God ModeXbox 360

Sencilla acción arcade que llega desde el inframundo

Por Luis Sánchez El 25 de abril a las 14:03

Lo bueno

Mecánicas de juego divertidas y sencillas con acción constante. La rejugabilidad es aceptable con los Oaths debido a que cambian las reglas de juego. Dificultad ajustable para todo tipo de jugadores.

Lo malo

Bugs gráficos en el streaming de texturas y el conteo de fps entorpecen la experiencia. Las partidas sufren por las conexiones a Internet pobres. Carece de elementos que motiven a seguir jugando. Poca variedad de enemigos. Banda sonora genérica.

God Mode llega a nuestras manos en un momento en que se habla mucho de calidad en las historias contadas en los videojuegos, y precisamente este es un título carece de trama. Te invitamos a recordar sin complicaciones algo de los orígenes de nuestro entretenimiento favorito: tomando el control y presionando un par de botones para comenzar a jugar.

De entrada, tienes que saber que God Mode es un arcade inspirado en la premisa básica de los juegos de video: entretenimiento. Aquí no encontrarás una historia enredada o un desarrollo de personajes complicado o pretencioso, todo se resumirá a jugar y poner a prueba tus habilidades en 5 arenas donde tú y 3 amigos podrán repartir cantidades descomunales de plomo contra los esbirros infernales extraídos directamente de la mitología griega.

En específico, God Mode es un juego estilo Horda donde los niveles están divididos en cuartos, en ocasiones conectados por pasillos, donde tendrás que competir con tus amigos para probar quién puede eliminar más decenas de enemigos antes de que se agote el suministro de cada quien. El hecho de que haya únicamente 5 mapas quizá lleve a pensar que la rejugabilidad es poca, pero los desarrolladores pretenden solucionarlo con la introducción de mutadores que cambiarán la dinámica en ellos a través de munición infinita, bombas que caen del cielo y enemigos más poderosos.

Al llegar al final de cada escenario podrás combatir a un jefe colosal pero el reto no termina ahí, ya que la última etapa de cada nivel ocurrirá en un lujoso cuarto donde tendrás que competir por recolectar la mayor cantidad de oro, sin olvidar que aquí se introduce un elemento de jugador vs. Jugador, pues el fuego amistoso estará activado. El problema es que no hay gran recompensa ni penalización, pues al morir lo único que pierdes es un par de segundos; nos hubiera gustado que aquí perdieras oro al morir, y eso agregaría una dosis de peligro a una mecánica que es ignorada por completo por los jugadores.

La acción se desarrolla en una perspectiva en tercera persona y si eres fan del género, los controles te parecerán familiares; las pocas acciones disponibles están asignadas en el lugar que todos conocemos y lo único extraordinario es una habilidad especial, que puede ser desde regenerar tu salud hasta el God Mode, que te hace invencible. Por otro lado, el movimiento del personaje es torpe y lento, y aunque el juego no es una prueba de obstáculos, fue un problema al esquivar a un enorme Minotauro porque la habilidad no funciona adecuadamente; esto tal vez se deba a que los enemigos pueden dañarte desde una gran distancia, lo que lleva a situaciones absurdas, como estar a 2 metros de la espada del esqueleto de un gladiador y morir sin poder hacer más.

God Mode está inspirado en la mitología griega, así que veremos representaciones torcidas de criaturas mitológicas; la variedad de enemigos es limitada, habrá cíclopes, minutaros y diferentes esqueletos con armadura, además de otros que no parecen estar basados en esta mitología. Los escenarios son enormes y no siguen la misma línea de diseño, ya que parecen calabozos genéricos con columnas de piedra y rejas de acero, con excepción de esporádicas esculturas masivas que adornan el horizonte.

Al ofrecer muy pocos niveles, God Mode te obliga a continuar jugando para subir de nivel a tu personaje; esto significa reunir experiencia y así desbloquear un número limitado de armas, poderes y atuendos, que no se compara con la cantidad de experiencia necesaria para subir de nivel, pues tendrás que subir hasta 5 para encontrar que sólo puedes desbloquear un arma y unos pantalones nuevos. Por otro lado, para aquellos masoquistas, está la opción de configurar la dificultad de cada partida modificando comportamientos del juego; por ejemplo, recibir más daño y menos salud, lo que incrementa la recompensa mediante la reducción del tiempo para subir niveles.

Los problemas que afectan de manera negativa tu experiencia de juego son meramente técnicos: el conteo de cuadros por segundo cae rápidamente con una gran cantidad de enemigos y explosiones en pantalla; las partidas pueden presentar lag que te desconecta del juego y lo peor es que no serás notificado de esto, así que pasarás una eternidad corriendo sin rumbo buscando enemigos hasta que el sentido común te golpee la cara y decidas abandonar manualmente la partida.

A pesar de los errores, God Mode es una alternativa viable para matar el tiempo; el combate es divertido y la sarcástica voz del narrador hace del título una experiencia consistente, pero que sólo te invita a jugarlo un par de horas.

Mediocre
6.8
 

Ficha del Juego

God Mode

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por

Primavera 2013

MÁS REVIEWS