Amnesia.

Por Ozick | Hace 2 años
Levantarte en tanta penumbra te resulta difícil, mas debes intentarlo. Bueno, en realidad no sabes si de verdad debes intentarlo, pero de cualquier manera lo haces. Tus piernas se sienten débiles, caminar tal vez será un reto, sin embargo crees que será lo mejor. ¿Tener oscuridad frente a tus ojos cuenta como estar mirando algo? Tú y yo sabemos que no. De cualquier manera avanzas: paso tras paso te sientes cada vez más ligero, más liviano. No importa cuánto alargues los brazos, no importa qué tan rápido corras, no importa qué tanto sientas que estás haciendo, todo es en balde. ¿Puedes recordar la última vez que te sentiste así? Ambos sabemos que no. Ni siquiera estás seguro de haberte sentido así antes. Tus pasos pierden su impulso, de cualquier forma no estás yendo a ninguna parte, a ningún lugar. Tu familia, tus amigos, tu mujer, tus hijos; ¿Quiénes son esas personas? Ni siquiera puedes pensar en ello, ¿Estuviste casado? No sabes ni siquiera tu edad, ¿Dónde están tus padres? Es difícil pensar que siquiera naciste. Intentar recordar es inútil, te agobia y no está llevándote a ningún lado; exactamente igual que tus pasos. ¿Te detuviste? Sabia elección, o tal vez no. Si pudieras recordar cualquier cosa, si pudieras volver atrás%u2026 o tal vez seguir adelante. Nada puede parecerse a lo que tienes frente; o debajo, o alrededor: Esta oscuridad profunda, oscuridad que lo envuelve todo, que te abruma, que te presiona y absorbe, que te asusta y te intriga. Hace apenas unos segundos estabas tirado, en lo que, según tu poco sentido, se llama suelo. Tus ojos captan algo. Eso parece una luz. Definitivamente es una luz, tiene que serlo. Tus pupilas se están dilatando, ya no hay ningún tipo de duda. La ligereza inicial, la de hace apenas un momento, se hace más notoria, tu cuerpo es más ligero, tu mente es más veloz, por un momento, sientes lo que es ser feliz. Y, de pronto, la oscuridad vuelve a su sitio, lo vuelve a cubrir todo. Volvió la penumbra, pero tú no volviste.

Vaya, apuesto que en algún momento creíste que estabas vivo.
|
« Anterior