Lumia 900

Un gran teléfono que se lanza al mercado sólo para morir

Por Salvador Garcia El 19 de julio a las 12:46

Hace unos días Nokia y Microsoft nos enviaron una invitación para conocer el nuevo Lumia 900, el mejor teléfono de la gama y uno de los smartphones sobresalientes que pueden conseguirse actualmente en el mercado.

Durante la presentación sólo pudimos ponerle las manos encima un par de minutos, así que es difícil que pronto tengamos una reseña en forma. Lo que podemos decir es que el Lumia 900 se ve impresionante, tanto físicamente como en papel.

El teléfono incluye un procesador de 1.4 GHz, una maravillosa pantalla AMOLED ClearBlack (que es un método para impedir reflejos en la pantalla) de 4.3”, dos cámaras, la principal de 8 MP con óptica Carl Zeiss y y flash de doble LED.

Al usar el celular se nota de inmediato que es increíblemente rápido, las aplicaciones cargan de manera casi instantánea y uno de sus mayores atractivos es la mancuerna que tiene con The Dark Knight Rises. Incluye una aplicación/juego basada en foursquare, en la que al hacer check-in y algunas otras acciones puedes ganar puntos útiles para atacar los lugares dominados por la facción enemiga, que al ser capturados desbloquean ringtones, wallpapers, videos exclusivos, etc. Las dos facciones disponibles son, obviamente, Batman y Bane.

Todo lo que incluye de Batman es muy atractivo, pero la película se estrena en una semana y por lo mismo, el hype que han generado en torno al Lumia 900 pasará a mejor vida muy pronto; todas esas cosas que hubiera sido increíble tener al mismo tiempo que en otros países simplemente vivirán unas cuantas semanas como parte importante de la experiencia del teléfono.

Al ver el Lumia 900 y leer sus especificaciones todo parece maravilloso, y casi lo es; su tiempo de respuesta es genial y tiene una de las mejores pantallas que he visto, pero lo único que puedo hacer es recomendar que no lo compren. El mayor problema de la familia Lumia es que Microsoft acaba de anunciar recientemente que ninguno de estos equipos será compatible con Windows Phone 8, que estará disponible para todo mundo dentro de poco tiempo, lo que significa que todos esos equipos serán obsoletos.

Lo peor, sin embargo, es que Telcel pretende que pagues $10,000 MXN por un equipo al que le restan unos meses antes de convertirse en un dispositivo con un sistema operativo viejo; y también puedes pagar $5,000 MXN si lo compras en un plan de $500 MXN al mes, con el compromiso de conservarlo dos años. Es en serio, no es chiste mío.

Alguien dentro de Nokia parece no estar muy al tanto de lo que sucede en el mundo, y no sólo de los smartphones, pues llamaron a la mascota de Android “marcianito verde” (su nombre es Android porque es, bueno, un androide) y The Dark Knight Rises se convirtió, después de varios intentos fallidos de decirlo bien en “la película nueva de Batman.”

El camino de Windows Phone parecía ser el correcto, y por lo mismo, este dispositivo móvil podría ser justo lo que quiero en este momento, pero no hay forma de convencerme de hacerme pagar una cantidad tan alta por un producto de Microsoft que no será parte de la experiencia integrada de servicios que hoy los caracteriza. De hecho, puede considerarse uno de los errores más grandes del gigante informático, pues lo que pretenden con este teléfono es castigar a los usuarios con una inversión importante para dejarlos lejos de la experiencia integral.

El último gran detalle que hay que mencionar es que el Lumia 900 se ofrece en Estados Unidos en planes al fabuloso precio de $50 USD, opción que podría parecerme atractiva para usarlo unos meses mientras llega Windows Phone 8; de esa manera no me sentiría tan castigado por mi compra.

MÁS ARTíCULOS