Brave: The Video GameXbox 360

Acompaña a la princesa Merida a vivir una mágica aventura

Por Guillermo Navarrete El 28 de junio a las 12:21

Lo bueno

Buena dirección de arte. Robusto sistema de mejoras. Buena variedad de dinámicas de juego.

Lo malo

Aspecto gráfico de mala calidad. La cámara frecuentemente provoca la pérdida de perspectiva. La dificultad aumenta de forma repentina. Uso de Kinect poco interesante.

Brave: The Video Game lleva a tu consola la aventura de la película de Disney-Pixar donde la aguerrida princesa Merida busca salvar a su familia mediante el uso de su arco y espada, así como de sus habilidades de combate, para enfrentar enemigos mágicos y sobrevivir en la agreste geografía escocesa.

La historia se basa en una princesa de rizado cabello rojo, quien desea que su incomprensiva madre cambie, sin imaginar que su pequeño deseo traerá consigo terribles consecuencias: la transformación de su madre en un oso salvaje. La princesa Merida se siente engañada y sale en busca de la bruja del bosque para que le dé una explicación de lo sucedido, y la terrible verdad que este personaje le revela define lo que sucederá a lo largo del juego: el bosque ha sido encantado con una ola de maldad por un maléfico oso y sólo ella puede salvar al lugar y hacer que su madre y hermanos vuelvan a ser humanos.

La narración se presenta a través de ilustraciones animadas muy bien cuidadas, con un estilo que evoca a la época medieval sin perder los rasgos de una estética infantil. Al inicio vemos cinematics con los personajes, cuya calidad gráfica dista mucho de la película y una vez comenzado el juego la sensación de estar frente a una animación de mala calidad se magnifica. Merida ocupa una mínima parte de la pantalla a lo largo de la experiencia y cuando la cámara se acerca son evidentes los polígonos que componen al personaje, lo que hace recordar los primeros títulos de esta generación.

Brave: The Video Game tiene ocho niveles en los cuales recorremos distintos lugares que conforman el reino de Merida, cada uno representado por una runa característica. Para desbloquear las zonas es necesario liberarlas del mal una a una. Los niveles constan básicamente de cuatro partes que se presentan en distinto orden, hay obstáculos, batallas menores, batallas mayores y puzzles. En donde hay obstáculos debes saltar de un lugar a otro tratando de no caer al vacío; las batallas menores son con enemigos débiles poco numerosos a los que puedes eliminar con la espada o el arco, según prefieras; las batallas mayores están conformadas por muchos adversarios fuertes y débiles, quienes custodian una runa que se convierte en una tienda en cuanto se ve librada de enemigos; finalmente, los puzzles son pequeños acertijos para los que habrá que recurrir a la ayuda de los trillizos, hermanos de Merida que también fueron transformados en oseznos.

[p]En los primeros cuatro niveles obtendrás piedras mágicas, que son unos artilugios celtas representativos de los cuatro elementos básicos de la antigüedad: tierra, aire, agua y fuego. A lo largo de los niveles encontrarás distintos objetos que sólo pueden ser activados con esas piedras, como plataformas, puertas y trampolines. Este sistema de codificación también aplica a los enemigos fuertes, quienes poseen un icono de la piedra que puede derrotarlos más rápido, un detalle que agrega dificultad y variedad a la experiencia. Los controles son muy sencillos, podría decirse que se trata de un shooter de dos palancas en el que utilizas una para moverte y otra para disparar y apuntar, el resto de los botones sirven para saltar, activar puertas, activar power ups y esquivar. p]

Al inicio del juego tus habilidades y armas son básicas pero puedes comprar mejoras con las monedas que obtienes al vencer a cada enemigo y también consigues algunos objetos del entorno. Las armas están escondidas en los niveles y conseguirlas usualmente requiere librar un par de obstáculos extra. Ahora bien, al limpiar una de las runas se desbloquea la tienda donde comprar habilidades para mejorar el poder del arco, el de la espada, sufrir menor daño e incluso aumentar el rango para absorber las monedas que encuentras. El poder de los enemigos también aumenta a lo largo de la historia, lo que se vuelve muy evidente en el quinto nivel, cuando la dificultad aumenta súbitamente y nos hace pensar que el juego deja de ser para niños pequeños para convertirse en un verdadero reto, algo que podría considerarse un defecto, por la audiencia a la que está dirigido.

La versión de Xbox 360 incluye una modalidad de minijuegos para Kinect en los cuales deberás disparar a distintos blancos utilizando el control de movimiento; aquí existe un modo de campaña donde la dificultad aumenta en cada nivel, de acuerdo con la cantidad de blancos y la velocidad con la que se mueven. Los niveles poseen una medalla de oro, plata o bronce y la recompensa depende de ellas. También hay un modo que incluye supervivencia, en él juegas hasta que una de las dianas llega al frente de la galería de tiro; finalmente, el modo a contrarreloj requiere disparar al mayor número de blancos antes de que termine el tiempo. Este minijuego de Kinect puede resultar un poco frustrante porque no siempre responde como quisiéramos y con frecuencia las flechas son disparadas sin nuestra voluntad.

Brave: The Video Game cumple con su objetivo: ser un atractivo objeto promocional para entretener a los niños que hayan disfrutado la cinta y quieran revivir la aventura frente a su televisor; sin embargo, nos queda a deber por su pésima cámara, baja calidad de gráficos y falta de ritmo.

Mediocre
6.5
 

Ficha del Juego

Brave

Xbox 360, PlayStation 3, Wii, PC, DS

por Behaviour Interactive

19 / Junio / 2012

Sitio Oficial »

MÁS REVIEWS