El rincón del amargado de Booker: Solo me gustó 1 Metal Gear

Por El pinche Letho | Hace 1 año
Durante años escuché a cientos de personas aclamar la serie de Metal Gear como una de las mejores en toda la historia de los videojuegos. Aclaman sus actuaciones de voz, su presentación cinematográfica, su "profunda" historia y su estelar guión. Ahora que infle lo más que pude la burbuja, déjenme reventarla con una maldita katana: Kojima es un pésimo escritor y el desea hacer películas, no videojuegos.



Yo comencé a ser seguidor (NO fan) de la serie el año pasado. Compré la Metal Gear Solid Collection para mi Playstation 3 y jugué los juegos en orden cronológico. Dejen que les sea sincero, Snake Eater me pareció muy pinchi bueno, de hecho lo considero un clásico que vivirá debido a su calidad, no el titulo en su caja.

¿Porqué me gustó Snake Eater? Para empezar, es una historia Stand-alone, no necesitas recordar nada de ninguna otra entrega para disfrutar de su historia y si has jugado los otros podrás apreciar una que otra referencia, pero aun así la historia es competente por sí sola. Los jefes son creativos y en verdad disfruté de lo ridículo que llegaban a ser, The Pain, The Fury. Pero también eran intimidantes como The Sorrow, The End. muy dramáticos y emocionales, como The Boss.

Aparte de esto, el juego tiene varios puntos en su sistema de jugabilidad que le añaden una saludable dosis de profundidad, la stamina, CQC, camuflaje, además logra ponerte en situaciones variadas en localizaciones igual de coloridas. Ah y no olvidemos un punto muy importante, juegas, osea, si usas tu control para más cosas aparte de voltear la cámara.



Si, Snake Eater me encantó, aun sigo repitiendo el juego de vez en cuando y nunca me canso de luchar contra The End. Peace Walker me pareció, meh. No era malo, pero demasiada acción, demasiadas restricciones y una historia muy...tonta. Continué jugando el tercer juego de la colección, Metal Gear Solid 2...wat. Sons of Liberty me pareció muy incomodo de controlar, pues vengo malcriado del excelente Snake Eater y el versátil Peace Walker.También tuve problemas con la horrible cámara, digo"clásica".

Sabía que iba a controlar al maricón de Raiden en cuanto terminará el nivel del barco, pero eso no le da impunidad al juego de esta crítica: Odio a Raiden, podrá tener una historia cruel detrás de el, pero su constante lloriqueo y su apariencia femenina siguen siendo muy irritantes. Algo que me gustó fueron las escenas de Codec que comienzan a revelar la "verdad", eran ingeniosas en su destrucción del cuarto muro. Una pena que el juego decidiera dejar esto atrás para ahogarnos en toneladas y toneladas de porno de conspiraciones secretas. Y la escena de millones de minutos cerca del final...¡por el amor de Talos! Explicaciones baratas, guión sobre-elaborado y aburrimiento al máximo nivel.

A pesar de estos grandes problemas, seguía animado para comprar Guns of the Patriots, después de todo, Snake Eater erá el tercero, de seguro los creadores y Kojima mejoraron para la "ultima" entrega de MGS...¿verdad?. Respuesta corta: No, tiene sus momentos...pero no.

Respuesta larga:



Veinte minutos, veinte malditos, agonizantes, "oh dios mio ya quiero jugar" minutos. Eso es lo que tarda más o menos Guns of the Patriots, después me voy pecho tierra debajo de un carro, otra escena. No me molesta que un juego tenga cutscenes, lo que si me molesta es que tenga un chorro y todas intervengan de manera muy irrespetuosa con mi gameplay.

Eventualmente terminé Guns of the Patriots, decepcionado de la carencia de acción táctica de sigilo. En serio, eran como diez, treinta minutos de juego y cinco a diez de escenas...en una misma misión. Ah, tampoco no olvidemos la infame Mission Briefing, con la sub-trama más estúpida e innecesaria de la galaxia, la cocina de la hija adoptada de la unión-totalmente-no-gay de Old Snake y "Me meo en los calzones" Otacon.

La serie de Metal Gear tiene una infame reputación con la ridiculez, pero para mi esto es uno de los factores que me encantó de Snake Eater. Esta historia dramática de supervivencia, acción, melodrama, malos con super poderes, sigilo, romance hilarante y sacrificio. Kojima pudo revolver con eficiencia todos estos elementos en MGS 3. ¿Pero MGS4? Eso es otra historia, una diferente, una peor, una horrible y frustrante.

Para empezar, tiene ideas buenas, lo de las PMCs, una economía dependiente de la guerra (como si no existiera todavía) la perdida de humanidad. Pero mientras Kojima podrá ser inteligente y todo lo que tu quieras, es un horrible escritor. Minutos y minutos de blah, blah, motherfuckin' blah que frenan al juego y arruinan su ritmo. Lo peor de esto es que las escenas son largas porque Kojima es un pésimo escritor, no solo eso, si no que es el maestro de los diálogos que no llevan a ningún sitio nuevo. Nanomaquinas esto, nanomaquinas aquello, Foxdie, foxdie, patriotas, patriotas.

El juego comienza a redimirse cuando se acerca el final, sin embargo, es demasiado poco, demasiado tarde. La batalla final contra Ocelot si logró distraerme de la atrocidad que fue el resto del juego, pero todo eso volvió a mi cabeza aun más fuerte cuando explican que el escuadrón de Meryl eran comandados por los patriotas.

Ah, volvamos a ese asunto de la ridiculez un momento. ¿Saben donde perdí? ¿Donde me ahogué de la risa? Cuando Ocelot derrumba y mata a todo un pinchi ejercito disparando rayos invisible con sus dedos. Se que intentan demostrar que "el poder esta en la punta de sus dedos herp derp", pero solo termina siendo una escena tan pretenciosa, tan ridícula, que es oro de comedia.

Ah...la Reverganza de Raiden esta aún peor en cuanto historia y guión se trata, pero al menos tiene un montón de esa Ligthing Fast Action que nos promete en la caja.

|
« Anterior
|
« Anterior