ARTICULO

Ludología: videojuegos y cultura

Toma el control de la narrativa digital


Llega un momento en la vida de todo gamer —o al menos ciertas conversaciones con amigos fanáticos de los videojuegos como nosotros— donde uno se pone a analizar las íntimas motivaciones detrás del nihilismo de Snake en Metal Gear Solid, a pensar el contexto geopolítico, militar, medieval o fantástico de títulos como Homefront, Medal of Honor, The Elder Scrolls o World of Warcraft, o en lo que nos gustaría enfrentar como situaciones ideales dentro de un videojuego.

Desde hace unos 15 años comenzó a desarrollarse una disciplina de estudio dedicada precisamente a analizar los videojuegos en sus contextos de producción, pensándolos en términos de juego, diversión, simulación y creación. Esta disciplina lleva por nombre ludología, y en este artículo hablaremos de ella.

Game Studies o ludología: una disciplina nueva dedicada a nuestro pasatiempo favorito
Game Studies o ludología: una disciplina nueva dedicada a nuestro pasatiempo favorito

Por qué es una gran idea estudiar videojuegos en la universidad

El término ludología viene del latín ludus, que significa “juego” y del griego logos, estudio o tratado. La palabra aún genera controversia entre los círculos académicos: uno no se inscribe simplemente en un doctorado en ludología. La rama se inserta dentro de los estudios culturales, un ámbito que se interesa por analizar los productos culturales de una sociedad, que pueden ser tan diversos como la ropa, el arte, la comida o las tribus urbanas.

[p]El nombre "correcto" del estudio académico de los videojuegos sería Game Studies (no hay que confundir “game studies” o “teoría de juegos”, una rama de las matemáticas aplicadas que sirve para hacer predicciones en situaciones ideales en campos como la economía y la toma de decisiones en situaciones de riesgo e indeterminación). Como fuera, el término ludología se ha popularizado de unos años a la fecha: esta disciplina ha abordado el estudio de los juegos, de las reglas, recompensas y objetivos, e incluso de los videojuegos como tales desde muy distintos puntos de vista.

Algunas preguntas recurrentes de los ludólogos son: además de los soportes electrónicos, ¿qué diferencia existe entre un juego de computadora y un partido de futbol o un juego de mesa? ¿Qué papel tiene la tecnología en la manera de contar historias? ¿Cómo influyen en los personajes los procesos culturales del mundo en el que surgen los juegos? ¿Qué se entiende por “diversión” como el objetivo último de todo juego?

[/p]

Si se lo preguntaban, sí: los estudios de ludología no se tratan simplemente de estudiar a un montón de autores, muchas tareas consisten en jugar videojuegos y traducirlos en experiencias y análisis. Suena como una especialidad sumamente atractiva, ¿no es cierto?

La ludología ha conjuntado diversos tipos de saberes, como la teoría literaria, la psicología, la teoría crítica, la informática y las artes visuales. Sin embargo, la ludología es tan amplia en su espectro de intereses como su propio objeto de estudio: los videojuegos.

Deja tu comentario

 
 

Ordenar por