Review

Burnout Paradise Remastered

El paraíso está de regreso

LEVELUP

8

Bueno

PROS:

Mecánicas de juego que continúan vigentes una década después

Mundo lleno de actividades

Aunque es una remasterización, el juego aprovecha el poder del 4K

El paquete incluye todos los DLC lanzados hasta el momento

Uno de los mejores juegos de carreras arcade hasta la fecha

CONS:

La interfaz de usuario se siente vieja

El mundo abierto sin indicaciones podría ser frustrante para algunos

No alguna experiencia nueva

Durante un largo tiempo, Criterion dominó el género de carreras arcade con la serie Burnout, pero, tristemente, en los últimos 10 años se alejó de la franquicia y dejó a los entusiastas de la destrucción con ganas de un nuevo título de choques. Ahora, el rey está de regreso, aunque no como los fans esperaban, ya que Burnout Paradise Remastered es el mismo juego que vimos la generación pasada, sólo que con el poder de los sistemas actuales. ¿Burnout envejeció con dignidad o se trata de un juego con mecánicas obsoletas? La respuesta no es tan sencilla.

Comencemos por lo básico. Burnout Paradise debutó en Xbox 360, PlayStation 3 y PC en 2008 y la versión de este año es exactamente la misma, pero con mejoras visuales. Fue el primer juego de la serie en llevar la acción y las carreras a un mundo abierto, y cambió algunas mecánicas importantes que había introducido su antecesor, Burnout Revenge para hacerlo más agresivo, donde hasta el mínimo roce podría ocasionar una carambola de destrucción masiva y épica.

El cambio más evidente en Burnout Paradise Remastered es el apartado gráfico. EA mejoró el título para que alcance una resolución 4K en Xbox One X, PlayStation 4 Pro y PC, así como 60 cuadros por segundo en todos los sistemas, sin embargo, no esperes nuevas texturas como sucedió con las remasterizaciones de Shadow of the Colossus o Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy. Hay que decir que el juego luce muy bien en la máxima resolución y mantiene un frame rate estable, algo digno de mencionar si tomamos en cuenta que en todo momento hay acción y choques al por mayor.

Acelera, conduce, ataca y repite

El verdadero valor de Burnout Paradise está en la diversión. Debo confesar que cuando inició mi primera carrera estaba un poco escéptico sobre la conducción y la diversión que encontraría porque en estos 10 años el género de carreras ha evolucionado de una manera asombrosa. Afortunadamente, el resultado me sorprendió. En mi primer encuentro choqué tantas veces que perdí la cuenta, pero poco a poco recordé las viejas tradiciones de la conducción y que la velocidad demanda prestar atención a cada movimiento y, básicamente, a todo el entorno, ya que un error puede ser fatal. En poco tiempo me di cuenta de que la última joya en la corona de Criterion seguía ofreciendo libertad y acción como ningún otro título en la última década. Los controles son responsivos y te permiten hacer locas acrobacias para generar caos y destrucción como siempre ha sucedido en la serie.

"El verdadero valor de Burnout Paradise está en la diversión"

Paradise apuesta por la acción constante y te invita a conducir todo el tiempo. Cuando recorras Paradise City comenzarás a ganar carreras para mejorar tu nivel de conductor, pero a medida que explores el terreno verás que hay otras actividades. Encontrarás más de 400 vallas, 120 carteles y 50 súper saltos que, de manera estratégica, fueron colocados para que nunca te detengas y, cuando te des cuenta, hayas destruido 3 vallas que te llevarán por un pequeño callejón que termina en un súper salto que te conducen a la destrucción de un cartel. En la ciudad del paraíso todo está tan bien conectado que olvidé las competencias y estuve recorriendo el mapa para causar destrucción.

Experimenta la libertad como un ángel en el paraíso

El objetivo del juego es dar la sensación de libertad y acción constante, así que Criterion se las arregló para que te olvides de seguir indicaciones. En Paradise, la clave se encuentra en memorizar la ciudad, ya que las carreras no generan una ruta predefinida, así que puedes llegar a la línea de meta recorriendo el camino que quieras. Al inicio puede parecer confuso, pero créeme, basta con que te pierdas en Paradise City para que memorices cada atajo y camino. El mapa del menú de pausa no te permite marcar algún destino, lo que podría ser un problema si estás acostumbrado a colocar rutas en los juegos de mundo abierto, pero si recorres unos cuantos metros encontrarás una nueva actividad que servirá para seguir mejorando tu licencia. Sólo ten en cuenta que puedes extraviarte si no estudias el escenario a profundidad.

Si jugaste la versión de hace 10 años sabrás que, a medida que avanzas, la IA se convierte en un monstruo que ataca sin piedad y puede hacerte polvo en unos segundos. Con Burnout Paradise Remastered es posible que este reto pase desapercibido, pero esta versión incluye la mayoría de los autos DLC, así que tendrás bestias de gran velocidad disponibles desde el primer momento. Durante las carreras del inicio utilicé el auto predefinido, sin embargo, después quise sentirme como Marty McFly y seleccioné el Jansen P12 88 Special, una versión falsa del DeLorean. Aunque no es el vehículo más rápido del juego, su potencia fue suficiente para dejar atrás a todos mis adversarios y llegar a la meta sin problemas. Esto puede mermar la experiencia del juego, pero al final es tu decisión. Mi recomendación es cambiar de auto a medida que progreses en las carreras para que tengas siempre un reto que superar.

"El objetivo del juego es darte la sensación de libertad y constante acción"
Back to the Burnout
Back to the Burnout

Fuera de esto, la acción que ofrece Burnout Paradise Remastered será más que satisfactoria. Cuando te canses de las carreras puedes optar por otras modalidades. En Furia al Volante, una de las características clásicas de la serie, deberás realizar el mayor número de Takedowns para ganar, pero tendrás que estar atento al daño de tu auto porque si chocas demasiado puedes quedar descalificado antes de tiempo; afortunadamente, siempre podrás acudir al taller mecánico en medio de un encuentro para arreglar tu vehículo. En Caza y Captura serás la presa, así que tendrás que correr a toda velocidad hasta la meta mientras la IA tratará de derribarte a como dé lugar. También podrás acceder a las Pruebas de Trucos, donde tu deber será reunir el mayor número de puntos con saltos, derrapes y otras acrobacias. Además, está Showtime, una de las actividades más divertidas del juego, pues consiste en arrojar tu auto al tráfico para causar la mayor cantidad de daño mientras diriges el impacto en cámara lenta. No es tan espectacular como Crash de los Burnout previos, pero sigue siendo entretenido dañar la propiedad ajena. En cuanto al sistema en línea, compartes la ciudad con otros 7 jugadores para destrozar la ciudad o competir en carreras.

Conducir el auto más veloz requerirá práctica si no quieres chocar a cada instante
Conducir el auto más veloz requerirá práctica si no quieres chocar a cada instante

Una vez que termines con Paradise City puedes acudir a Big Surf Island, un escenario que formó parte del DLC del juego original y que ahora está disponible desde el primer minuto. Mientras en la ciudad compites corriendo de un punto a otro, en este pequeño mapa deberás correr en varios circuitos con cierto número de vueltas. Incluso, algunas competencias te piden ir a la ciudad y regresar a la isla para ganar, pero la atracción más impresionante de Big Surf Island, además de sus bellas playas, son los 15 megasaltos. Selecciona el auto más veloz de tu colección, busca la rampa adecuada y acelera al máximo para dar un salto impresionante que te llevará por los cielos; sólo ten cuidado al calcular tu caída, ya que el mínimo roce provocará un gran impacto y, evidentemente, el esfuerzo habrá sido en vano. Ten en cuenta que no todos los vehículos sirven para todas las actividades, ya que en las carreras y pruebas de habilidad será mejor llevar un coche ágil, pero en las persecuciones y en los duelos de Takedowns la mejor decisión será uno robusto.

Impresionante, pero carente de novedades

A pesar de cumplir una década, Burnout Paradise se siente fresco y está claro que es un juego adelantado a su tiempo, sin embargo, no ofrece una experiencia nueva para los que jugaron la primera versión, así que si estás buscando algo novedoso probablemente quedarás decepcionado. Esto también involucra a la música, pues aunque muchas de las canciones originales están presentes, EA no agregó nuevas melodías. Por otra parte, si nunca tuviste la oportunidad de probar el título original, es el mejor momento para jugar esta remasterización, ya que las carreras frenéticas con ritmo despiadado exigen que estés atento a cada segundo, acción que ningún juego en el mercado ofrece de manera tan sólida.

"Burnout Paradise no ofrece experiencias nuevas"

Estos 10 años también han cobrado facturas a Burnout Paradise. Para comenzar, la interfaz de usuario se siente obsoleta y aunque tuvo un pequeño rediseño, continúa siendo confusa por momentos. Si estás acostumbrado a seguir el camino trazado, quizás aquí te encuentres frustrado porque no hay indicaciones y tampoco puedes hacer marcas en el mapa, así que muchas veces tendrás que pausar el juego para encontrar el camino a tu objetivo. Repito, estas mecánicas están diseñadas para invitarte a conocer la ciudad, pero existe la posibilidad de que la experiencia te parezca antigua si estás familiarizados con otros títulos de carreras.

Fuera de los puntos negativos, Burnout Paradise Remastered es un título sólido que ofrece un montón de contenido, docenas de horas de juego y acción, pero, sobre todo, diversión. Y ése es su punto más fuerte, ya que Criterion nos recuerda que hay potencial en el género de carreras arcade y que nada se compara con conducir a toda velocidad para ganar una carrera mientras realizas acrobacias espectaculares y arrojas a tu adversario contra una pared u otro vehículo. Si bien el terreno está dominado por Forza Horizon en estos días, ojalá esta remasterización sea la clave para el regreso de Burnout a la parrilla de salida, ya que la serie ofrece una experiencia que ninguna otra ha conseguido en años. Burnout Paradise Remastered sabe muy bien que la clave es la diversión y hacer sentir al conductor como una fiera en el camino, aunque también le recuerda que un simple error puede dejarlo en último lugar.

Burnout Paradise Remastered es la muestra de lo divertido que pueden ser los títulos de carreras y también es el ejemplo de que un título con mecánicas bien elaboradas puede mantenerse vigente con el paso del tiempo. Como dice la canción de Guns N' Roses: Welcome to the Jungle.

Paradise City está esperándote
Paradise City está esperándote

¿QUÉ TE PARECIÓ Burnout Paradise Remastered

?

3 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

3 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.7

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos