Medal of Honor: WarfighterXbox 360

Frenética acción en busca de personalidad

Por Rodrigo Villanueva El 23 de octubre a las 18:08

Lo bueno

Frostbite 2 luce espectacular. El retrato de la vida personal de Preacher. Audio de primer nivel. Cortes de calidad cinematográfica. Trabajar con tu pareja en multiplayer.

Lo malo

Campaña lineal, breve y predecible. Falta variedad en los modos de juego multiplayer, pero sobre todo, velocidad. Poca trascendencia de las nacionalidades en modo competitivo. Clases rígidas tienen poco sentido en mapas tan pequeños y casi sin vehículos.

Cosa aparte son los interludios cinematográficos en CGI que nada le piden a películas como Final Fantasy y le dan poder inmersivo a la trama. Los personajes casi parecen humanos reales y su expresividad es máxima. El único defecto es el cabello de las mujeres que pasaría por peluca cualquier día de la semana.

Pero volviendo al asunto de la mecánica de juego, también debemos hacer escala en la movilidad. Al igual que en Battlefield 3, en Medal of Honor: Warfighter se puede pasar por encima de ciertos obstáculos saltándolos, pero una novedad es que al frenar abruptamente sobre el suelo, nuestro personaje se deslizará un palmo de terreno, variable que hay que tomar en cuenta al momento de toparse con el enemigo. Otro aspecto interesante es asomarse por las orillas de la cobertura presionando el hombro izquierdo del mando y por último, la irrupción en habitaciones.

Tomar por asalto un cuarto es una de las tareas más comunes en Warfighter, y para darle algo de sabor, Danger Close introdujo un repertorio de herramientas y modos de entrada desbloqueables. La más elemental y práctica es la dupla entre patada y granada de aturdimiento. Una vez del otro lado, aparece el bullet-time y si asestamos suficientes tiros a la cabeza, desbloqueamos el siguiente recurso de asalto, que puede ser forzar la puerta con una barreta, usar plástico explosivo, volar las bisagras con una escopeta o colgar una pequeña granada de la cerradura; en fin, se llega a poco menos de 10 variables cuya novedad dura algunas horas.

En pocas palabras, la campaña de Medal of Honor: Warfighter está muy bien presentada y se agradece el intento por abordar otra faceta de la vida del soldado, pero en última instancia, es una experiencia poco innovadora y además breve, pues en dificultad normal nos tomó unas 7 horas completarla.

Ahora bien, por lo que respecta al multiplayer, la comparación más acertada sería quizá con el DLC de Battlefield 3, Close Quarters. Los mapas son más pequeños y la acción, más concentrada, con énfasis en el trabajo por parejas. Es decir, hay equipos hasta de 10 personas, pero cada quien tiene una mancuerna que puede reabastecerle de munición o incluso curarle si es necesario. Esa es una de las peculiaridades del modo competitivo.

Una distinción más radica en el toque internacional, pues existen 12 fuerzas especiales de 10 países. Cada una varía en apariencia, el modelo de armas que porta, y por supuesto la historia del agrupamiento, pero más allá de eso, no distinguimos ventaja o desventaja trascendente en el hecho de usar a un escuadrón u otro.

También hay 6 clases: Sniper, Point Man, Spec Ops, Heavy Gunner, Demolition y Assault. El francotirador es muy explícito en cuanto a sus características; Point Man por su parte, carga munición de alto poder; Demolition trae armadura y C4; Assault tiene lanzagranadas; Heavy Gunner, metralleta pesada y granadas triples o minifrags; y Spec Ops dispone de un visor especial que le permite ver a través de las superficies.

Por si fuera poco, cada arma puede personalizarse hasta el mínimo detalle, ya sea tipo de cargador, de mirilla, de accesorio secundario, de camuflaje, la punta del arma, la cacha, y cualquier otro componente, todo ello en la medida en la que se sube de rango. Incluso se le puede pegar cinta adhesiva al cargador.

En primera instancia puede parecer que este grado de especialización y profundidad es bueno para la experiencia, pero en la práctica se antoja más como un exceso. Los modos de juego son escasos y muy parecidos entre sí. Hotspot y Combat Mission involucran plantar o desactivar bombas; Sector Control gira en torno a conquistar zonas; Homerun es una variable de Capture the Flag; y por último está Team Deathmatch. Nada más. No hay Free 4 All, Gun Master, Search and Destroy o incluso una opción por parejas, que pensamos era obligada considerando aquello del trabajo en equipo y las nacionalidades. ¿De qué sirve desbloquear cinta adhesiva para los cargadores si realmente hay 4 tipos de juego?

Una estructura tan obsesivamente rígida, combinada con poca variedad, sólo funge como lastre cuando lo que se quiere es un ritmo acelerado y ágil. En Battlefield 3 se entiende muy bien el hecho de que haya tantas clases, después de todo hay múltiples vehículos, mapas enormes y modos de juego suficientemente variados, el problema es que en Warfighter se supone que la acción sea rápida y sin miramientos, y termina siendo pesada y repetitiva.

Queda claro que Medal of Honor intenta y seguirá intentando competir con el gigante del género en lo que a FPS online se refiere; no obstante, nos da la impresión de que se debería trabajar más en lo ágil, intuitivo y divertido de la experiencia y menos en los adornos o en una progresión kilométrica y saturada de desbloqueables para tan pocas alternativas de juego.

Al final del día, Medal of Honor: Warfighter es un título de disparos sólido. La presentación visual y sonora es extraordinaria y la narrativa se lleva puntos extra por ilustrar la vida oculta del soldado. Pero pese a todo ello, sigue quedándose corto a la hora de encontrar su identidad y aportar algo que realmente valga la pena en un género así de saturado. Falta creatividad, si queremos resumirlo en 2 palabras.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Bueno
7.9
 

Ficha del Juego

Medal of Honor: Warfight..

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Danger Close

23 / Octubre / 2012

Sitio Oficial »

Medal Of Honor: Warf...

Fecha Del 23 de Octubre del 2012 al 23 Octubre del 2013

Sitio Web www.medalofhonor.com




MÁS REVIEWS