Killzone: Mercenary

El título que podría definir el rumbo de los FPS en PS Vita

Por Enrique Jaime El 31 de enero a las 12:30 PlayStation Vita

Guerrilla Games Cambridge asume el riesgo de invertir en un proyecto a gran escala que podría definir el rumbo de los FPS en Vita o al menos, poner a pensar a otros desarrolladores antes de lanzar un título para la portátil. El principal problema con el PS Vita radica en tener una escasa alineación de juegos, además de que los intentos por hacer funcionar la plataforma al nivel de una consola casera se han quedado cortos; las pruebas vivientes son Resistance: Burning Skies y el nefasto Call of Duty: Black Ops Declassified.

Tuvimos oportunidad de poner nuestras manos sobre un Vita y darle la primera oportunidad a Mercenary. Como la mayoría de los títulos para portátil, no pretende seguir la historia de la franquicia, aquí se propone una historia derivada de los hechos sobre la línea de tiempo original.

Al iniciar una misión de la campaña, la primera sensación fue muy clara: el mundo está vivo, la atmósfera existe. Contrario a lo que sucede con otros FPS en Vita, Mercenary se siente y responde como un FPS en una consola y a pesar de que ocasionalmente detectamos caídas en el framerate, el juego es una joya visual.

Como el título lo sugiere, esta vez eres un mercenario que no pertenece a un bando en específico (ni ISA, ni Helghast) sino que actúa bajo las órdenes de quien pague mejor; su meta es el dinero: entre más, mejor. Cuando matas a alguien recibes dinero, si lo haces con un ataque melee recibes más cantidad y si lo haces de headshot, obtienes aún más. Es claro que lo único que te importa es aumentar tu capital, así que seguro te estás preguntando ¿qué pasa con el dinero que consigo? La respuesta es obvia: comprar armas y mejoras para tu arsenal. A lo largo de la misión estuvimos matando soldados Helghast de las maneras más variadas; cuando lo hicimos cuerpo contra cuerpo el juego nos obligó a interactuar con la pantalla táctil, utilizando el dedo para cumplir patrones y ejecutar “fatalities”, algo que disfrutamos las primeras 3 veces y después nos pareció innecesario.

Cuando brincamos al multijugador, fue una grata sorpresa comprobar que el nivel gráfico sigue impactando; usualmente los juegos pierden calidad gráfica cuando lo más importante es conectar a las personas. Jugamos en Mercenary Mode, que consiste en matar lo que veas; eliminamos a un oponente y nuevamente recibimos dinero que se acumuló en la misma cuenta de banco, es decir, lo que ganamos en la campaña se sumó a lo que conseguimos en el multijugador y así es como completamos una experiencia capitalista de 360 grados. El único mapa que probamos fue Shoreline, situado en lo que parecía una mina y que está diseñado para ser suficientemente pequeño a fin de que todo mundo se mate sin parar.

Hasta ahora, digamos que Mercenary merece el beneficio de la duda. Es cierto que nos impresionó al liberar el potencial de un PS Vita, y hasta ahora se siente y se juega como un FPS (muy al estilo Killzone 2 y Killzone 3), la campaña dura alrededor de 8 horas y el multijugador es estándar, por lo que pudimos probar. Falta ver qué más tiene preparado Guerilla, pero estamos seguros de que hemos visto de lo que es capaz; definitivamente el Vita necesita más proyectos de esta escala.

Killzone: Mercenary

Killzone: Mercenary

PlayStation Vita

por Guerrilla Games

10 / Septiembre / 2013

Sitio Oficial »

8.6
LevelUp Score

Agregar +

 

Colección

Favoritos

Wishlist

MÁS PREVIEWS