer con tus habilidades

    Las batallas con jefes son muy simples

    No hay forma de comunicarse con otros jugadores durante el multiplayer en línea

Aunque los juegos más ejemplares en calidad de producción y nivel de entretenimiento suelen provenir de estudios reconocidos, algunas joyas surgen de lugares insospechados, y la mejor evidencia es Trine 2, un virtuoso título indie de plataformas, que valiéndose de ingeniosas mecánicas y presentación visual alucinante para crear una atmósfera adictiva, destaca en la oferta de esta generación.

A manera de cuento de hadas, la historia es narrada por una carismática voz que describe las aventuras –y desventuras– de un trío de héroes, quienes por azares del destino son elegidos para salvar al reino de una amenaza maligna. Cada uno decide aceptar la misión por motivos distintos, y mientras el hechicero Amadeus sólo quiere proteger a su familia, el impetuoso guerrero Pontius busca gloria y justicia, y para la escurridiza ladrona Zoya, todo se resume a las riquezas que habrá al final de la aventura.

Lo interesante es que esta diversidad de personajes se traduce en la experiencia de juego, pues el mago no tiene habilidades de ataque pero es capaz de invocar objetos que ayudan a abrirse paso en el escenario, como una caja sobre la que puedes pararte o mover elementos del entorno. Por su parte, la sigilosa protagonista usa una cuerda para sujetarse de ciertas superficies, y hasta columpiarse para atravesar precipicios, además de que las flechas son su arma predilecta. Por último, el valeroso caballero utiliza su espada para golpear enemigos, su escudo para repeler ataques y su mazo para derribar obstáculos. Puedes alternar al instante el uso de los 3 héroes, aunque para llegar a la conclusión de este cuento, tienes que emplear las virtudes del grupo.

Todos estos talentos quedan a disposición de la pantalla táctil y los gatillos del GamePad, así que el esquema de manejo es muy natural y hasta cierto punto, intuitivo. Basta arrastrar con los dedos alguna roca que estorbe tu camino, dirigir el arco de Zoya en la dirección que deseas o hacer círculos para activar mecanismos. En ocasiones el juego te indica qué hacer, pero la mayoría de las veces tienes que adivinar, con el beneficio de que cada problema puede resolverse de muy diferentes modos. Y vaya que encontrarás acertijos, pues la esencia de Trine 2 equilibra las dosis entre acrobacias, combate y resolución de desafíos ambientales.

Tú decides como enfrentar ciertos acertijos porque hay varias opciones pero algunas son realmente ingeniosas
Tú decides como enfrentar ciertos acertijos porque hay varias opciones pero algunas son realmente ingeniosas

Sobra decir que la historia está dividida en regiones, cada una con su estilo visual temático, pero fuera de eso cada escenario se fragmenta en pequeñas secciones atestadas de peligros, trampas y criaturas; si no te deshaces de todos los obstáculos, simplemente no puedes avanzar a la siguiente zona. La labor no tiene mucha complicación, y fuera de que tengas suficiente habilidad con el control, lo más tardado es saber qué hacer. Al inicio hay un tutorial que explica las funciones básicas de cada personaje, pero una vez pasado ese punto, jamás te informan cómo usar las habilidades adicionales.

La idea es que experimentes, y en general, intentar cosas nuevas resulta entretenido, pero después de intentar prácticamente de todo con algún obstáculo peculiarmente difícil, te das cuenta de que la solución es muy poco común y tiene que ver con la combinación de 2 o hasta 3 habilidades. Esta parte, en especial, puede ser un deleite para mucha gente, pero en términos generales tiende a ser exasperante, pues corta completamente la fluidez que se mantiene constante en el resto de la aventura.

Afortunadamente, conforme avanzas puedes recolectar perlas mágicas que por cada 50 te recompensan con un punto de habilidad. Al invertir en mejorar los atributos de tus héroes, podrás crear más cantidad de objetos y de mayor tamaño, tendrás más tipos de flecha –como fuego y hielo–, y ganas talentos de combate, incluido congelar enemigos con el escudo o lanzar el martillo como si se tratara del dios nórdico del trueno. Ninguno es esencial para abrirse paso, pero son un añadido que permite experimentar aún más con todos los retos del escenario.

Ahora, el control está muy bien diseñado, es sencillo de dominar y responde con gran precisión, pero la física es digna de elogio. Los saltos demandan cadencia de tus dedos, y los acertijos exigen que consideres la fuerza gravitacional, la inercia y hasta el ángulo de inclinación de ciertas cosas. No es que debas ser un matemático para terminar el juego, pero sí muy observador, pues de otro modo habrá desafíos imposibles de librar.

Las batallas con los jefes suelen lucir majestuosas pero pecan de sencillas y basta un par de golpes en lugares muy obvios para terminar el encuentro
Las batallas con los jefes suelen lucir majestuosas pero pecan de sencillas y basta un par de golpes en lugares muy obvios para terminar el encuentro

Por supuesto, la estética habla por sí misma. Desde los pequeños detalles hasta las animaciones de los jefes, todo habla de un esplendor visual sumamente atractivo. Cada elemento tiene vida, que emana colores, efectos de luz y matices muy meticulosos. El excelente audio y el componente gráfico se fusionan para dar paso a una ambientación envolvente y adorable, que promete capturar el gusto de todos los seguidores de la fantasía.

Algo que diferencia a la versión de Wii U de otras plataformas es su cooperativo, ya sea local o en línea. Si consigues a 2 personas más para jugar, cada quien controla un personaje, lo que agrega fluidez a la dinámica, que por cierto puede volverse caótica si no hay suficiente coordinación. Dicha comunicación no es problema en local, pero cuando te conectas en línea puede ser una pesadilla, dado que no hay forma de hablar con los otros jugadores, así que básicamente se resume a esperar que los otros tengan una lógica similar y hagan su labor en el momento indicado; claro, eso casi nunca pasa, lo que lleva a constante frustración.

Al final del día, Trine 2: Director’s Cut es una clara muestra de creatividad cuando se quiere innovar con un género; tiene defectos como el hecho de que los acertijos pueden llegar a ser repetitivos, pero por lo demás, es una obra sofisticada, que habla de la pasión de sus desarrolladores en el cuidado al detalle, y que por su larga duración ofrece un alto valor de entretenimiento desafiante.

¿QUÉ TE PARECIÓ Trine 2: Director's Cut

?

0 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

0 Usuarios han calificado este juego.

Terrible

Terrible

Muy Malo

Muy Malo

Malo

Mediocre

Bueno

Muy Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

0

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos