Darksiders II PC

También disponible en PlayStation 3 Xbox 360 Wii U

Darksiders II continúa la historia del original, pero situándonos esta vez en el papel de otro jinete del Apocalipsis, Death (en la primera parte controlamos a War). Esta secuela tiene lugar en el inframundo, continuando los sucesos Seguir Leyendo

Darksiders II continúa la historia del original, pero situándonos esta vez en el papel de otro jinete del Apocalipsis, Death (en la primera parte controlamos a War). Esta secuela tiene lugar en el inframundo, continuando los sucesos del primer juego, y Death tendrá que usar su guadaña y otras armas para acabar con oleadas de enemigos. Cuenta con más toques de plataformas, y Death puede agarrarse a salientes con una cadena, y visualmente vuelve a contar con los diseños del dibujante Joe Madureira. Colapsar

Detalles

Desarrollador: vigil games

Publisher: THQ

Género: Aventura

Fecha de lanzamiento:

Tags

En el marco de nuestras actividades durante el E3, también tuvimos oportunidad de ver y probar por primera vez Darksiders II, secuela de uno de los sellos más exitosos en la historia reciente de THQ y en la cual la distribuidora tiene puestas muchas esperanzas para los próximos meses.

De forma paralela a los acontecimientos de la primera parte, a partir de los cuales Guerra es culpado por el Charred Council de haber desatado prematuramente el final de los tiempos, Muerte intenta reivindicar el nombre su hermano, revertir lo sucedido y de paso descubrir qué hay detrás de todo este caos, ese es el contexto de Dark Siders II.

Aunque no pudimos probarlas en la demostración, Despair tendrá habilidades de combate
Aunque no pudimos probarlas en la demostración, Despair tendrá habilidades de combate

En contraste con la entrega original, que alternaba muchos escenarios urbanos en la Tierra, nuestra experiencia con Darksiders II comenzó en una región desolada conocida como Velo de Hielo, que fiel a su nombre yacía desolada, nevada y con cuantiosas formaciones rocosas para explorar –de hecho la atmósfera nos recordó mucho algunos escenarios de un viejo título con tintes también místicos conocido como Soul Reaver–. Gráfica y conceptualmente, la secuela mantiene su estilo un tanto caricaturesco, con trazos muy evidentes.

La encomienda era la de encontrar al Guardián de los Secretos o Crowfather para tratar un asunto relacionado con un amuleto –no queremos echar a perder mucho de la historia, así que no diremos más–.

Otra diferencia con el primer juego es que desde el comienzo tuvimos acceso a Despair (Desesperación), la montura de Muerte, misma que podemos invocar presionando los dos hombros del control. Naturalmente, la navegación del escenario ya sobre nuestro sobrenatural equino fue más ágil y los controles se sintieron responsivos, tanto a caballo como a pie.

No pasó mucho tiempo antes de que encontráramos espectros esqueléticos a combatir. El sistema de pelea sigue siendo sencillo y funciona alternando el botón X y Y repetidamente para desatar espectaculares ataques, mientras que con RB se efectúa un rápido movimiento de evasión, vital para hacer frente a numerosos adversarios o jefes. Además de catártica, encontramos la jugabilidad sumamente ágil y divertida –más que con Guerra, al menos–, demandando muy poco esfuerzo para desatar los más devastadores ataques y combos y eso que apenas estábamos probando a la experiencia.

Una vez abatidos, los enemigos otorgaban experiencia y dejaban armas sueltas con diferentes niveles de daño o defensa que podíamos levantar. Habrá armas pesadas y armas ligeras, a las cuales también tendremos acceso dependiendo de nuestro nivel de desarrollo.

El apartado visual se mantiene fiel al estilo del original
El apartado visual se mantiene fiel al estilo del original

Cabe señalar que este primer escenario con el que tuvimos contacto estaba diseñado con muchísima verticalidad, así que las escaladas fueron una constante. Muerte puede efectuar saltos dobles, pero también correr por las paredes por breves instantes o incluso rebotar de un muro a otro para ascender por una estructura angosta. Nuevamente, en este rubro notamos ciertas similitudes con el funcionamiento de Prince of Persia (de 2009); obligándonos a trepar y brincar entre columnas de madera suspendidas, subir por enredaderas y demás dinámicas similares.

Eventualmente nos encontramos con el primer jefe de la demostración: el gigante de hielo. Un titán del cuádruple de tamaño de nuestro personaje, pero que como era de esperar, pecaba de cierta lentitud. Aquí salió a relucir, en primer lugar, la necesidad de evadir los ataques con sincronía, pero también la de oprimir el gatillo izquierdo para mantener la cámara enfocada en el adversario y no ser tomados por sorpresa. Honestamente, al hacer uso adecuado de estos dos recursos, lo demás fue relativamente fácil: presionar X y Y frenéticamente y en diversas formas para causar daño, alejándonos poco después, esperando el ataque programado del gigante, evadiéndolo y repitiendo la operación hasta finalmente derrotarlo. No les vamos a mentir, morimos una vez antes de poder entender perfectamente el ritmo de dicho combate, pero no fue algo imposible de dominar, es una cuestión de aprender secuencias, nada más.

Al final de la demostración llegamos con el Guardián de los Secretos y tras una discusión, vino una gran sorpresa: tuvimos que enfrentar a nuestro mismísimo hermano Guerra. Nuevamente, el sistema de combate se apegó a los parámetros de aprendizaje de patrones, evasión sincronizada, ataque y retroceso. Ello no significó que el encuentro no fuera desafiante, más bien el diseño del esquema de controles es intuitivo, dinámico y genuinamente nos hizo sentir poderosos.

El diseño de los personajes sigue siendo excepcional
El diseño de los personajes sigue siendo excepcional

La impresión que al final del día nos dejó el juego fue buena. El concepto visual permanece fiel al del original –nada impresionante, pero sí llamativo– y Muerte se presenta como un personaje mucho más ágil en la forma de conducirse, tanto en combate como en navegación de escenarios, lo que supondrá una experiencia ligeramente diferente a la original. Faltó por ver qué de nuevo ofrecerá Darksiders II en términos de acertijos e historia.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos