Review

Motocross Madness

Sensación extrema con algunos baches

LEVELUP

7.4

Regular

PROS:

Divertido y sin complicaciones

Buen repertorio de eventos y entornos

Acrobacias variadas y fáciles de efectuar

Mejoras evidentes a las motocicletas que realmente impactan en la competencia

CONS:

El manejo de las motocicletas deja mucho que desear

El diseño de las pistas puede dañar la experiencia de juego

Música monótona

Haremos un paréntesis para explicar los Skills. Las habilidades son algo como Perks que desbloquean trucos o mejoran algunos ya existentes, por ejemplo acrobacias más rápidas, 20% más impulso por trucos, cambio de dirección en el aire, poder darle un puñetazo al rival cuando está cerca, etcétera. Se pueden usar todas a la vez y eso contribuye a la progresión de nuestro corredor. Las otras mejoras pueden comprarse, hay que destacar que la diferencia entre motocicletas con o sin optimizaciones es tangible y realmente impacta en el desempeño dentro de los eventos, así que vale la pena entrar en el garaje e invertir tanto en nuevos modelos como en motores, transmisiones, neumáticos y suspensiones. Además, también se permite una dosis de personalización para los colores de las motocicletas y, por supuesto, para la indumentaria de nuestro personaje, ya sea con diferentes tipos de pantalón, botas, playeras o guantes, con todo y sombreros vaqueros y cascos de futbol americano.

El título, aun cuando es un arcade no es menos gratificante, pues realmente cosechamos los frutos de nuestro desempeño sobre la pista y eso incluso impacta en la mecánica de juego, lo que claramente es un acierto.

La variedad de trajes es muy amplia y van desde lo serio hasta lo estrafalario, como cascos de vikingo o sombreros vaqueros
La variedad de trajes es muy amplia y van desde lo serio hasta lo estrafalario, como cascos de vikingo o sombreros vaqueros

Motocross Madness también tiene su propia interpretación del Autolog. Se llama MXM Bike Club, y en él se puede formar un grupo con amigos para llevar registro de las estadísticas de cada uno, imponer marcas y romper las de los demás miembros del “club”. Se trata de una característica un tanto simplificada si se le compara con otras similares en el género motorizado, pero puede aderezar un poco la experiencia.

Sin embargo, hubo cosas que no nos gustaron. La primera y más importante radica en el manejo. Desde que pusimos las manos en el control notamos cierto bamboleo un tanto errático en las motocicletas, como si faltara algo de tracción o como si estas se deslizaran ligeramente sobre el terreno, sin importar el tipo de superficie. La estabilidad deja que desear y esto complica la tarea de tomar ciertas curvas, atacar rampas angostas o sencillamente avanzar en línea recta.

Otro detalle cuestionable es el del diseño de los recorridos. Las pistas no está bien delimitadas, entonces uno se puede salir del trayecto trazado y milagrosamente regresar al camino correcto, o terminar atorado en la geometría, hundido en una fosa, yendo en sentido contrario, atrapado entre las casas de un pequeño pueblo, en fin, es necesario ser muy cauto para distinguir entre los atajos formales y las desviaciones que conducen a la perdición, pero de cualquier forma es común salirse de la pista. Además, varias rampas están dispuestas en ángulos poco adecuados que catapultan al corredor a la pared de una montaña, a las tribunas o al mar si no se tiene cuidado. Quizá los desarrolladores lo hicieron así en a favor del desafío, pero termina siendo frustrante.

Si se preguntan si pueden saltar por encima de la pirámide, la respuesta es sí
Si se preguntan si pueden saltar por encima de la pirámide, la respuesta es sí

Por lo que respecta a la presentación visual y sonora, francamente no hay mucho que destacar. Motocross Madness es un juego absolutamente estándar en términos visuales y si nos vemos muy exigentes, quizá un poco mediocre. Hay mucho color y variedad, pero el nivel de detalle no va más allá. Y la música es absolutamente repetitiva. Hablamos de rock genérico con algunos matices electrónicos y fin de la historia.

Como mencionamos al comienzo, Motocross Madness es un juego para pasar el rato. Es divertido y tiene cierta dosis de profundidad pero no trasciende en algún aspecto. Además, el asunto del control sí resulta fastidioso, sobre todo al inicio de la experiencia, cuando uno va con la expectativa de estar frente a un juego responsivo y se sorprende con lo torpe que puede ser el manejo.

Ahora, si tomamos en cuenta que el juego cuesta 800 MS Points, quedamos conformes, pero por 400 MS Points más, es posible comprar otro título de motocross mucho más ingenioso y completo, que ni siquiera necesita ser tridimensional.

¿QUÉ TE PARECIÓ Motocross Madness

?

1 Usuario ha calificado este juego. Danos tu opinión.

1 Usuario ha calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos