Infiernos de balas y pantallas llenas de bolitas multicolor

Por Kingcool | Hace 1 año
Uno de los géneros que mas me ha gustado a lo largo de mi vida videojueguil (si, si, “gamer” se oye mas cool pero me vale) es el genero de avioncitos.

Brevario cultural:

- Shoot 'em up es un término anglosajón para definir un género de videojuegos en los que el jugador controla un personaje u objeto solitario, generalmente una nave espacial, un avión o algún otro vehículo, que dispara contra hordas de enemigos que van apareciendo en pantalla.

Gracias Wikipedia, soy tu fan.

Prosigamos.

Los Shoot 'em up, matamarcianos (como les dicen allá por tierras ibéricas), avioncitos o juegos estilo “Galaxian”, fueron un género muy popular en mis épocas tiernas y dulces de la infancia; había unos muy básicos y otros que suponían un enorme reto a vencer, sobretodo el poder pasar alguno de estos con una sola moneda/ficha te elevaba automáticamente a un estado semi-dios entre tus cuates; de hecho pasar algunos sin gastar más de un crédito automáticamente te convertía en el dios piloto aviador virtual de la cuadra (todo esto bajo la mirada benevolente y consentidora del único y todopoderoso dios Guaripolo).

El juego de este género que recuerdo haber jugado primero fue “Galaxian”, el cual venía incluído en mi super cartucho 52-in-1 pirata versión similar de famicom con su respectivo adaptador para NES, este cartucho traía joyas como 1942, Galaxian, Galaga, Gradius y Macross; cabe aclarar que si bien estos no son juegazos ni referentes del género al menos Galaga si me hizo rejugarlo muchísimas veces con el afán de llegar cada vez más lejos y tener a las dos navecitás pegadas para hacer más puntaje.


Esta pantalla ero lo primero que veía casi siempre al encender mi NES



Después en las arcadias fue donde realmente había reto, más que nada por ese estado de desesperación y adrenalina que sólo se conseguía al estar jugando tú ultima ficha comprada con el cambio de las tortillas lo de tu domingo y estar plantado frente a la máquina de Aero Fighters, Varth, Prehistoric Isle o GigaWing, todo eso lograba esa sensación que conseguía elevarte al Valhalla virtual al instante.


En cierto momento de este juego podías ver a Ryu haciendo un Shoryuken



Prácticamente fueron estos juegos y unos que otros de los que ya no recuerdo sus nombres los que jugaba de este tipo; tuvieron que pasar muchos años para conocer verdaderos retos que jamás conocí en las maquinitas, en gran parte porque no llegaron a estos rumbos y solo los japoneses los disfrutaban, juegos que llevaron los Shoot 'em ups al nivel casi guaripolesco y te llenaban en un abrir y cerrar de ojos la pantalla de balas, los bien llamados “Danmakus” o “Bullet Hells”.


Esto era sólo el principio de la agonía



Gracias a la magia de los emuladores y el abandonware me fue posible jugar esos juegos que no conocí en mi infancia, juegos de la talla de Esp Ra De, Donpachi, DoDonPachi o Guwange me hicieron plantearme tres cosas:

1.- Todo lo que conocia de juegos de aviones era sólo la punta del iceberg.
2.- Los japoneses estan locos son unos genios creativos.
3.- Casi siempre la cantidad de balas es directamente proporcional a la diversión e inversamente proporcional a la paciencia.

Pero volviendo al tema...

¿Por qué demonios es tan divertido sentirse acorralado por miles de balas (literalmente) y morir más veces que Kenny McCormick en una sola partida?

Si si, yo se que me van a decir varias cosas como:

¿A eso le llamas difícil?... Naaaa, difícil es:

- Pasar la Horda 50 de Gears of War 3 en locura.
- Pasar todo el Resident Evil 1 sin usar ninguna máquina de escribir.
- Conseguir jugar una partida completa de Halo 4 sin lag (bueno... este... OK entendí el punto)

Pero ver tu navecita en medio de miles de balas las cuales todas y cada una te pueden matar al toque es una sensación solo comparable a hacerle un Fatality al wey que te caía gordo de tu cuadra, es una sensación enorme y más aún lograr sacar a tu nave sin usar una bomba de esa infernal oleada de proyectiles, es en pocas palabras, lo máximo.

Gracias a una empresa llamada Cave que siguió sacando tremendos juegos de este tipo existen Mushihimesama Futari, Espgaluda, DoDonPachi Daifukkatsu, DeathSmiles, Ibara y Ketsui. Todos ellos juegos bastante buenos que ahora son los referentes del género.






El encuentro con la bestia



Para no extenderme más les recomiendo conseguir algunos juegos que he mencionado y preparense a jalarse los cabellos y sentir esa sensación de querer aventar el control por la ventana.

Creanme que vale la pena.

Hasta otro día.
|
« Anterior