30 minutos con... The Last of Us

Survival horror y acción del más alto nivel

Por Enrique Jaime El 4 de febrero a las 2:58 PlayStation 3

Durante la exhibición de PlayStation en Los Ángeles, California, tuvimos oportunidad de poner nuestras manos sobre el que quizá sea el segundo título más esperado de 2013. En compañía de Tess, una sobreviviente, y Ellie, una de los protagonistas, conocimos la atmósfera de un devastado Boston, 2 especies de infectados contra los que peleamos y eso nos permitió experimentar el sistema de toma de decisiones, y finalmente aprendimos las reglas básicas para sobrevivir al evento apocalíptico de The Last of Us.

Aunque Naughty Dog hizo explotar nuestro cerebro cuando mostró el gameplay en E3 2012, también nos dejó con la pregunta de si realmente necesitamos más juegos de catástrofes provocadas por monstruos tipo zombie. Ahora tenemos la respuesta, con una trama ubicada 2 décadas después de que una infección originada por un hongo devastó a la humanidad y básicamente sólo hay 2 opciones: vivir en uno de los campamentos construidos por el ejército y someterte al régimen autoritario, o probar tu suerte afuera, donde los recursos son limitados y corres el riesgo de ser devorado por un infectado, en el peor de los casos, o ser cazado y saqueado por otro humano, si a esto podemos llamarle una situación “mejor”.

Joel y Tess se dedican al contrabando de drogas, armas y en este caso, de una niña de 14 años llamada Ellie. Debido a “una promesa”, Joel tratará de sacar a Ellie del régimen buscando a un grupo de rebeldes. En el demo, estamos en Boston, después de que la ciudad fue destruida por el ejército en un intento por acabar con los infectados. Entre escombros y edificios que se sostienen unos contra otros, tomamos el control de Joel, mientras Tess y Ellie son manejados por la Inteligencia Artificial, y aquí es importante decir que ninguno de estos 2 te ayudará más allá del ocasional “pie de ladrón” y uno que otro disparo (por parte de Tess).

El día es lluvioso, lo que se matiza con los efectos de brisa, los charcos en el piso y hasta el audio, todo tan bien detallado que puedes sentir una atmósfera triste y solitaria: el PS3 en su máximo esplendor. No existen opciones en cuanto a navegación, el juego te traza el camino entre edificios de oficinas y calles, a lo largo de las cuales recolectas lo que te sirva, como palos, tijeras, alcohol, tela, botellas, ladrillos y balas para tu arma. Con todo esto puedes construir nuevos objetos, por ejemplo, si combinas una botella con alcohol y tela, construyes un práctico coctel molotov, y si combinas tijeras con un palo, ¡adivinaste!, obtienes un palo con picos. Y para cumplir con el requisito de cualquier survival horror, en The Last of Us las balas son escasas y la pistola se convierte en un recurso que siempre será mejor como última opción.

The Last of Us ofrece un sistema de acecho dinámico, lo que significa que siempre tendrás nuevas opciones al elegir la estrategia contra los enemigos. Dado que casi todo el tiempo estarás al acecho, deberás tener cuidado cada vez que entres en un cuarto. Al presionar L3, Joel se detiene para escuchar atentamente, y esa la parte central del gameplay, ya que esta acción te revelará la ubicación exacta de cualquier cosa que esté haciendo ruido y aquí es donde el acecho dinámico entra en acción, pues te da oportunidad de planear tu estrategia. Lo brillante del asunto es que los enemigos reaccionan ante las situaciones que provocas, lo que hace diferente cada masacre y créanme, la parte más divertida es la violencia brutal y cruda.

Conocemos 2 variantes de infectados: los Runners y los Clickers. Los primeros viven las etapas iniciales de la infección, muestran actitudes humanas pero no pueden controlarse; corren rápido y generalmente se mueven en grupos. Durante la segunda etapa sólo hay un cambio evidente: los hongos se desbordan a través de sus ojos provocándoles ceguera, la peor fase para el infectado, pues sigue estando vivo y es capaz de sentir dolor. Los Clickers son la tercera etapa de la infección, la ceguera se compensa con híper sensibilidad al sonido, de modo que funcionan como un sonar: pueden detectar tu ubicación precisa a través de ondas de sonido y luchar cuerpo a cuerpo contra ellos es imposible. La mejor estrategia contra un Clicker es usar su habilidad en su contra, es decir, lanzando botellas y ladrillos para llamar su atención y entonces decidir cómo actuar.

Durante una pelea tuve la delicadeza de acechar y asfixiar a cada uno de los infectados sin ser visto, pero para la siguiente vez preferí simplemente hacer ruido, reunir a los enemigos y prenderlos con la siempre fiel bomba molotov. Sin embargo, es importante señalar que los Clickers no sólo son más resistentes, tampoco es buena idea acercarse a ellos, lo más adecuado es, simplemente, sacar tu escopeta y disfrutar la lluvia de vísceras.

Cuando me acerqué a The Last of Us por primera vez, tenía dudas, no quería elevar mis expectativas, pues tengo la teoría de que lo peor a lo que podemos temerle es a un humano, a algo “real” y por eso pensé que este juego habría sido interesante como la culminación de la civilización provocada por un conflicto entre humanos y dejar a los pseudozombies fuera, pero en realidad eso no importó y todo indica que será un gran juego, así que… bienvenidos sean los infectados. Muchos apreciarán e incluso agradecerán el retorno del survival horror de acción a su consola; The Last of Us me mantuvo en suspenso durante casi todo el demo, siempre esperando lo peor al voltear en cada corredor y pensando lo mucho que falta para llegar al objetivo y que quizá sería mejor guardar la última bala. El título tiene el sello de Naughty Dog, la combinación de atención al detalle y aprovechamiento de la tecnología da como resultado experiencias sensoriales que es raro encontrar, e incluso escuché que a alguien le dio taquicardia mientras jugaba.

The Last of Us

The Last of Us

PlayStation 3

por Naughty Dog

14 / Junio / 2013

Sitio Oficial »

10.0
LevelUp Score

Agregar +

 

Colección

Favoritos

Wishlist

MÁS PREVIEWS