Max Payne MobileiOS

Once años de venganza en la palma de tu mano

Por Guillermo Navarrete El 16 de abril a las 15:46

Lo bueno

Adaptación del juego que conocimos hace once años. Inclusión de autoapunte que mejora la fluidez y el control del juego. Personalización de controles táctiles.

Lo malo

Controles imprecisos y poco prácticos. Carece de sistema de trofeos. El autoapunte hace irrelevante el bullet time.

El tiempo pasa rápido, incluso con bullet time. Hace 11 años Max Payne fue lanzado por Remedy y hoy nos encontramos a unos días de que su tercera entrega sea lanzada, lo que nos hace pensar en lo cuidada que ha sido esta franquicia o lo desatenta que se ha vuelto la industria. Dentro del marco de este nuevo lanzamiento, Rockstar decidió sacar el primer título de la serie para iOS y Android y de paso hacernos revivir la bella época en que todo era cuero negro y Keanu evadía balas.

Para los que no tuvieron oportunidad de jugar Max Payne, diremos que se trata de una oscura historia de venganza en la que un policía decide dejar todo a un lado para saldar cuentas con sus enemigos; una trama que hemos visto innumerables veces en todos los medios, pero que en este caso tenía un encanto que no estaba en el fondo sino en la forma y en su tono crudo y sombrío, lo que sumado a la implementación de un gameplay innovador para su época lo convirtió en un auténtico clásico que más tarde lo llevaría incluso a las salas de cine.

El port que se hizo para iOS de Max Payne es sorprendente para aquellos que piensan que antes requeríamos una consola y una televisión para jugarlo, y ahora nos basta el teléfono; la cuestión es que cada día esta realidad es más común, hay que recordar que hace unos meses el mismo Rockstar lanzó Grand Theft Auto 3 para esta plataforma y los resultados no fueron los mejores. El hecho de que un título sea lanzado en móviles no quiere decir que pueda ser jugado de manera eficiente, pues el problema de los controles táctiles es común, la diferencia en este caso es que los desarrolladores aprendieron sus lecciones y mejoraron el producto.

Max Payne se juega normalmente con mouse y teclado o con dos joysticks y aunque en esta adaptación se logra cierta fluidez, todavía dista mucho de ser una experiencia similar a la de los controles físicos. La principal innovación para móviles es el llamado autoapunte, algo que muchos jugadores detestan pero que en definitiva es necesario para evitar la frustración, pues ayuda a girar más rápidamente el torso y a dirigirte a donde necesites en los momentos de más acción, sin embargo, tiene un inconveniente: el uso del bullet time, ya que vuelve innecesario un componente indispensable del gameplay, así que los enfrentamientos con varios enemigos pueden terminar simplemente con oprimir el botón de disparo un par de veces para derribarlos.

Dentro de la configuración del juego encontramos la configuración de controles táctiles que te permiten reubicar la posición de los botones así como cambiar su tamaño, lo que también ayuda al mejor dominio del juego. En cuanto al control, el único momento en que puede volverse frustrante es cuando requieres saltar a una distancia o momento específico.

Mientras recorres la historia es imposible pasar por alto la diferencia entre los gráficos de este juego y los de hoy, pero al mismo tiempo nos lleva a redescubrir el excelente diseño de niveles y la narrativa, lo que sin duda influyó a muchos juegos de su generación y de las actuales.

Max Payne es un clásico de los videojuegos a menudo recordado únicamente por la implementación del bullet time pero que vale la pena jugar, la cuestión es que un teléfono o una tablet no son la mejor plataforma para hacerlo.

Muy Bueno
8.0
 

75

Ficha del Juego

Max Payne Mobile

iOS, Android

por Remedy

12 / Abril / 2012

MÁS REVIEWS