Assassin's Creed IV: Black FlagXbox 360

Vive una experiencia profunda, divertida y llena de acción pirata

Por Roberto Jiménez El 7 de noviembre a las 18:55

Lo bueno

Mecánicas mejoradas y depuradas de los elementos tediosos. Combate naval profundo y divertido. El buceo y las actividades de arponeo agregan profundidad a la navegación. La historia es buena, tanto en el pasado como en el presente. El sistema de crafting es más sencillo.

Lo malo

No hay combate naval multiplayer. El sistema de matchmaking está desbalanceado.

Assassin's Creed IV está ambientado en el Caribe, en la época dorada de la piratería y nos llevará a vivir una experiencia llena de acción, intriga, asesinato y codicia. Como los fanáticos de la saga saben, la historia moderna se desarrolla en 2013 y Desmond Miles dejó de ser el protagonista que ingresa en el Animus para revivir las memorias de sus antepasados; sin embargo, éste es sólo uno de los muchos cambios importantes que veremos en la sección del presente.

De entrada, este protagonista anónimo ya no se conectará a un Animus en un laboratorio de Abstergo Industries ni desde un complejo perteneciente a la Orden de los asesinos; la genialidad ahora radica en que los templarios han creado una empresa llamada Abstergo Entertainment, donde reclutan gente clave para recopilar información histórica relevante, susceptible de ser convertida en una experiencia virtual para el público, una especie de súper película en la que se toman las partes más emocionantes de un período histórico y se editan para lanzar un producto de entretenimiento.

Al comenzar el juego, nuestro personaje, cuyo linaje incluye figuras históricas como Haytham y Connor Kenway, tiene afinidad especial con Edward Kenway, padre de Haytham y uno de los piratas más prósperos y temidos del Caribe. Gracias a su parentesco con ellos, el protagonista será asignado al proyecto enfocado en estudiar la Muestra 17. Lo interesante es que, tanto nuestro personaje como sus compañeros, trabajan bajo el entendido de que su misión es descubrir momentos extraordinarios para crear la mencionada experiencia interactiva, mientras la realidad es que los directivos de Abstergo Industries los utilizan para cumplir un propósito mucho más oscuro.

En cuanto al apartado histórico, los jugadores comenzarán su viaje con Edward Kenway en 1715 y deberán seguir su carrera como pirata, desde sus primeros encuentros con la secta de los Asesinos hasta el momento en que se convierte en una de las figuras históricas centrales de la época.

El gameplay es, básicamente, el mismo que hemos visto a lo largo de la serie e involucra escalar muros, acechar personas y asesinar, pero también incluye mecánicas introducidas con el juego pasado, como la caza, la mejora de tu barco y las famosas batallas navales; sin embargo, el desarrollador se esmeró en pulirlas y retirar todo lo que las hacía tediosas y aburridas. Un ejemplo de esto es que la caza ahora sólo involucra localizar un animal y matarlo, así de sencillo, no hay que preparar o colocar trampas ni cebos de ningún tipo.

Otro elemento que mejoraron es el sistema de crafting, mediante el que utilizaremos las pieles y huesos que obtengamos en la caza para crear mejoras para el traje de Edward y esto se reflejará en una mayor cantidad de puntos de vida; también servirá para crear bolsas para cargar una mayor cantidad de munición y dardos e incluso, elaborar nuevo vestuario.

La manera de cumplir misiones ha cambiado poco y podremos utilizar la visión de águila para reconocer a los blancos entre la multitud y mantenerlos a la vista en todo momento, aunque haya paredes o estructuras de por medio. Para asesinar, basta acercarse a la víctima o posicionarse sobre ella y presionar un botón. El combate tampoco fue modificado, así que simplemente puedes atacar a tus contrincantes de manera libre, bloqueando y contraatacando cuando estos te agredan; también hay oponentes especiales que requerirán sacarlos de balance y romper su guardia para eliminarlos.

Al inicio de su aventura, Edward contará con un par de espadas y pistolas para defenderse, y adquirirá otras herramientas mortales conforme avance la historia. Entre estas añadiduras se encuentran las famosas cuchillas ocultas de los Asesinos, bombas de humo y dardos para dormir o enloquecer a las víctimas, que después así atacarán a cualquier persona que en ese momento esté cerca, justo como sucedía con la cerbatana de Aveline de Grandpré, protagonista de Assassin's Creed III: Liberation, que según información encontrada en esta nueva entrega, fue una de las primeras aventuras interactivas lanzada por Abstergo Entertainment, en colaboración con una pequeña empresa llamada Ubisoft. Otra de las armas que regresa en esta edición es el dardo con cuerda, que permite clavar y jalar a un oponente para matarlo de cerca, aunque también sirve para clavarlo desde una posición elevada y dejarlo colgado para esparcir el temor entre sus compañeros.

Y si piensas que Assassin's Creed IV no es demasiado interesante, esto se debe a que el juego realmente despega al momento de tomar el timón de tu barco, el Jackdaw, y remontar las olas del Caribe. Y es que la navegación no solamente te llevará a viajar de un puerto a otro, sino que te permitirá buscar navíos cargados con mercancía valiosa para robar, criaturas marinas que cazar y locaciones para explorar. La importancia de la navegación es tan clara, que el desarrollador se enfocó en ofrecer más mejoras y armas para el Jackdaw que para el mismo Edward Kenway.

El combate naval es una de las actividades más emocionantes y agradables del juego y realmente deberás aprender a pelear usando tu embarcación, ya que habrá opciones ofensivas y defensivas. Por ejemplo, al apuntar con el gatillo izquierdo mientras la vista se encuentra al frente, podrás disparar balas de cadena con los cañones frontales; este tipo de munición causa gran daño a los mástiles de los barcos enemigos, lo que ayuda a ralentizar su avance e incluso a detenerlos por completo. Al disparar mientras la vista apunta a alguno de los lados del navío, usas los cañones laterales que dañan el casco de tus adversarios para que posteriormente utilices tu cañón manual y dañes las áreas más débiles del casco. Posteriormente, tendrás oportunidad de utilizar un par de morteros para atacar a distancia y añadir un ariete a tu navío para chocar y dañar a tus contrincantes. Finalmente, podrás lanzar barriles explosivos para frenar el avance de tus perseguidores.

El objetivo de estos enfrentamientos es dañar lo suficiente las naves enemigas para deshabilitarlas, acercarte y abordarlas para apoderarte de ellas. Esta última parte requiere realizar actividades, que pueden ir desde matar a 5 miembros de la tripulación hasta destruir las reservas de pólvora, quitar la bandera de la embarcación, matar a sus oficiales y más, pero esto dependerá del nivel y tipo de barco. Una vez que sometas a la tripulación obtendrás todos los recursos que lleve consigo y decidirás qué hacer: podrás utilizarla para reparar al Jackdaw, reducir el nivel de búsqueda o añadirla a tu flota personal.

Cuando hablamos de reducir el nivel de búsqueda nos referimos a que cada vez que acabes con una nave aumentará tu nivel de notoriedad, lo que implicará que las autoridades manden a sus cazadores de piratas a detenerte. El tamaño y poder de la flota enviada en tu contra dependerá del nivel búsqueda que hayas obtenido hasta ese momento; por ejemplo, en el primer nivel mandarán un barco pequeño y fácil de derrotar, pero si alcanzas 5 niveles deberás enfrentar una flota completa de cazadores de piratas.

La opción de enviar la nave a tu flota personal forma parte de una nueva mecánica de juego en la que podrás reunir un determinado número de barcos de distintos niveles y habilidades y enviarlos a cumplir misiones que incluyen ataques, comercio de bienes, rescates y más. En esta modalidad sólo deberás tener en cuenta el nivel de cada misión, la dificultad de la ruta en cuestión y las características de tus embarcaciones. Lo interesante es que cada misión exitosa te brindará nuevos recursos para comerciar y dinero para gastar en el juego. Además, hay batallas navales por turnos para disminuir el nivel de peligrosidad de las rutas y aumentar las probabilidades de que tus barcos regresen victoriosos.

Otra de las nuevas mecánicas que realmente disfrutamos fue la de cazar criaturas marinas. Para ello deberás descender en un pequeño esquife, armado con un número determinado de arpones que puedes aumentar mediante mejoras a tu barco. Al tener a la criatura en la mira habrá que lanzar un primer arpón con cuerda para que el animal quede ligado a tu esquife e intentar atinarle con otros arpones normales; el problema es que en ocasiones los animales se zafarán, se sumergirán, aparecerán repentinamente y atacarán tu embarcación, por lo que deberás tratar de arponearlos antes de que choquen con ella y la dañen, especialmente los más grandes como orcas, ballenas y el temible tiburón blanco. Una vez que acabes con su barra de vida, la criatura morirá y tu tripulación la subirá a la nave para obtener recursos para crafting, como sucede con la caza en el resto del mundo.

Y por si faltara algo para apoyar la noción de que la mayor parte de los cambios y mejoras estuvieron ligados al uso de los barcos y a la navegación, este título incluye misiones submarinas donde deberás descender al lecho marino cerca de un naufragio importante, utilizando una campana de buceo. Esto quiere decir que bucearás para recolectar cofres de tesoro y coleccionables localizados en el área, pero tendrás que regresar a respirar a la campana antes de que tu nivel de oxígeno se agote. En estas secciones también deberás cuidarte de los depredadores como tiburones, mantarrayas y morenas, ya que el aire disponible no te alcanzará para detenerte a pelear y recuperar el botín.

El modo multiplayer realmente no ha cambiado mucho desde la iteración anterior; la finalidad es mezclarte con la multitud de NPC, localizar a tu presa, tratar de permanecer oculto y frenar los ataques del jugador que te busca. En cualquiera de los casos tendrás a tu disposición habilidades que te ayudarán a convertirte en un asesino cada vez más letal. Entre las primeras disponibles se encuentra la de disfrazarte para despistar contrincantes y una bomba de dinero para distinguir a los jugadores de los NPC para matarlos; conforme subas de rango, también podrás desbloquear bombas de humo que desorientan a tus perseguidores, bombas de tiempo que ralentizan el área de impacto, minas terrestres que explotan cuando alguien las pisa y situaciones más complejas, como la habilidad de hacerte casi invisible (al estilo del camuflaje de un Depredador).

La personalización es importante en esta modalidad y no solamente podrás elegir y mejorar las habilidades mencionadas, también podrás adquirir armas para causar daño y aturdir enemigos a distancia (cuchillos, pistolas, etc.) y hasta 2 perks que te ayudarán a reconocer a los demás jugadores, copiar las habilidades de la persona que te acaba de matar, dificultar que te detecten o incluso eliminar todos los obstáculos de tu camino. También hay varios poderes para usar cuando tu racha de muertes alcance determinado nivel; estos incluyen aturdir a los jugadores cercanos, hacer que muchos NPC se vean justo como tú para que sea difícil ubicarte y, el más infame: la oportunidad de asesinar a cualquier jugador a distancia durante 30 segundos.

Los modos incluyen partidas por equipos y todos contra todos, además de una modalidad cooperativa llamada Wolf Pack, en la que podrás hacer equipo con otros jugadores para asesinar una gran cantidad de NPC y cumplir objetivos que añaden variedad a la experiencia, aunque al final, todo deriva en asesinar. El problema con esta modalidad es que, al estar basada en tiempo, una vez que asesinas a tu blanco, el juego te asigna otro y luego otro en rápida sucesión, por lo que toda la estrategia que disfrutamos tanto en la campaña como en los otros modos multiplayer, se pierde y termina siendo una carrera sin control para matar personas que, la mayor parte de las veces, se ven exactamente iguales.

Uno de los problemas más importantes con las modalidades adversariales es que la experiencia tiende a estar desbalanceada. Si no comenzaste a jugar desde el lanzamiento del juego y has continuado sin parar a lo largo de estos días, las probabilidades apuntan a que encuentres jugadores mucho más poderosos que tú cargados de habilidades mortales y armas más avanzadas que te harán pedazos y se encargarán de hacerte sentir frustración porque el sistema de matchmaking es malo, a lo que hay que sumar una gran tasa de abandono de jugadores.

Assassin's Creed IV brinda una experiencia genial para todo fanático de la serie, incluso para los que odiamos la entrega pasada. La trama de la historia principal te durará varias decenas de horas y está llena de referencias históricas y de easter eggs, especialmente los documentos que recolectas durante las secciones que se desarrollan en el presente. El escenario de la piratería, junto con las batallas navales, las nuevas mecánicas de juego y las que fueron refinadas y despojadas de todas las partes tediosas y aburridas, hacen de esta entrega la más emocionante y divertida de la serie, hasta el momento.

Excelente
9.0
 

Ficha del Juego

Assassin´s Creed IV: Bla..

MÁS REVIEWS