En anestesia

Por 12 | Hace 1 año
Si miras un espejo te darás cuenta que todo lo que pasa allí es mero producto de tu mente trabajando para que observes lo que quieres, no es nada relacionado con la realidad sino con lo que siempre quisiste y que nunca pudiste tener, de hecho, puedes aparentar ser alguien muy importante y tu reflejo será ése. En teoría, podrías ser cualquier cosa con pensarlo, pero todo tiene su truco, para poder aparentar lo que posiblemente eres, deberás de entregar todos tus sueños al viejo Roy, aquel pobre hombre que está en su silla esperando a que la muerte venga por él y haga su trabajo.
Entrarás a su casa y le dirás que vienes por lo que por ley te pertenece, él te dirá que no, pero deberás insistir, al cabo de un rato de preguntará si de verdad quieres modificar tu realidad aun sabiendo que podrías dejar de existir y posiblemente tú quedarías atrapado en el espejo hasta que alguien quiera ser tú, tu reflejo tomará tu lugar y éste vivirá todo lo que querías simplemente por querer tener unos cuantos pesos o ser alguien popular.
Deberás pensarlo bien, ya que es tu única oportunidad de hablar con él y de ser lo que siempre fuiste pero que tú no quisiste ser, si dices que sí, él te llevará a un viejo cuarto donde hay un espejo roto, te dirá que lo toques y que formules la visión de ti con éxito, o con desgracia. Si todo sale bien, sentirás un frío dentro de ti que se irá regando por todo tu cuerpo, hasta que quedes totalmente paralizado y entonces sentirás que alguien, o bueno, algo te habla. Escucharás más voces y verás como el espejo se acerca a ti lentamente, creerás que el tiempo no pasa, pero en realidad habrán pasado unos 20 días hasta ese momento, al final, cuando por fin tengas el espejo en frente, sentirás que toda voluntad para vivir se perdió y simplemente querrás regresar a casa, entonces sentirás que todo regresó a la normalidad y te verás como habías imaginado, intentarás tocarte para ver si es real o no, al hacerlo, comprobarás que todo es real y con una sensación de victoria, intentarás salir del cuarto, pero sólo una parte lo hará, ya que tú te darás cuenta que estás dentro del espejo, con desesperación intentarás salir, gritarás e intentarás romper el espejo, pero ya es tarde, estarás ahí, para siempre, todo por una avaricia o un sueño que no se debió cumplir.
Si rechazas la oferte, tendrás una agradable plática con Roy hasta que éste muere ante tus ojos, irás a su funeral y después no recordarás nada.
|
« Anterior
|
« Anterior