Utopía del hombre: Su fundador.

Por Chоrizard | Hace 1 año
El hombre



Andrew Ryan fue el hombre detrás de la Atlántida moderna, un hombre que siempre quiso escapar de la horrible situación de la superficie, él quería rehacer una vida fuera del contacto de los que él llamaba parásitos y poder hacer una ciudad donde cada persona fuera independiente. Suena estúpido e incluso imposible, pero Ryan lo dijo “yo rechacé todo eso, elegí lo imposible... elegí Rapture".

Pero, ¿a qué se refería exactamente al decir" rechacé todo eso"? Al principio de la aventura en Rapture vimos un vídeo pre-grabado donde Ryan hablaba de la creación de Rapture, donde él decía que estaba cansado de los ideales de los gobiernos y la religión, él quería ser dependiente de otros y vivir en una sociedad donde sólo seas tú y tu recompensa ganada por ti mismo. Esto nació debido al gobierno de su país natal: Rusia. Como bien sabemos, Rusia era un país comunista y por tanto tenía la ideología de que el trabajo de uno era el trabajo de todos, lo cual asqueaba a Ryan.

Una visionario, una nueva esperanza


Ryan, entonces, se mudó al otro lado del charco en busca de un nuevo estilo de vida en la que él estuviera a gusto. Así pues, Ryan arribó a Estados Unidos de América en busca de una vida independiente al trabajo de los demás. Al principio fue así, Ryan logró conseguir riquezas y siempre destacó por su intelecto. Pero aun así, Ryan tenía la situación de los parásitos que pagaban impuestos al gobierno y que vivían del trabajo de otros. El sueño de Rapture empezaba a alumbrar como un cerillo dentro de un pozo sin fin.

No pasó mucho tiempo antes de que Ryan se sintiera aburrido e incómodo por convivir con los parásitos de la superficie. Entonces tomó todo su intelecto, llamó a un amigo y empezó los cimientos de lo que sería Rapture. La utopía de un verdadero hombre estaba por ver la luz, Rapture estaba por nacer y con ella un nuevo mundo de posibilidades ante el señor de las aguas.

Ryan terminó de dar a luz a su hijo en 1951, para ese momento Ryan ya tenía todo planeado y bajo control. Rapture no sería una ciudad más o una utopía fallida, sería una ciudad donde todos podrían sobresalir y no importaría tu procedencia. Sería una ciudad de lujo para personas de lujo, sería una ciudad donde la ciencia podría prosperar y avanzar sin los pecados de la moral y la ignorancia, una ciudad donde los artistas podrían proyectar sus obras sin pena alguna o temor a la crítica de los incultos. Un lugar donde todos podrían progresar por sí mismos sin temer a responder a un superior. Ryan creó la ciudad perfecta, con una visión perfecta y un equipo perfecto para mantenerla en pie. Creó Industrias Ryan, empresa de plásmidos que, después de la presunta muerte de Fontiane, dominó el mercado de ADAM y logró establecer una posición económica buena en todo Rapture.

Un nombre para una tragedia. Una tragedia para una verdad.


Pero para Ryan no todo sería perfecto en su utopía, pues durante años posteriores el interés de Fontaine por dominar la ciudad acabó volviendo a Rapture en ruinas. Pero aun así, Ryan se mantuvo en pie, dedicado a proteger lo que él había creado para los verdaderos hombres de la superficie. Con su intelecto superior logró sobrevivir a la busca caída de la ciudad de ensueño, y aun con el pueblo matándose unos con otros, logró mantener una sociedad casi unidad durante un tiempo, antes de la llegada de su hijo: Jack.

Jack, manipulado por Fontaine, logró derrumbar lo que quedaba de Rapture, dejándolo todo en las manos sucias y manipuladores de Frank Fontaine. Pero Andrew Ryan no caería tan fácil, desde la llegada del chico él supo que no vendría a darle un cálido abrazo a papá, es más, se podía oler que el chico no recordaba su hogar, pero al parecer Ryan sí. No dejó fácil el control de la ciudad a un loco maestro del crimen, siempre luchó por levantar la ciudad... o llevarla consigo a su muerte.

Al final del día, Ryan mantuvo su intelecto en alto, dejando claro que no necesitaba un arma para derrotar a sus enemigos, él mismo podía aplastar a quien se le opusiera con su gran intelecto. Lo dejó claro estando con Jack... Lo dejo claro cuando quiso destruir su sueño antes de verlo en manos de su peor enemigo.

Ryan, Ryan, Ryan, ¿qué más se puede decir de un magnate inteligente con una visión acertada al futuro? Muchas cosas, incluso podríamos decir que aun con el detalle de Fontaine tuvo tiempo para amar, puesto que Jack fue fruto genético de su amante, Jasmine Jolene, y los experimentos genéticos de Tenembaun, además de las entrometidas manos de Fontaine para usar al chico en una futura ocasión .Pero lo cierto es que aun después de morir a manos de su propio hijo, él dejó claro por qué pudo mantener una ciudad por poco tiempo, dejó claro por qué su hijo estaba mal, dejó claro por qué su propia ciudad cayó...

El hombre elige, el esclavo obedece



“Even in a book of lies sometimes you find truth. There is indeed a season for all things and now that I see you flesh-to-flesh and blood-to-blood I know I cannot raise my hand against you. But know this, you are my greatest disappointment. Does your master hear me? Atlas! You can kill me, but you will never have my city. My strength is not in steel and fire, that is what the parasites will never understand. A season for all things! A time to live and a time to die, a time to build... and a time to destroy! “

|
« Anterior