DmC: Vergil’s DownfallXbox 360

La historia que marcará el destino del hermano de Dante

Por Pablo Luque El 8 de marzo a las 17:48

Lo bueno

Vergil como protagonista agrega variedad a la experiencia. El sistema de combate es completamente diferente al de Dante. Dificultad más alta que en DmC.

Lo malo

Pocas misiones, reflejadas en una experiencia corta. Niveles muy simples. La única batalla contra jefe es poco desafiante y emocionante. La historia es narrada con secuencias de imágenes muy pobres.

DmC: Devil May Cry fue tema de polémica -antes y después de su lanzamiento- por el cambio radical que Ninja Theory hizo sobre la franquicia. Pese a que algunos seguidores quedaron inconformes con el reboot, otros tantos y el público en general, consideran la reinvención de Dante una experiencia atractiva y entretenida. Desafortunadamente, Vergil’s Downfall, el DLC que pretende expandir la historia al permitirnos conocer con mayor detenimiento al hermano gemelo del irreverente cazademonios, no logra estar a la altura de las circunstancias.

La campaña inicia justamente donde termina la historia principal de juego, así que es altamente recomendable finalizarla antes. No te alarmes, evitaremos tocar temas de la historia para no generar spoilers; sólo diremos que la trama, a grandes rasgos, delimitará el destino de Vergil en futuras entregas de la serie.

Con la limitada cantidad de 6 misiones, Vergil’s Downfall ofrece, aproximadamente, cerca de 3 horas de juego (20 a 25 minutos por nivel); en realidad, la dificultad que escojas hará que tu experiencia se reduzca o se prolongue, pero la diferencia es mínima. Human, Devil Hunter y Nephilim son tan sencillas de pasar como en la campaña de Dante y, de igual forma, necesitarás completar alguna de las 3 para desbloquear Son of Sparda, que a su vez abrirá el resto de las modalidades.

El verdadero atractivo del DLC radica, por supuesto, en Vergil. Su estilo de combate, la forma en que se mueve y hasta su forma de pensar, lo hacen totalmente diferente a Dante en cuanto a mecánicas de juego se refiere. De hecho, aunque el layout del control es exactamente el mismo, el nivel de complejidad para ejecutar sus movimientos y habilidades es mucho mayor; se requiere más astucia y estar completamente enfocado en todos los enemigos en pantalla para saber qué tipo de ataque o combinación de combos realizar. Muchos se quejaban de lo sencillo que era controlar a Dante, con Vergil será diferente y te percatarás de ello al ver lo laborioso que puede ser conseguir una calificación SSS.

Igual que su hermano, Vergil aprenderá nuevas habilidades -las más importantes son las angelicales y las demoniacas- que puedes alternar con los gatillos izquierdo y derecho, respectivamente. Las primeras son livianas y débiles, mientras las segundas son lentas pero fuertes; en conjunto, agregan diversidad a su repertorio de movimientos y, precisamente la agilidad del combate del personaje hace del combate una experiencia mucho más rápida y fluida. Toda la ofensiva parte de Yamato, su espada, así que olvidémonos que habrá otro tipo de armas para usar o desbloquear.

La excepción será la espada ilusoria, que viene a ser el remplazo de las armas de fuego de Dante. Su función principal, además de permitir encadenar combos y acercar -o acercarse a- enemigos, funciona como una técnica para evitar impactos de quienes pretendan golpearte por la espalda, lo que harán cuando ataques a otros demonios, de manera que eso evitará que rompan tu estilo de combate. Vergil también tiene la habilidad de activar el Devil Trigger, pero de una forma muy diferente a su hermano, pues en lugar de doblegar su fuerza y detener el tiempo, un círculo de cuchillas girará a su alrededor para causar más daño e incrementar tu estilo de combate de manera sencilla. La segunda parte de Devil Trigger permite a Vergil hacer una copia de sí mismo para, obviamente, duplicar su número de ataques, lo malo es que la aprende prácticamente al final de la campaña.

En cuanto a los escenarios, todos se llevan a cabo en un mundo similar a Limbo; en realidad nunca se explica si se trata del mismo lugar. Cada área y sección son totalmente nuevas, lo que se agradece, pero más allá del entorno, muchas partes del juego son recicladas de manera continua y carecen de originalidad o elementos que les den una verdadera identidad. Las misiones aún están compuestas, primordialmente, de plataformas a las que tendremos que llegar, o bien acercarlas de la misma forma que Dante lo hacía con su látigo Orphion, la diferencia es que Vergil usará la teletransportación, de la misma forma que lo hace para acercarse a los enemigos o para colocarlos enfrente de él.

Ya que hablamos de enemigos, basta con decir que la mayoría provienen de la campaña de Dante, con la adición de 2 nuevas criaturas, pero los veremos en mayor cantidad, y será el estilo de combate de Vergil lo que permita enfrentarlos de distintas maneras. A eso hay que sumar una batalla de jefe casi al final de la campaña que, desafortunadamente, carece de emoción y desafío.

Vergil’s Downfall pudo ser mucho mejor, pero Ninja Theory dio en el clavo con el excelente y diferente estilo de juego que Vergil nos permite ejecutar. El resto del contenido deja mucho que desear, particularmente en la forma que se cuenta la historia, pues no hay cinematics de por medio y son sencillas secuencias de imágenes (parcialmente animadas y carentes de color) las que se encargan de esa tarea relevante que visualmente se explica de la peor forma posible. Se trata de un DLC que, en general, nos hace dudar de la calidad con que fue desarrollado.

Puedes descargar Vergil's Downfall por 720 MS Points en Xbox 360 y $8.99 USD en PlayStation 3 y PC, con un peso aproximado de 1.2GB.

Bueno
7.4
 

Ficha del Juego

DMC: Devil may Cry: Verg..

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Ninja Theory

5 / Marzo / 2013

MÁS REVIEWS