ARTICULO

Logros: ¿retos o una forma de adicción?

Una tendencia que se ha apoderado de la industria


Muchos coincidimos en que el fenómeno engendrado por Microsoft con la salida del Xbox 360 provocó un cambio radical en la forma en que jugamos videojuegos. Los logros, el sistema con el que la firma de Bill Gates nos incentiva a completar 100% los títulos, se han convertido en un hobby adoptado por jugadores que incluso influye en su manera de pensar y desenvolverse, y para otros, son un elemento extra de poco interés. La realidad es que ese número que se incrementa conforme colocamos discos en la bandeja de la consola, agregamos arcades y descargamos DLC para ampliar nuestra experiencia, ha llegado a ser un factor determinante en la actual generación de consolas.

Actualmente, los logros son un elemento obligatorio que los estudios deben incluir en sus producciones. Esto ha demostrado ser una idea brillante que impulsa la rejugabilidad y nos estimula a regresar al título en lugar de abandonarlo en una repisa tras terminar la historia y dejar de lado el resto de los añadidos como el apartado multijugador, nuevas dificultades, easter eggs y coleccionables o desbloquear material adicional, por mencionar unos ejemplos.

Muchos jugadores no sólo buscan desbloquear el mayor número de logros posible, también completar 100% los que se incluyen en cada juego
Muchos jugadores no sólo buscan desbloquear el mayor número de logros posible, también completar 100% los que se incluyen en cada juego

Hasta cierto punto, el concepto cumplió su cometido; sin embargo, también generó una novedosa tendencia y un nuevo tipo de jugador: el achievement hunter (o cazador de logros). La mayoría de ellos se enfoca en desbloquear el mayor número posible de logros, mientras los más dedicados se dan tiempo para obtener todos los que ofrece cada entrega; sin importar lo complicados o tediosos que sean, la meta es alcanzar los 1000gs. Para muchos, dicha cifra significa distinción y superioridad, una forma de imponerse sobre otros y un motivo para competir, que demuestra su dedicación y profesionalismo ante la comunidad; para otros, simplemente representan el deseo de completar los juegos, de sacarles todo el jugo.

Desde luego su éxito representó una ventaja importante sobre la competencia, pues la mayoría de estos jugadores preferían adquirir los títulos multiplataforma en el Xbox 360, lo que causó que Sony, con el PlayStation 3; Valve, con la plataforma digital Steam; y compañías dedicadas a dispositivos móviles, implementaran su propio sistema de retos para terminar con el monopolio de Microsoft.

La verdadera competencia para Xbox está en los trofeos del PlayStation 3. De igual forma y en 4 sabores diferentes (bronce, plata, oro y platino, que equivaldría a los 1000gs), estos imponen los mismos retos que el 360, pero el peso que implica la cifra total del gamerscore parece ser mayor al número de trofeos que puedes acumular con la consola de Sony. En los últimos años, la forma de ver estos agregados ha cambiado, pues aunque inició como una opción para jugar un título al máximo, ahora es una especie de adicción para algunos jugadores.

Obtener algunos logros, como Seriously 3.0 de Gear of War 3, es más tedioso que difícil, pues demanda cientos de horas
Obtener algunos logros, como Seriously 3.0 de Gear of War 3, es más tedioso que difícil, pues demanda cientos de horas

Constantemente se presentan casos de usuarios que modifican su Xbox 360 y la arquitectura sistemática de los juegos para desbloquear sin problema cuanto logro deseen, lo que se ve reflejado en un aumento considerable de puntos de la noche a la mañana y se entiende que se trata de una anomalía. Esto, por supuesto, inició una guerra entre los cazadores que invierten sudor y sangre para desbloquearlos como se debe y los hackers, que aunque son banneados permanentemente por romper el acuerdo de conformidad con Xbox LIVE, probaban que los logros significan poco o nada cuando se puede hacer algo aparentemente tan sencillo como burlar el hardware de la plataforma para obtenerlos.

Eventualmente, el trabajo sucio que realizan los hackers es eliminado por la compañía, pues su “infalible" sistema para desbloquearlos presenta un pequeño error que hace más evidentes sus acciones. Xbox LIVE registra la fecha en que conseguimos cada logro y algunos pertenecen a los apartados multijugador, obviamente hay que estar conectado a dicho servicio para desbloquearlos, así que cuando vemos a jugadores con este tipo de hazañas sin la marca que indica el día, mes y año en que las obtuvieron, sabemos que se trata de logros “hechizos”.

A partir de esto, para los cazadores se ha vuelto importante que los logros que no dependen de Xbox LIVE queden registrados de la misma manera, en parte porque se ven mejor en su lista de logros desbloqueados, pero más importante aún, para que el resto de la comunidad se dé cuenta de que son verídicos, así que no están dispuestos a desbloquearlos sin asegurarse de estar conectados al servicio.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos