Review

Crash Bandicoot 4: It's About Time (Switch)

Uno de los últimos caprichos de la híbrida de Nintendo
LEVELUP 7 Regular

PROS:

Mantiene la esencia de diseño y mecánicas

Todo el contenido de la versión original está ahí

Puede disfrutarse en portátil, haciendo ojos ciegos a sus límites

Los problemas visuales no son costosos en cuanto a la experiencia de juego

CONS:

El juego sufre en su apartado visual

Muestra que Switch está llegando a su límite en cuanto a ports

Las animaciones se ven en extremo borrosas

El desempeño visual sufre al haber muchos elementos en pantalla

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Han pasado muchos años desde el ocaso de la década de los 90 y los últimos destellos de los plataformeros en 3D protagonizados por mascotas y quizá el silencio y la oscuridad del género fue necesario para cargar baterías y esperar a que las tendencias lo llevaran de nueva cuenta a los primeros planos. Hoy, Crash Bandicoot ha vuelto a ser relevante gracias a una propuesta que renovó la trilogía y el juego de carreras original, gracias a la mano y pasión de Vicarious Visions y Toys for Bob. Precisamente el segundo estudio fue el encargado de recibir la estafeta y entregar Crash Bandicoot 4: It's About Time, la inesperada cuarta entrega que recién debutó en consolas de nueva generación y en Nintendo Switch, ésta última, versión que nos ocupa y que nos ha dejado con un trago agridulce.

Crash Bandicoot 4: It's About Time en Amazon.com.mx

La posibilidad o la necedad de llevar los títulos a Switch

El reciente regreso de Crash Bandicoot también incluyó lanzamientos en Nintendo Switch; después de todo, se considera una decisión acertada, pues los títulos fueron exitosos y no hay consola más exitosa que la híbrida desde hace 4 años. De ahí que la expectativa fuera que Crash Bandicoot 4: It's About Time también hiciera lo propio y esto ha sido posible con el trabajo de Activision Shanghai y Beenox, quienes se dieron a la tarea de meter, de la forma que fuera, el juego completo en una consola que siempre se consideró limitada, pero que ahora ya deja ver el paso del tiempo en este tipo de casos.

"Crash Bandicoot 4: It's About Time brilla por mérito propio en cualquier plataforma gracias a su gran diseño de niveles"

Primero, me gustaría dejar claro que Crash Bandicoot 4: It's About Time brilla por mérito propio en cualquier plataforma gracias a su excelente diseño de niveles, a sus mecánicas y a la gran implementación de su control, elementos que se combinan para brindar una experiencia divertida y una dificultad respetable que cumple para los fans de antaño y asegura el reto para las generaciones actuales. Lo que se escribe en esta reseña se refiere al desempeño en Switch, y tanto la crítica que se presenta como la calificación van de acuerdo con la experiencia en la consola híbrida; Crash Bandicoot 4: It's About Time es tan bueno, que bien puede resultar divertido si dejas pasar algunas cosas en este port que, lamentablemente, no hace justicia al juego original. Me gustaría decir que deja mucho qué desear, pero entiendo que Switch no da para más en cuanto a este tipo de títulos third-party y pues, es lo que hay, es lo que lograron Activision Shanghai y Beenox.

El gran diseño de Crash Bandicoot 4 evita que estemos ante un desastre

Dicho lo anterior, vamos con la experiencia de Crash Bandicoot 4: It's About Time en Switch y de inicio es grato saber que todo el juego está ahí, sin más, ni menos. Como sabrás ya, esta nueva entrega tiene lugar después de los eventos de Crash Bandicoot: Warped, con Uka Uka, Neo Cortex y Nefarious Tropy escapando de prisión gracias a una ruptura que ha originado problemas dimensionales y cuya única opción es la recuperación de las máscaras cuánticas.

Bajo esa premisa, Crash y sus amigos se lanzan a la aventura a lo largo de distintos niveles con identidad propia y con elementos que los distinguen y que son acordes a la ruptura dimensional generada, al villano que resguarda el escenario y a las plataformas y retos que nos esperan.

La versión más limitada de Crash Bandicoot 4
La versión más limitada de Crash Bandicoot 4

Tal como se mencionó en el reseña original, Crash Bandicoot 4: It's About Time basa su propuesta en términos de su historia, pues esto le permitió a Toys for Bob darle variedad a los mundos y justificar el diseño de los escenarios, plataformas y obstáculos. De ahí que esta entrega de Crash Bandicoot mantenga los elementos esenciales de la franquicia y al mismo tiempo brinde propuestas frescas en niveles que van de menos a más en cuestión de dificultad, presentando de forma orgánica el uso de las máscaras cuánticas, que no son una ventaja sino una necesidad y un reto.

Precisamente, descompuesto en sus partes y vistas solo en términos de diseño y mecánicas, se vuelve notorio el por qué Activision Shanghai y Beenox apostaron por garantizar que estos se mantuviera tal cual en la versión de Crash Bandicoot 4: It's About Time para Switch, lo que significa que el juego y su experiencia divertida están ahí sin cambio alguno pues el esfuerzo se centró en entregar una jugabilidad idéntica a la versión original, incluso el control se procuró para que respondiera en tiempo y forma, algo esencial en un juego retador que en ocasiones requiere movimientos exactos.

El diseño y mecánicas sacan a flote este port
El diseño y mecánicas sacan a flote este port

Sí, Crash Bandicoot 4: It's About Time cumple como experiencia de juego en cuanto a diseño, mecánicas y control, pero es en su apariencia visual donde el juego no solo muestra lo que se pudo hacer con el hardware disponible, sino también los límites de una consola que tras 4 años parece no tener más para dar respecto a estos títulos third-party que lucieron en el final de generación de PS4 y Xbox One y ahora han dado el paso a PS5 y Xbox Series X|S.

Crash Bandicoot 4: It's About Time corre a 30 cuadros por segundo en todo momento, mostrando que la decisión de Activision Shanghai y Beenox fue adecuada en términos de privilegiar la jugabilidad. Sin embargo, no pasa mucho tiempo antes de que el juego se encuentre con los límites del Nintendo Switch y es ahí donde uno se queda con el sabor agridulce.

El regreso de Crash fue en grande y eso supuso una serie de escenarios con muchos detalles y animaciones acordes con la acción y el humor que maneja esta entrega, después de todo, era la oportunidad de hacerlo ahora que el género está viviendo su segundo aire.

Lamentablemente, es ahí donde Crash Bandicoot 4 flaquea de forma importante, pues la calidad de escenarios y personajes fue reducida de forma dramática y durante la travesía te encontrarás con porciones pixeladas, carga de texturas conforme avanzas y elementos borrosos, siendo los más triste aquellos que tienen que ver con los movimientos de Crash y los demás personajes, pues en lugar de ver la animación, tendrás un revoltín de pixeles moviéndose rápidamente.

Asimismo, Crash Bandicoot 4 sufre con la presencia de muchos elementos en el escenario y en numerosas ocasiones experimentarás ralentizaciones, aunque afortunadamente, no impactan en la experiencia de juego, o al menos no en momentos cruciales pues en ese caso estaríamos hablando de un desastre.

¿Será este uno de los últimos caprichos de Switch?

¿Cómo jugar Crash Bandicoot 4: It's About Time? Dadas las limitaciones en materia visual y de desempeño, mi consejo es hacerlo en una pantalla no mayor de 32 pulgadas, pues lo más probable es que tu TV 4K que te acabas de comprar para experimentar la máxima resolución, te muestre la peor cara del juego. Eso en cuanto al modo Dock, pues en portátil la experiencia es similar, pero los detalles que mencioné con anterioridad no son tan notorios, eso sí, dada la concentración y estrés que el juego suele generar, es probable que tu vista se canse.

Quizá, es en lo anterior donde Crash Bandicoot 4: It's About Time me hace pensar más en un capricho que en un lanzamiento adecuado pues sabemos que el potencial de Switch está en su faceta de consola portátil, pero en definitiva queda mucho a deber para el mundo de este juego y sus detalles al grado de que puede ser una experiencia visual poco satisfactoria.

Irónicamente, Crash Bandicoot 4: It's About Time está tan bien diseñado, que con su puro esqueleto y lo poco de piel que se le permitió tener en Switch es capaz de sacar las cosas adelante. Esto significa que el juego puede ser una experiencia divertida si eres capaz de pasar de largo por los detalles que mencioné y si no eres tan exigente en términos visuales, pero no esperes que esté ni cerca de lo que se vio en las otras versiones de consola.

¿Evitable o jugable? Depende de la exigencia del usuario
¿Evitable o jugable? Depende de la exigencia del usuario

Conclusión

Al final, Crash Bandicoot 4: It's About Time de Switch, puede ser considerado como evitable para el ojo clínico y la preferencia del jugador experimentado y el fan hardcore de la franquicia, sin embargo, esta postura puede ser diferente para quien busque vivir la experiencia en portátil, asumiendo los límites evidentes de la versión que, dentro de todo, mantiene su esencia en cuanto a diseño y mecánicas, lo que termina salvándola del desastre.

¿QUÉ TE PARECIÓ Crash Bandicoot 4: It’s About Time

?

2 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

2 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

10

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos