Metal Gear Rising: RevengeanceXbox 360

Una intensa aventura llena de acción que te dejará electrificado

Por Alina Varela El 19 de febrero a las 12:21

Lo bueno

Escenas de acción emocionantes. Diseño de personajes muy llamativo. Soundtrack vigorizante y pegajoso. En muchas ocasiones puedes elegir si quieres ser sigiloso o violento. El modo Blade es una herramienta que debe manejarse con precisión y presenta mecánicas interesantes. Misiones VR desafiantes.

Lo malo

Desarrollo de personaje muy pobre. Las escenas de acción llegan a rayar en lo exagerado. La cámara a veces es incómoda. Las peleas contra los jefes son repetitivas y suelen prolongarse mucho más de lo necesario. Wolf carece totalmente de utilidad.

Cuando el equipo de Kojima Productions creó el concepto de un juego protagonizado por Raiden, planeaban que la historia se situara antes de Metal Gear Solid 4 y que relatara el proceso por el que el personaje pasó a ser un ninja cyborg. Era obvio que necesitaban un juego lleno de acción con espadas, pero al estar tan acostumbrados al sigilo, el estudio tuvo diversos problemas para definirlo, y por ello decidieron recurrir a Platinum Games a fin de que les ayudara con la creación de este spin-off. Fue a partir de ahí que la temporalidad de la historia cambió para ocurrir 4 años después de los sucesos de MGS4, cuando Raiden es ya un cyborg; así nació Metal Gear Rising: Revengeance. La larga espera al fin ha terminado.

En esta entrega nuevamente tomamos el control de Raiden, que ahora trabaja en una empresa militar privada llamada Maverick Security Consulting, contratada para ayudar a la restauración de un país africano que se recupera de una guerra civil. El objetivo de la compañía es proteger a N’mani, primer ministro de la demarcación, quien está logrando que el país sea un lugar totalmente libre de guerras.

Tu primera misión empezará después de un repentino ataque al transporte en el que viajabas con el primer ministro, a quien tienes que proteger a toda costa. Este nivel te servirá como un entretenido tutorial donde aprenderás los controles básicos del juego, y de paso te mostrará que las reglas de etiqueta no aplican a los cyborgs, pues en vez de abrir puertas las rebanarás con tu espada.

Puedes pensar que la trama se basará en salvar al primer ministro, pero esta misión termina en su asesinato por parte de 2 miembros de otra empresa militar privada llamada Desperado Enforcement, quienes también te dejarán al borde de la muerte. Por suerte, tu equipo llegará a tiempo para salvarte y así poder reconstruirte; en adelante buscarás proteger a los débiles y vengarte, pero en el camino descubrirás cosas que te llevarán a cuestionar si tus motivos son válidos.

La mecánica general del juego es sencilla, pero eso no quiere decir que te será fácil dominarla. Tienes un botón para saltar, uno para correr más rápido y saltar obstáculos, otro para usar tu arma secundaria, y uno más para activar la visión mejorada, que te permitirá ver a tus enemigos a través de paredes, muy útil en zonas donde es preferible ser sigiloso; sin embargo, toda la acción se centrará en 2 botones para efectuar golpes ligeros o fuertes que se combinan para formar combos muy vistosos y versátiles, que además serán un deleite para la vista.

[/p]

Ejecutar un golpe ligero al mismo tiempo que empujas el stick a la dirección de un enemigo que está por atacarte causará que bloquees su intento, es decir, harás un parry. Como el título sugiere, Revengeance es violento, pues se basa en conseguir la venganza a cualquier precio, y por eso únicamente tienes ataques y bloqueos ofensivos, no hay una defensa constante ni forma de esquivar golpes. Esto último podría ser molesto en ocasiones, debido a que hay movimientos imposibles de bloquear que te obligarán a correr sin control.

Ahora, la característica distintiva de Metal Gear Rising es el modo Blade. Platinum Games hizo un trabajo sorprendente con esta modalidad: los cortes que efectúes serán extremadamente precisos, justo donde indiques se desprenderá la parte de tu objetivo, como si pasara por una rebanadora de jamón. A primera vista el modo Blade es una característica que sólo sirve para divertirnos un rato cortando cosas sin control, pero es todo lo contrario, pues a pesar de que hay muchas ocasiones en las que puedes cortar hasta autos a tu gusto, también preferirás la calidad sobre la cantidad, es decir, hacer pocas disecciones pero mortalmente precisas.

Cuando Raiden adquiere su nuevo y poderoso cuerpo robótico, el modo Blade puede cortar casi cualquier cosa, pero con ciertas restricciones. De entrada, este modo consume energía, y para poder rebanar enemigos es necesario tener llena la barra de energía; de lo contrario sólo dañarás lo que consigas atinar, pero sin rebanar al contrincante. Esto no quiere decir que tener toda la energía te permitirá destazar a cualquier adversario sin razón; puedes despedazar sin problema a los más débiles, pero para cortar en pedazos a los más fuertes primero hay que darles una buena paliza con tus combos, causando que partes de su cuerpo como las extremidades, se tornen de un ligero color azul que te indicará que esa zona está lista para ser desprendida de su dueño. Podrás hacer cosas geniales, por ejemplo despojar a tus contrincantes de sus brazos a fin de que sólo puedan atacarte únicamente con patadas o incluso dejarlos tirados en el suelo sin piernas, donde lo única agresión posible serán las maldiciones.

[/p]

Regresemos a los brazos. Los izquierdos son un recurso valioso para tu misión, pues aparte de que darte más puntos por ellos, tu visión mejorada te permitirá detectar adversarios cuyos brazos izquierdos tienen información especialmente importante con acceso a mejoras para tu cuerpo robótico; si quieres obtener todo, tendrás que ser muy cuidadoso y preciso con tus cortes.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Muy Bueno
8.8
 

Ficha del Juego

Metal Gear Rising: Reven..

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Platinum Games

19 / Febrero / 2013

Sitio Oficial »

Metal Gear Rising: R...

Fecha Del 19 de Febrero del 2013 al 19 Febrero del 2014




MÁS REVIEWS