J-Level #74: sacrificio del alma

El creador de Mega Man por fin hace su propuesta

Por Densho El 15 de mayo a las 15:46

En las profundidades de las montañas, ¿para quién la madre rompió las varitas, una tras otra? Sin preocuparse por ella misma, lo hizo por el bien de su hijo.

Tal es un fragmento de un poema budista que forma parte del folclore japonés, inspirado en una leyenda, donde un hombre carga en su espalda a su madre anciana para llevarla a morir a la cima de una montaña, debido a que su enfermedad es incurable y no puede morir en la villa. En el camino a la cima, la madre toma ramas de los árboles y con la poca fuerza que le queda, las parte en pedacitos y las va tirando al suelo, para que su hijo encuentre el camino de regreso a casa. Se dice que en la antigüedad, en ciertos lugares de Japón se acostumbraba llevar a las personas, especialmente mujeres, de edad avanzada o muy enfermas, a los bosques de las montañas y se les abandonaba para que encontraran la muerte; se dice también que esta práctica se realizaba en momentos de sequía, pobreza o enfermedad de algunas villas o pueblos. Aunque esta costumbre, a la que se le llama ubasute, es muy conocida, en realidad no hay documentos o pruebas que confirmen su existencia y, obviamente, si alguna vez existió, nadie la ha practicado desde hace siglos (o al menos nadie lo ha divulgado). [p]Esta costumbre ha inspirado a varios artistas, poetas y pintores japoneses en sus obras; el escritor Seisho Matsumoto, en su novela de 1960 Nami no Tou (la torre de olas), tomó un poco de ella con sus personajes, dos enamorados que terminan por suicidarse juntos en medio del bosque Aokigahara. El escritor, se dice, eligió el escenario debido a varias historias que escuchaba durante su infancia, que hablaban de que el pesar de varias personas, que vivían con la pena de afectar las vidas de los demás, preferían retirarse al bosque Aokigahara, también conocido como Jukai, o mar de árboles, a quitarse la vida. Tras la novela de Matsumoto, el lugar ganó popularidad entre los fans de la puerta falsa, quienes pusieron a este bosque japonés en el segundo punto preferido de los suicidas a nivel mundial, justo debajo del Golden Gate de San Francisco. Aunque las estadísticas son someras, en 1988 se reportó que se promediaban 30 suicidios al año en Aokigahara. En 2002 se encontraron 78 cadáveres en el bosque, rompiendo el récord de 74, de 1998. [p]En 2003, la cifra subió a 100 y en los años recientes el gobierno local ha dejado de informar sobre los descubrimientos de restos humanos, a fin de desinflar la popularidad del bosque y su asociación con el suicidio. Sin embargo, se sabe que en 2004, 108 personas se quitaron la vida ahí, y en 2010, 247 individuos intentaron matarse, pero sólo 54 lo lograron. Aunque muchos podrían pensar que febrero es el mes favorito para ir y darse un tiro en la boca, y elegir como últimas palabras una grosería acompañada del nombre del ser amado, curiosamente las estadísticas revelan que es marzo el mes más concurrido, probablemente por el cierre del año fiscal. Y es que con Hacienda no se juega, muchachos. Aokigahara ahora está lleno de letreros dirigidos a los suicidas, con mensajes de "no lo hagas", "busca ayuda", "piensa en los niños", y así, con la esperanza de convencerlos. Además, cada año, desde 1970, un grupo de voluntarios y la policía local hace un peinado de la zona, buscando, con deseos de no encontrar nada, los cuerpos de los que no pudieron con la carga. A continuación les dejo un video publicado por la revista Vice, con un minidocumental sumamente interesante de Aokigahara, el bosque del suicidio.[/p][/p]

[/p]

Pocas obras de entretenimiento occidental logran pegar en Japón, pero el caso no aplicó para Harry Potter, donde el mago inglés y sus amigos consiguieron robar el corazón de las japonesas (que ahora rondan los treinta) y consumen cualquier cosa que tenga un relámpago y los colores vino y amarillo. En Japón, la franquicia de J.K. Rowling y Warner ha logrado recaudar casi mil millones de dólares, por lo que es un blanco perfecto para lanzar el tercer parque de diversiones insiprado en el mágico mundo de Hogwarts. Los Universal Studios de Osaka hospedarán el Wizarding World, que tendrá la tienda de varitas de Ollivander, el bar de Las Tres Escobas, la tienda de dulces de Honeyduke, un modelo del Hogwarts Express y una oficina postal funcional con búhos, entre otras cosas, pero sobre todo, con el magnífico Castillo Hogwarts, donde se ubicará el juego mecánico El Viaje Prohibido.

Mucho antes de que Hideaki Anno escribiera y dirigiera Evangelion, trabajó bajo la supervisión de Hayao Miyazaki y Toshio Suzuki como animador en Kaze no Tani no Naushika o Nausicaä del Valle del Viento. Para recordar los viejos tiempos, Anno, junto con Studio Ghibli, pondrán una nueva exhibición en el Museo de Arte Contemporáneo de Tokio. Del 10 de julio al 8 de octubre de 2012, el Hideaki Anno's Tokusatsu Museum (o el museo de efectos especiales de Hideaki Anno) mostrará miniaturas, disfraces y trucos de efectos especiales usados en películas. El proyecto mezclará aspectos de Nausicaä, preocupación por la energía nuclear y efectos especiales de los usados en las series del género 'tokusatsu', donde entran los Power Rangers, por ejemplo. Además, uno de los guionistas que colaboran con Anno, Shinji Higuchi, trabajará con Ghibli en un corto live-action llamado El dios guerrero ataca Tokio y presentará al dios guerrero de Nausicaä; esto le hará clic a muchos fans de Evangelion. No dejes de ir a la exhibición si andas por Tokio en esa temporada.

Pícale al 2 para que veas juegos viejos de aniversario, puros cuentos y la verdad detrás de Keiji Inafune. El original.

« Primera |« Anterior |1 |2 |3 |Siguiente » |Última »

MÁS ARTíCULOS