NOTICIA

Creador de Dwarf Fortress rechazó jugosa oferta

Importante compañía quería usar el nombre de su juego

NOTICIA

Creador de Dwarf Fortress rechazó jugosa oferta

Importante compañía quería usar el nombre de su juego

Tags

Tarn Adams, programador del que es quizá el videojuego de simulación más complejo jamás creado, Dwarf Fortress, aseguró en una entrevista, que una importante compañía, cuyo nombre no quiso revelar, se acercó a él con el fin de adquirir los derechos para utilizar el nombre de su reconocido juego.

Adams explicó que dicha compañía le ofreció a él y a su hermano una cantidad de 6 cifras por utilizar el nombre Dwarf Fortress en alguno de sus títulos. Sin embargo Adams, quien sostiene el complejo desarrollo del suyo con donaciones, decidió quedarse con los derechos de éste, hoy sinónimo de simulación hardcore para el público más selecto en PC.

Dwarf Fortress es un título de simulación de fortalezas en escenarios de fantasía programado íntegramente con gráficas ASCII. El juego posee literalmente cientos de comandos y es capaz de simular en cada partida un mundo entero como el descrito por Tolkien en El Señor de los Anillos con razas, mitologías, eventos y personajes específicos cuyos nombres están en una lengua especial creada específicamente para el título. El jugador es puesto al mando de una fortaleza de enanos al estilo de la ciudad de Moria, donde podrá enfrentarse a cientos de criaturas y escenarios complejos en la que es quizá la simulación más extensa hasta ahora. Cada enano de la fortaleza cuenta con una psicología personal precisa, estadísticas complejas, habilidades y especializaciones en decenas de oficios.

Los aspectos básicos de Dwarf Fortress pueden tomar semanas para ser comprendidos por los usuarios novatos, y el jugador puede tardar meses para conocer el juego medianamente. Por ejemplo, la fabricación de hierro en el título es un proceso meticuloso y realista, que va desde la extracción de vetas de hematita y magnetita, su tratamiento con fundentes como piedra caliza, así como su refinamiento, decantado y aleación, sin contar con el forjado. Dwarf Fortress forma parte de los videojuegos que el Museo de Arte de Nueva York considera como de elevado mérito artístico y actualmente forma parte de sus colecciones.

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 

Ordenar por