Chоrizard

Blogs
Yo también le entré a Twitch.

Hablando de críticas estamos

Por | Hace 1 mes

No hará mucho que escuché que Metal Slug 3 sí tenía mejores gráficas que Valiant Hearts: The great war. Dicha comparación llamó mi atención, ya que el estilo visual de Metal Slug está lejos de ser "buenas gráficas", y de hecho tiene una categoría específica que la diferencía un poco de del adjetivo de buenos gráficos. No fue precisamente ello lo que me animó a crear la entrada, sino el paralelismo que tenía dicho suceso con algo un poco más común: las reseñas de los sitios de videojuegos.
Recordarán la acusación del director de Mercury Steam, Enric Álvarez, hacia el medio periodístico por haber reseñado "injustamente" Lord of Shadows 2. Apoyo parte de su berrinche, más en el sentido de que, efectivamente, parte de las buenas notas hacia juegos dependen mucho de la popularidad y el dinero antes de la calidad del producto. Ésto me recuerda al caso de Bioshock Infinite, el cual muchos alabaron por su historia (de retórica hablaré dentro de poco) y su dirección de arte y música, pero casi nadie cayó en que, como Bioshock, quedaba a deber demasiado. Aquí los vigorizantes quizá sean prescindibles, superfluos tal vez, y así se pierde un poco el espíritu de la genética que Bioshock logró traernos allá en 2007. Era un shooter con dos o tres mejoras, algunos baches argumentos y algo monótono; pero, ¡ey!, es Bioshock, vamos a darle un 10. (¿He de aclarar que, sí, Bioshock Infinite fue un juego disfrutable? No fue el nuevo estándar respecto a FPS, pero se disfrutaba) Con Infinite nos damos cuenta que las primeras impresiones son las mejores, sí, pero también son las que se toman en cuenta al reseñar un juego. Si lo jugamos dos o tres veces más quizá ya no sea el mejor juego que hemos jugado, y ahí es cuando se debe hacer un review, cuando ya conocemos los errores y nuestro primer contacto no nos ciega para criticar un producto.
¿Sería acaso necesario recalcar que sólo buscamos escenarios hiperrealistas? El verdadero salto gráfico fue del 2D al 3D, de ahí pasamos a lo más detallado, a la época del PS1 en adelante; después nos estancamos en la séptima generación. Y he aquí el problema: se sigue buscando el famoso 1080p cuando es sólo una pequeña parte del juego (con excepciones claras, como Dear Esther) y que, como tal, no afecta del todo a la experiencia. Pero no importa, si no se logra ver los vellos faciales del personaje no es buen juego; y ahí está el porqué no encuentran "nuevas experiencias": se encierran en la burbuja del los 4k en adelante.
Confunden términos básicos, usan otros que no tienen relación, creen que todo debe ser una historia profunda y con diálogos de Platón para ser perfecto... Para mí, el que sólo busca arte en un medio que se centra en la diversión, es un casual. Verdaderas obras son las que ponen el reto y la intimidad con el jugador como tarjeta de presentación, no las que tienen clichés de películas y relaciones padre-hijo tan cursis. Pareciera que sólo quieren interactuar con una película aburrida en lugar de recordar que, sobre todas las cosas, los videojuegos ofrecen momentos de diversión. Su arte no debe estar peleada con la diversión.
Y, de mis favoritas, está siempre el tema de las calificaciones. Las tomaremos como si fuese la escuela: el 10 no representa la perfección, sólo algo que está más allá de las expectativas, que sobresale entre todos. Dar un 10 no debe ser motivo de alegría y santificación, sino de pensar que es un juego que sí se debe tomar en cuenta. Darle una calificación y ponerla antes del review en general es ---opinión sumamente personal--- llamar al lector tonto, ya que, como tal, una review se centra en la experiencia de una persona; pero algunos toman una experiencia personal como una general. Se dejan desilusionar con calificaciones del 5 al 10 en lugar de tomarlo como un parteaguas a lo que posiblemente esperas. Resaltar la calificación de un review es vanagloriarse por algo nimio. Lo que importa es cuánto tiempo le invertiste, si conociste los errores del juego, las técnicas básicas y avanzadas, si cumplió o no, si destacó en áreas que no se pensaba... Hacer una verdadera review, en resumen.
Los videojuegos son un sicretismo de distintas ramas artísticas, de distintas filosofías de desarrollo y una pululación de imágenes. El problema es que ya no sabemos reseñar. Ora por su evolución, ora por su simplicidad. Ora porque somos más críticas, ora porque nuestros estándares bajaron.

Yo también le entré a Twitch.

Por | Hace 1 mes

Ahora no me veo en una reflexión acerca de algún videojuego o una película, menos acerca de la industria. No; pero he admitir que aunque parezca un blog haciendo publicidad, sólo estoy compartiendo algunos canales de interés. Me explico: recientemente visité tres canales de Twitch para pasar el rato y ver algunas personas rifándose en juegos que me gustan, y he de admitir que tienen lo que busco: buena onda, skill de vez en cuando y un feedback bastante ameno. Sí, no serán canales que a todos les guste y menos serán de e-sport. Dicho ésto, puedo empezar:
LevelUpcom

Sí, es Level. Sí, todos lo conocen. Aun así, me gusta cuando salen de lo retro y empiezan con el cotorreo y las retas. Más cuando hay maratones (que nos quedaron a deber el de junio) y el ambiente se pone bien bueno. Me gustaría que hicieran más caso al tema de Adrián , eso sí.
Tienen canal de Twitch, por cierto.
Greenspeak

¡Un canal en inglés donde una persona mayor juega Dark Souls! Y he de admitir que tiene buen skill ---no le llegará al No pants king pero sí tiene mejor skill que yo--- y casi siempre está de buen humor. Me agrada la forma en que no sucumbe al rage e interactúa con todos. Ah, pero hace streams cada cierto tiempo.
¡Gloria a Artorias!

Alination
Bueno, sé que lo que hace Alina no es del agrado de muchos (League es casi como la peste para algunos), pero no evita que la comunidad que creó sin querer sea buena. Eso si, es malísima para casi todo lo que juega; pero lo compensa con streams buenos y feedback con los usuarios. Y sí, bueno, es Alina.
Por si gustan.

Sí, sé que el tipo de blog que arriesgué a hacer no es del agrado de casi nadie. Pero agradezco a quien sí leyó todo lo que puse... que fue poco.