J-Level #75: HUD en la vida real

Pioneer convertirá tu vida en un videojuego de carreras

Por Densho El 21 de mayo a las 13:46

El 20 de mayo de 2012, entre las 20:53 UTC y las 02:49 UTC ocurrió un fenómeno astronómico que seguramente hizo exclamar a varios cerillos de supermercado, "¡ah, no m**es, se ve como la chamarra de El Yori!". El eclipse solar anular. Un eclipse solar, que es cuando la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra, no es tan raro; y del tipo anular, que es cuando el ángulo permite que la Luna quede exactamente en el centro del Sol, permitiendo que se vea sólo la orillita de luz del Astro Rey y se vea "como la chamarra de El Yori", ocurre con menos frecuencia que los otros tipos de eclipse (total, parcial y semiparcial), pero no es tampoco un fenómeno que únicamente podrás ver una vez en tu vida; el siguiente eclipse solar anular ocurrirá, por ejemplo, el 10 de mayo de 2013, así que si te lo perdiste, no es necesario hacer drama. ¿Entonces? Entonces lo que sí es raro es que un eclipse solar anular se pueda ver siempre desde el mismo lugar en la Tierra; esto sí, para que veas, ocurre una vez cada doscientos o trescientos años. Y, para suerte de los japoneses, especialmente para los tokiotas, después de 173 años, por fin pudieron ver de nuevo a la Luna tapar al Sol y dejarle el arito, "como en la chamarra de El Yori". Claro, el eclipse no nada más se vio desde Japón; desde la costa sur de China, el norte de Taiwán, la parte occidental de Estados Unidos, y en ciudades como Guangzhou, Taipei, Kioto, Tokio, Shizuoka, Reno, Albuquerque y Ciudad Juárez, también fue visible, siendo las Islas Aleutianas el mejor punto para verlo. Pero ya ven cómo se emocionan en Japón; allá fue un evento muy esperado y muchas televisoras y compañías como Panasonic, transmitieron en vivo el eclipse con la mejor tecnología disponible, dada la exclusividad del evento. En la mañana del 21 de mayo de 2012 en Japón, a las 7:30 am, horario para la zona en la que comenzó el eclipse, millones de personas salieron a verlo; estuvo nublado, pero aún así hubo quien logró capturar el momento del kinkan nisshoku, o séase, el eclipse solar anular, que se volverá a ver desde Tokio en un par de centenas de años.

Twitter se está volviendo una herramienta popular para la comunicación, la libre expresión y las quejas del tipo "cómo detesto que..."... ¡y no se diga de las indirectas para el que nos cae mal! ¡O para presumir lo que se acaba uno de comprar! ¡O para agarrarlo de chat! En fin... el chiste es que en Japón –más adelante hablaremos de eso– Twitter tuvo un inicio difícil debido a su naturaleza extranjera, pero ya se convirtió en el número uno. Pero no nada más sirve para superficialidades; si no, cheque usted: desde 2007, el mágico mundo de Disney, en sus sucursales americanas, comenzó a permitirle a las parejas homosexuales participar en el programa Fairy Tale Wedding y, aunque también se empezó a permitir en el Tokyo Disney Resort, había truco ahí. Truco que se descubrió cuando la activista Koyuki Higashi contactó a la gerencia del lugar para pedir información para realizar ahí una boda entre dos chicas gay. El reglamento del lugar permitía la boda, pero una de las chicas tenía que vestirse de hombre; y así era en todos los casos: es decir, si la boda era gay, los novios no podían llevar el mismo tipo de ropa (dos vestidos de novia o dos trajes de novio). Pues Higashi se prendió y difundió esta información mediante su cuenta de Twitter. Cuando se corrió la voz y con la imagen de Disney en riesgo, de inmediato Disney de Tokio se sincronizó con la matriz americana para arreglar el asunto y en sólo en una semana Mickey se disculpó con Higashi y se cambió la política y ahora ya no es obligatorio que las parejas homosexuales se vistan como heterosexuales para casarse en el castillo de la Bella durmiente. Pero, bueno, de todos modos, el matrimonio gay únicamente es posible en la fantasía, porque en la realidad todavía es ilegal en Japón.

Y en un nuevo episodio de Problemas del Primer Mundo: Especial de Paradojas, algo grave ocurrió en el pueblo de Hokuei, de la prefectura de Tottori. En Hokuei, que se formó tras la fusión de los pueblos Daiei y Hojo en 2005, hay un museo y estatuas del personaje Conan, de la historieta Detective Conan, creada por Gosho Aoyama; ¿por qué? El autor es oriundo de Daiei y justo en ese lugar se desarrollan las historias ficticias del detective Conan, nombrado así en honor a Arthur Conan Doyle y su Sherlock Holmes. Y el misterio rodea este lugar tan... misterioso. Resulta que un villano aún no identificado, vandalizó las estatuas de bronce de Conan que adornan las calles, robándole la lupa a una y doblándole el snorkel a otra. Según reporta la policía, reparar esta bromita les costará ¥500,000 JPY ($6,310 USD). ¿Quién lo hizo y por qué? Nadie lo sabe. Lo que sí se sabe es que esta no es la primera vez que pasa. En 2007, las mismas dos estatuas fueron vandalizadas exactamente de la misma forma. Y en 2005, le arrancaron el brazo a una de las estatuas. En total van nueve veces en que este villano reventón le pone en su mamá a estos monumentos, y el gobierno local ha invertido ¥3,500,000 JPY ($44,000 USD) en arreglarlas. El caso no se ha cerrado y parece que ni imaginando los más retorcidos motivos del delincuente podría resultar algo elemental.

Pícale al 2 para que veas lo último (ojalá) de Gokú, americanos conquistando Japón y el futuro de la conducción.

« Primera |« Anterior |1 |2 |3 |Siguiente » |Última »

MÁS ARTíCULOS