UPDATE: OUYA intenta revolucionar el ámbito de las consolas

Tras sólo ocho horas la iniciativa superó el millón de dólares en Kickstarter

Por Daniel Dehesa El 10 de julio a las 18:13

UPDATE: El concepto de OUYA tiene poco tiempo de empezar a existir y ya está fascinando a prominentes desarrolladores de la industria. Al parecer, también la audiencia también lo considera magnífico, pues a ocho horas de haber iniciado su colecta en Kickstarter, no sólo superó su meta de conseguir $950,000 USD, sino que lleva $1.3 millones de dólares acumulados y el incremento en el número de billetes prosigue a un ritmo vertiginoso. Cabe mencionar que aún le quedan 29 días para seguir reuniendo dinero, así que pensar que amasará una fortuna no suena descabellado.

Según sus creadores, la consola y el control están planeados para ser lanzados en marzo de 2013, si todos los elementos se concretan de manera satisfactoria, esto significa que la fabricación termine en buenos términos, que los administrativos no tomen malas decisiones de negocios y que el dinero no desaparezca por arte de magia; después de todo, Kickstarter no se compromete a compensar a los donadores en caso de que un proyecto resulte fraudulento.

NOTA ORIGINAL

Según reportes de la NPD, las ventas de consolas atraviesan una tremenda desaceleración, y hay quienes auguran que el ámbito de las plataformas de sobremesa está al borde del abismo. Ante la supuesta precaria situación, un grupo de talentos de la industria se reunió para concebir una solución, y la respuesta fue OUYA, consola de $99 USD que gracias a usar Android como sistema operativo, abrirá sus puertas a todo entusiasta o desarrollador que desee lanzar su propuesta “sin tener que enfrentarse a las dificultades que Microsoft, Sony y Nintendo imponen en sus tiendas digitales”.

De inicio suena prometedor, pero esta novel pieza de hardware todavía no se vuelve realidad, pues aunque ya existe un plan muy detallado para construirla, sus creadores no cuentan con los recursos suficientes para comenzar la producción en masa. Así, Julie Uhrman con un grupo de expertos y veteranos de la industria de la tecnología y el entretenimiento, unieron fuerzas e influencias para colgar su proyecto en Kickstarter, solicitando el apoyo de la audiencia con una meta de $950,000 USD, cifra de la cual ya llevan recaudados más de $400,000 USD al momento de la redacción de esta nota, y eso que apenas han transcurrido unas horas desde que dio inicio la colecta.

Para el precio final de venta al público, OUYA parece un sueño difícil de cobrar vida, pues cuenta con un procesador Tegra3 de cuatro núcleos, 1GB de RAM, 8GB de memoria flash interna, conexión HDMI a 1080p, WiFi (bajo el estándar 802.11 b/g/n), Bluetooth, un puerto USB 2.0, y Android 4.0 instalado de fábrica. Y para rematar las virtudes, el control fue diseñado por el afamado diseñador industrial Yves Behar –a quien debemos la creación de la tecnología auditiva Jambox–, que además de ofrecer los requerimientos básicos: botones precisos, gatillos cómodos, sticks responsivos y un D-Pad bien diseñado, también incluirá una pantalla táctil de fácil acceso para los dedos, creada para los juegos que hagan la transición de móvil al televisor. Pese a que según lo revelado pareciera no contar con giroscopio, ni acelerómetros, el autor de este mando lo llama el Stradivarius de los controles.

Según Julie Uhrman, exvicepresidenta de distribución digital del portal IGN, los costos de investigación, desarrollo, manufactura y distribución de una consola tradicional, suele exceder los miles de millones de dólares en nuestros días; por tal razón, hasta ahora nadie se ha arriesgado a hacerle competencia a los tres fabricantes, sin embargo, la coordinadora del proyecto dice que su grupo intenta cumplir dicha meta con sólo un millón de dólares y la misión explícita de ofrecer una alternativa viable tanto para desarrolladores como para el consumidor. “Para los jugadores, hardware y software aún son muy costosos, pero en especial para los desarrolladores es sumamente caro llevar un juego al televisor, y es irónico, porque la pantalla en casa aloja las mejores gráficas, la mejor experiencia, la mayor parte del tiempo dedicada a juegos, y la mayor cantidad de dinero por parte de la audiencia. Nuestro propósito es abrir ese caudal a todos los que quieran participar,” cuenta Uhrman.

Se supone que OUYA se convierta en un portal de fácil acceso para cualquier desarrollador, pues la apertura de Android hace que programar sea sumamente sencillo, además de que no hará falta una unidad de desarrollo y la creación de juegos podrá hacerse desde una computadora convencional, “como en los viejos tiempos”. Uhrman dice que la única condición para todo el que incursione en este nuevo mercado, es ofrecer su juego de forma gratuita, ya sea en demo, con un puñado de niveles o por medio de esquema F2P, garantizando que la oferta de entretenimiento sea monumental para cualquier persona que adquiera el equipo.

El exvicepresidente de publicación de juegos en Microsoft, Ed Fries, y Miffi Ghadali, que se encarga de la distribución de Kindle de Amazon, ambos parte del equipo que respalda OUYA, están conscientes de que su propuesta no dejará atrás a las consolas tradicionales, pero sí revolucionará el ámbito, pues permitirá que toda esa fascinación por los juegos para móvil llegue al televisor. Aprovechando el comentario, en nuestra opinión se trata de un producto sumamente prometedor, pero que tendrá que atravesar severas dificultades para incluir toda la oferta tecnológica en un precio que se antoja ridículamente accesible. De hacerse realidad, será una maravilla, aunque tal vez no rompa esquemas, pues tal como sucede con la carrera entre consolas y el sector móvil, apela a diferentes sectores. Como sea, la industria se muestra muy emocionada, con Jenova Chen de thatgamecompany particularmente eufórico, y mientras Jordan Mechner –creador de Prince of Persia– dice que quién no querría una consola así, Markus “Notch” Persson expresa que se trata de una gran idea que si funciona, se beneficiará con todos los juegos de Mojang.

MÁS NOTICIAS