Pro Evolution Soccer 2014Xbox 360

Nuevo motor, nuevos desafíos

Por Jorge Arellano El 28 de septiembre a las 10:10

Lo bueno

Control total de lo que ocurre en el terreno de juego. Nuevo motor gráfico. Fantástica atmósfera durante los partidos. Nuevas ligas y copas licenciadas. Física más realista.

Lo malo

Controles e interfaz poco intuitiva. Inteligencia artificial pobre. Problemas de frame rate. Colisiones entre los jugadores tienen resultados aleatorios y a veces no son justos. Lentitud de respuesta al disparar en ciertas condiciones.

En algún punto de la evolución de los juegos de futbol la simulación ganó como el valor que debía ser representado fielmente. Pro Evolution Soccer 2014 continúa la tendencia marcada de la franquicia por un sistema de juego menos automático; sin embargo, esto no implica que el azar haya dejado de ser importante para el desarrollo del título.

Lo primero que noté, en comparación con la entrega del año pasado, fue el nuevo motor de juego y presentación del título. Esta última ha sido grandemente beneficiada por las capacidades del FOX Engine modificado usado por el equipo de desarrollo de PES. En términos generales, los rostros de los jugadores lucen mucho mejor, aunque hay algunas excepciones. Los estadios, por otro lado, son espectaculares y exhiben en toda su gloria la euforia de este deporte, y es uno de los aspectos que más me gustan de la franquicia. Aunque las consecuencias de Corazón —una nueva característica que provoca que el desempeño de los jugadores dependa de la motivación del equipo— son apenas perceptibles, el público entero reacciona con verosimilitud a jugadas de peligro, faltas y oportunidades de gol; es fantástico anotar y ver cómo la gente se pone de pie para aplaudirlo.

Por desgracia, a pesar del nuevo y pulido motor de juego, PES 14 tiene una interfaz de usuario que luce arcaica y poco agradable a la vista. Por ejemplo, aunque el puntero es útil en ciertas situaciones, en los menús convencionales simplemente no tiene sentido conservarlo. Modalidades de juego, como la Liga Máster, se vuelven aburridas debido a que los menús para realizar traspasos y contrataciones son confusos y poco intuitivos. Algo que debería ser emocionante, como fichar un nuevo jugador, se convierte en un trámite que desearías evitar para disfrutar la verdadera fortaleza del título: su sistema de juego. Y es que, además, la mayoría de los modos de juego de PES 2014 son prácticamente idénticos a los que vimos el año pasado. Es entendible que torneos como la Champions League y la Copa Libertadores no cambien debido a que tienen un formato oficial, pero la Liga Máster en línea no ha sufrido mejoras sustanciales. Los fanáticos de la franquicia deberán conformarse con otros cambios.

Un aspecto negativo de la presentación son los narradores. No tanto por los comentaristas en sí, sino por la forma en que fueron implementadas sus apreciaciones. Aunque hay que agradecer que es posible intercambiar entre distintas personalidades (Mariano Closs y Fernando Niembro para el español de Argentina, Fernando Solabarrieta y Patricio Yáñez para el español de Chile y, por último, Luis García y Christian Martinoli para el español mexicano), sus observaciones sobre lo que ocurre en los partidos rápidamente se vuelven repetitivas.

Pero, sin lugar a dudas, donde fue puesta la mayor cantidad de esfuerzo este año fue en el sistema de juego. En términos generales, cada partido se siente único y con una cadencia distinta. Una vez que superas la pronunciada curva de aprendizaje, descubres que tienes muchísimo control sobre todo lo que ocurre en el campo (si eres capaz de ejercerlo, claro está). Algunas veces, pasé casi todo un partido intentando superar la última línea de defensores de un equipo y en otras, tuve que recurrir al contragolpe y adoptar una postura defensiva. El título hace un gran trabajo en crear para cada equipo un estilo de juego distintivo.

Algo que no gustará a jugadores casuales es la curva de aprendizaje, pues, aunque PES 14 permite muchísimo control, en ocasiones resulta complejo manipular la acción de la pantalla. Para aliviar esta desventaja, los desarrolladores mejoraron y ampliaron el entrenamiento de rendimiento. Esta serie de tutoriales permite practicar habilidades nuevas y ya conocidas en situaciones específicas y con consejos. Aunque son básicas y para algunas maniobras avanzadas simplemente son insuficientes, sin duda serán una gran ayuda para quienes quieran profundizar en sus habilidades. Es una lástima que algunas de las nuevas adiciones, como el Control del balón mejorado y el Juego en equipo defensivo y ofensivo, sólo tengan un video y no sea posible probarlas de forma interactiva.

Un novato apenas notará las posibilidades avanzadas de control; sin embargo, tal vez sufrirá con un sistema de pases que requiere un más de precisión para dirigir la pelota. Por otro lado, apagar las asistencias de tiro y pase resolverá problemas como una inteligencia artificial imprecisa que decide arbitrariamente a qué jugador irá el balón, pero volverá el título exponencialmente más complejo y difícil de controlar. La decisión depende de los jugadores y, por desgracia, no hay un punto medio, ya que la experiencia es radicalmente distinta con cualquiera de las 2 opciones. Las principales fortalezas de la franquicia siguen ahí (la capacidad de cambiar, sobre la marcha, al control manual de tiro y pases presionando el gatillo izquierdo, por ejemplo) y encontramos opciones como control total del balón al recibir un pase, capacidad de detener la carrera de un jugador para lanzar un tiro, pases filtrados bombeados y mejores controles de amague con los gatillos.

« Primera |« Anterior |1 |2 |Siguiente » |Última »
Muy Bueno
8.7
 

80

Ficha del Juego

Pro Evolution Soccer 201..

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Konami

24 / Septiembre / 2013

Sitio Oficial »