30 minutos con... Resident Evil 6 (demo de Xbox LIVE)

Una experiencia fragmentada

Por Daniel Dehesa El 4 de julio a las 15:01 Xbox 360

La trayectoria de Resident Evil es tan extensa y su metamorfosis tan extrema, que se ha convertido en un concepto de vertientes demasiado diversas; por un lado, intenta mantener el survival horror y por otro, apela a la modernidad con elementos de acción sin lograr abandonar la naturaleza de sus controles obsoletos, lo que daba como resultado un híbrido que causó suma controversia en la quinta iteración –frente al hecho de que el cuarto capítulo es idolatrado como la consagración de la saga–. Así, Capcom decidió que Resident Evil 6 fragmentara dichos elementos en experiencias diferentes por medio de tres historias, cada una con un protagonista que narra su enfoque del conflicto. El demo del juego, disponible para todos los usuarios de Xbox LIVE que adquirieron Dragon’s Dogma, ofrece un breve vistazo a esta nueva dirección de la saga, y tras dedicarle algún tiempo de calidad, te presentamos nuestras impresiones.

Dejando atrás la visión de Jun Takeuchi y en pleno tributo a Shinji Mikami, el nuevo director a cargo, Eiichiro Sasaki, intenta jugar a la alquimia con una mezcla de frescura que rinda honores a los primeros títulos de la serie. De hecho, la estructura de Resident Evil 6 no está tan alejada de las primeras aventuras en Raccoon City, en las que debíamos atravesar la epidemia desde perspectivas diferentes, primero con la mancuerna de Jill y Chris, y más tarde escapando del terrible Nemesis. El andamiaje de narrativas alternativas no es nuevo, pero según Capcom, Resident Evil 6 elevará la idea a nuevas dimensiones, algo que se vislumbra en el demo, aunque en nuestra opinión, tanta fragmentación podría no ser el rumbo ideal para otorgar una experiencia de juego envolvente, y para dar sustento al comentario, veamos cada componente por separado.

Leon regresa de su retiro para socorrer al presidente de Estados Unidos, sólo para descubrir que el mandatario de ha sido infectado y el país está sumido en una crisis de la que tal vez no se recupere. Los momentos al lado del agente Kennedy ilustrarán la faceta de horror del juego, con ambientación lúgubre, carencia de municiones y recursos, espacios claustrofóbicos y el hecho de que no sabes qué aparecerá a la vuelta de la esquina. El escenario y el ritmo se antojan ideales para revivir los momentos de tensión célebres de los primeros Resident Evil, pero en inicio hay una serie de complicaciones desconcertantes, la primordial es que pierdes la libertad de correr o moverte libremente cuando hay diálogos, así que mientras los personajes interactúan, no te queda más que caminar en la dirección que señalada. Esos momentos altamente prediseñados echan a perder el suspenso, pues ni siquiera puedes levantar tu arma y apuntar, por lo que cualquier susto se vuelve predecible.

Ahora, aún bajo el entendido de que Resident Evil dejó de dar miedo hace mucho tiempo, es irónico que la sección dedicada a provocar sobresaltos, sea la menos estimulante, al menos eso denota el demo. La austeridad de recursos no hace diferencia al momento de enfrentar muertos vivientes regulares, que ahora gracias a devastadores ataques físicos de los protagonistas, sucumben tras un par de botonazos. Tal vez al combatir con enemigos más complejos, ya avanzada la historia, la situación se invierta y nos veamos obligados a economizar en balas, sin oportunidad de sobrevivir en una pelea cuerpo a cuerpo, pero si la tendencia del demo se extiende al resto de la campaña, los jefes podrían ser los únicos que impongan un auténtico desafío. Tampoco ayuda que en la trama se den algunas pifias, por ejemplo Leon y su nueva compañera federal, Helena, encuentran una joven que a leguas se nota infectada, y sin embargo abordan juntos un elevador, asumiendo claro está, las consecuencias de su error, lo que además nos hace pensar que nuestro paladín matazombis olvidó todo lo aprendido al respecto y su experiencia se vuelve dudosa.

Lo anterior es sólo una acotación ácida de nuestra parte, pero quien realmente perdió noción de su identidad, es Chris, ya que después de extraviarse en Europa por culpa de una supuesta amnesia, es ayudado por su equipo de asalto anti-amenazas biológicas. El breve cinematic da pie a una regresión en la que Redfield despliega un operativo en las azoteas de Lanshiang en China. Recurriendo a este icónico personaje, el juego expresa su mejor momento, marcando un fluido ritmo de acción entre laberínticos entornos urbanos que demandan estrategia, reflejos rápidos y un ojo certero. En términos de mecánica es el momento mejor diseñado, en especial porque se dio un cambio en la sensibilidad del control, es decir, ya no habrá más del molesto desplazamiento lento de juegos previos, pues ahora hay una cadencia de movimiento; con Leon es un suplicio, dado reducido de los espacios, pero con Chris –y con Jake, que estamos a punto de detallar–, pauta intensidad y emoción, al grado de lo frenético.

Si dicha estructura se rigiera por una amenaza zombi real, estaríamos ante el perfecto balance por el que tanto claman los fans, pero entonces surge un nuevo giro, estamos ante enemigos que tienen más que ver con terroristas de Modern Warfare que con seres de ultratumba. Y es que ahora los infectados son seres más conscientes de sus acciones, y será común encontrar alguno que utilice armas que van de simples tubos y barretas a las más sofisticadas AK; esto con los más estoicos, pero conforme se desarrolla la trama, dejan de ser apacibles, y en lo que refiere a los fragmentos de Chris y Jake, son abiertamente soldados con exóticas capacidades mutantes. Resident Evil 5 fue un ejemplo perfecto de este cambio, pero en la sexta iteración la inteligencia artificial y la habilidad de los enemigos con sus armas llegan al extremo. Este aspecto particular queda condicionado a qué tan permisibles seamos con el concepto, pero al menos desde nuestra perspectiva, tanto apego a los shooters convencionales le arrebata esencia al título.

Por su parte, Jake y Sherry Birkin nos trasladan a las gélidas regiones de Europa Oriental, para combatir a Ustanak, el arma bioorgánica (BOW, como se denomina en los juegos) más letal que ha producido la infección, incluso superior al lento Nemesis. El fragmento del hijo de Albert Wesker –y no estamos haciendo spoiler, su identidad es parte de la publicidad del personaje por parte de Capcom–, es muestra del enfoque más sofisticado de Resident Evil 6 en lo que refiere a mecánica, no sólo porque el protagonista tiene movimientos más agiles y es capaz de batirse en duelo cuerpo a cuerpo contra toda clase de criatura, sino porque presenta la batalla contra un jefe. La experiencia pasa de la acción cinemática a los tiroteos en pleno, requiriendo moverse de un lado a otro constantemente para llamar la atención de la bestia, y después dinamitarla. Por supuesto, la mínima equivocación reduce sustancialmente las posibilidades de sobrevivencia.

La primera impresión del demo, nos lleva a afirmar que Resident Evil 6 se perfila para ser un título sumamente fragmentado, casi al punto de presentarse como tres juegos distintos, una virtud encomiable en estos tiempos de necesaria rejugabilidad. Sin duda es la intención de Capcom, después de todo, cada línea argumental está contemplada para durar casi lo mismo que Resident Evil 5; no obstante, en lugar de diversidad, las diferencias tienden a lucir como fracturas. La ventaja es que tú eliges cuál vertiente quieres jugar y no es necesario atravesar un aspecto de la campaña para liberar los otros. Con una experiencia triple que apela al horror, al survival y a la acción, este podría convertirse en uno de los más memorables de la saga Resident Evil, pero tiene la misma probabilidad de fracasar por una falta de enfoque. No sería el primer demo que deja impresiones equivocadas, los de Dragon’s Dogma, Kingdoms of Amalur: Reckoning y Ninety-Nine Nights mostraron algo muy diferente a lo que fue la experiencia final del juego, si ese es el caso de Resident Evil 6, entonces será un excelente título.

Resident Evil 6

Resident Evil 6

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Capcom

2 / Octubre / 2012

Sitio Oficial »

8.5
LevelUp Score

Agregar +

 

Colección

Favoritos

Wishlist