Rayman LegendsWii U

¿Quién dijo que las plataformas ya no tenían nada que ofrecer?

Por Jorge Arellano El 10 de septiembre a las 18:16

Lo bueno

Propone algunas mecánicas innovadoras. Continúa el magnífico estilo de arte y música de su predecesor. Buena cantidad de contenido. Fantástico diseño de niveles.

Lo malo

Niveles con Murfy son algo frustrantes y aburridos. Algunas de las propuestas realizadas se sienten incompletas.

Los juegos de plataforma son de los formatos más viejos y puros de la industria. Rayman llegó tarde a la fiesta, pues comenzó su existencia en la era del primer PlayStation; sin embargo, Legends retoma, amplía y hace progresar distintos conceptos de la era clásica de este género. De haber sido una exclusiva para Wii U, sería un buen motivo para adquirir la consola de Nintendo; no sólo por su nivel técnico, sino también por la calidad de su diseño de niveles, animación y ritmo de juego.

Técnicamente, el título es impecable: corre a 60 cuadros por segundo en una resolución (real) de 1080p. Este nivel de excelencia es posible gracias a UBIart Framework, un motor especializado en juegos de 2 dimensiones y creado en parte por Michel Ancel, también padre de Rayman. El resultado es un ritmo de desarrollo ágil que permitió producir rápidamente Legends, la secuela de Rayman Origins.

Disfrutar esta nueva entrega es como jugar con una caricatura, pues UBIart Framework permite utilizar cualquier tipo de arte, separarlo en partes y unirlo a un esqueleto digital que después es animado. El resultado final es una fluidez prácticamente incomparable y un mundo que adquiere dimensión (aunque algunos jefes son modelos en 3D) prácticamente gracias al buen uso de planos bidimensionales.

La premisa básica de un título de plataformas es avanzar de izquierda a derecha en un escenario. El enfoque está puesto en las plataformas: si son móviles, si son fijas, si dañan a tu personaje en cierto momento, etcétera. Sonic, en parte para exhibir el poder de su plataforma, puso el énfasis en qué tan rápido podías llegar a la meta. Así, una infinidad de otros títulos reinventó el paradigma muchas veces. Rayman Legends no aspira a instaurar uno nuevo, sino que adopta conceptos ajenos y aporta su idiosincrasia al género para crear una experiencia sólida.

Trascender por medio de la excelencia parecería el lema de Legends. Además de los niveles tradicionales deberás correr velozmente esquivando obstáculos y también enfrentarás jefes y pruebas contra el tiempo. En Ubisoft Montpellier se preocuparon porque el título tuviera variedad y para conseguirla, Rayman recurre a su propio legado. Los teensies, por ejemplo, son piezas importantes dentro del sistema de juego, pues permiten diseñar niveles que cualquiera puede terminar, pero que requieren habilidad extra para ser completados 100%. ¿Por qué lo digo? Básicamente porque regresa la mecánica de rescatarlos. Habrá 10 teensies en cada nivel (3 en algunos) que deberás buscar y liberar para desbloquear niveles y mundos del juego. La medida es análoga a otros títulos de plataformas contemporáneos (recuerden las 3 monedas especiales en New Super Mario Bros.).

Rayman Legends es grandioso porque explora prácticamente todas las variaciones importantes de su sistema de juego principal. Salvo las escenas de Murfy y de agua (hablaremos más adelante de eso), el esquema de control siempre es el mismo, no importa cuál personaje utilices. Golpear, saltar, planear y correr son habilidades básicas. En las escenas de plataformas, Rayman no obtendrá habilidades nuevas, por eso la atención de desarrollo fue colocada principalmente en el diseño de niveles (y se nota). ¿Qué significa esto para nosotros? Que cada uno de sus mundos debe ser memorable y que efectuaremos una multitud de tareas distintas con el mismo esquema de control.

Los 5 mundos que conforman el juego tienen muchísima personalidad. Recordé títulos con esta peculiar característica como Super Mario World y The Magical Quest Starring Mickey Mouse para SNES —en general, es el sentimiento que me dejó Fiesta de los Muertos, un lugar que, aunque poco tiene que ver con la celebración mexicana, sin duda desborda originalidad y conceptos interesantes—. Cada tema también viene acompañado de distintas dinámicas de juego: desde nadar, infiltración, hasta escenas en las que tomas el control de un mosquito y disparas como si fuera un shooter. No voy a adelantar sorpresas, así que no hablaré de ciertas características en cada nivel; diré, en cambio, que la progresión en la dificultad es satisfactoria y que el juego hace un gran trabajo para mantener interesante cada nueva sección.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Muy Bueno
8.7
 

92

Ficha del Juego

Rayman Legends

MÁS REVIEWS