ARTICULO

Lo que sabemos del siguiente Xbox

Todo el entretenimiento concentrado en un solo dispositivo


Aunque Microsoft se rehúsa a hablar de la transición generacional, los números de venta física de la industria de videojuegos piden a gritos nuevo hardware, y no se necesita ser un espía corporativo para asumir que tras una generación excepcionalmente larga, algo tiene que estarse cocinando en el corazón de Redmond, hogar del Gigante informático y del Xbox 360.

Hasta la fecha no existe información oficial, pero los reportes, las tendencias tecnológicas y las filtraciones que se escurren a través del cerco de confidencialidad establecido por Microsoft nos permiten imaginar la silueta de su nueva consola, aunque ni siquiera conozcamos su nombre. Y a propósito de nombres, por qué no empezar por lo que sabemos al respecto del siguiente Xbox.

Una lógica muy elemental y si se quiere hasta infantil, nos ha llevado a referirnos al hipotético dispositivo con el sobrenombre de Xbox 720 e incluso existen documentos supuestamente oficiales que lo emplean, pero el fundamento detrás de dicha denominación tiene más de aritmético que de mercadológico, y sirve como una ironía de la marca actual y no tanto como algo que parezca factible.

Microsoft trató de retirar de la red el documento que habla del nuevo Kinect, pero era muy tarde
Microsoft trató de retirar de la red el documento que habla del nuevo Kinect, pero era muy tarde

A comienzos de año, un sitio especializado en tecnología también manejó los denominadores de Xbox Loop y Xbox Next. Ninguno tiene mucho a su favor, salvo quizá la continuidad del concepto de circunferencia con el cual jugó Microsoft esta generación, en el caso de Loop. Next fue más bien un recurso genérico para referirse al sucesor del Xbox 360, sin que tuviera, en ningún momento, el respaldo de una fuente, por más anónima que pudiera haber sido.

Luego tuvimos Durango, que no sería el denominador final del producto sino más bien su nombre clave. Si bien excéntrico, podría ser acertado, no olvidemos que durante sus primeros días, Kinect era llamado Project Natal, y tanto Natal como Durango son provincias brasileñas, así que ahí existe un punto de convergencia interesante, pero repetimos, en todo caso esta sería la clave, no la marca definitiva.

Y finalmente tenemos una de las hipótesis más recientes y sólidas, que es la de que Microsoft bautice a su siguiente plataforma sencillamente como Xbox 8. La compañía estuvo disputándose este término y los dominios vinculados con él con un ciudadano chino, quien astutamente se lo agenció con la intención de hacer dinero fácil. Ello demuestra que el corporativo dirigido por Steve Ballmer tiene un interés genuino en la fórmula. Además, Microsoft ha pugnado por la unificación de todos sus productos bajo un mismo ecosistema. Así, en el centro estaría el sistema operativo Windows 8, y de él se desprenderían equipos como el teléfono Windows Phone 8 y quizás el Xbox 8. Suena elegante, simple y razonable, ¿no creen? Por otro lado, si no les basta con lo anterior, hay algunos que piensan que el “8” también simboliza el infinito, lo que permite a Microsoft seguir jugando con la idea del ciclo, de la experiencia de videojuego perfecta e integral, sin tener que remitirse a algo tan rebuscado como “720” o tan simple como “Loop”.

El prototipo de Xbox World es uno de los más verosímiles hasta la fecha, aunque a algunos les disgusta su diseño rectangular
El prototipo de Xbox World es uno de los más verosímiles hasta la fecha, aunque a algunos les disgusta su diseño rectangular

Dejando atrás este asunto, pasamos al del diseño y a las especificaciones. ¿Cómo luce y qué hace el siguiente Xbox? Bueno, ya hubo 2 ejercicios serios que trataron de responder a esa pregunta. El primero fue el del diseñador industrial Joseph Dumary, quien hace un año difundió su prototipo de Xbox futurista, y el segundo fue el de la agonizante revista Xbox World, con un sinnúmero de rumores y filtraciones de por medio, de las cuales la más destacada fue la de un documento supuestamente oficial que se abrió paso hasta llegar a sitios especializados en junio.

Si enumeramos hasta en el mínimo detalle técnico que plantea cada reporte, sospecha y pedazo de información, este escrito se volvería tremendamente denso y poco preciso. Así que decidimos rescatar solamente aquello en lo que coinciden la mayoría de las fuentes, y eso es que el siguiente Xbox tendrá un aspecto minimalista tal vez inspirado en el del mouse Arc Touch de Microsoft, con una carcasa de magnesio VaporMG igual a la de Surface –para no repetir el mismo error con la disipación del calor que tuvo el primer modelo del Xbox 360–. El dispositivo soportará efecto estereoscópico HD en mancuerna con unas gafas especiales capaces de desplegar realidad aumentada. A esta tecnología se le podría conocer como Fortaleza (otra provincia brasileña).

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos