Review

Dynasty Warriors: Gundam Reborn

Mobile Suits oxidados
LEVELUP 6.2 Malo

PROS:

Aún sorprende que la serie no sufra problemas de framerate con su saturación de enemigos

Es posible jugar con un segundo jugador de manera cooperativa y online

Los Gundams son buenas representaciones de sus versiones del anime y los mangas

CONS:

El juego no ofrece nada que sus antepasados no hayan entregado

Jugar en pantalla dividida vertical todavía es anticuado y confunde la percepción de campo de los jugadores

Las historias de muchas de las OVAS y películas, sus mobile suits y escenarios son contenidos descargables de paga

Los gráficos aún dejan mucho que desear

La actual versión de la serie Dynasty Warriors es reconocida por 2 grandes factores: su desenfrenada acción con incontables enemigos en pantalla y la adaptación de otras reconocidas franquicias (normalmente, de procedencia japonesa) para tematizar sus juegos. Desde Samurai Warriors y Fist of the North Star hasta One Piece y, próximamente, The Legend of Zelda, la saga de Tecmo Koei ha creado exóticos crossovers que, hasta hoy, cuentan con una cimentada base de fans. De entre todas estas marcas, quizá la más recurrida por el estudio nipón es la de los populares mechas conocidos como Mobile Suits, que una vez más son acogidos por la desarrolladora para su proyecto más reciente: Dynasty Warriors: Gundam Reborn.

La palabra renacer se usa en el subtítulo de la entrega porque, más que un juego nuevo, se trata de un paquete que compila los aspectos más relevantes de las 3 iteraciones anteriores de la saga, no más. Así que no estamos ante un compendio remasterizado y con mejoras de gameplay, sino ante una especie de simple colección que tal vez sólo atraiga a 2 tipos de público: los fans de las entregas previas y los seguidores de los animes y los mangas de Gundam.

Dicho esto, los fanáticos de la franquicia estarán familiarizados con las 2 únicas modalidades que incluye Reborn: Oficial y Ultimate. La primera es una campaña subdividida en 6 de las historias más relevantes de las animaciones y OVAS japonesas basadas en Gundam, en este caso, Mobile Suit Gundam, Mobile Suit Zeta Gundam, Mobile Suit Gundam: Char’s Counterattack, Mobile Suit Gundam Unicorn, Mobile Suit Gundam Seed y Mobile Suit Gundam Seed Destiny. En tanto, la segunda presenta relatos inéditos creados por la propia Tecmo Koei (desarrolladora del título), con personajes y robots de las tramas alternas que no aparecieron en Oficial —como Mobile Fighter G Gundam y Mobile Suit Gundam Wing—, y pequeñas variaciones en las mecánicas tradicionales de su modalidad hermana.

Cada historia está conformada por varias misiones cuya duración es desde 1 hasta 10 minutos, según las necesidades de los niveles, sus objetivos, su grado de dificultad y los Suits enemigos que presenten. La mayoría de los mapas están concentrados en colonias espaciales y el terreno puede ser tanto las ciudades e instalaciones que éstas presentan (terrestre) como sus afueras, en el espacio (aéreo). En general, el objetivo de cada escenario es destazar a cientos de débiles Mobile Suits con el abrumador poder del Gundam que controles, liberar las áreas que éstos controlan y provocar que el jefe del escenario —normalmente, más de 1 y casi siempre de tipo Gundam— aparezca en el campo de batalla para enfrentarlo, derrotarlo y finiquitar la misión.

Mientras haces esto, parámetros de evaluación, como el tiempo que te toma cumplir la misión y la cantidad de unidades enemigas que caen ante el sable de luz o la pistola de plasma de tu Mecha, calificarán tu desempeño. El verdadero atractivo, sin embargo, es la satisfacción que genera derrotar a cientos de enemigos en cuestión de segundos con el fin de desatar los poderes especiales que cada Gundam posee: entre más golpes conectes con éstos, más rápido subirán los gauges que les permitirán lanzar sus ataques más devastadores. Por ejemplo, el modelo Wing Zero emplea sus 2 rifles de plasma para eliminar absolutamente todo lo que esté en su rango; el legendario Epyon usa el aguijón de su cola como lanza; y el Shinning Gundam, su mortífera ráfaga de puñetazos. Sin duda, el fanático de Gundam quedará satisfecho con la representación que Tecmo Koei logró con los robots frente a sus versiones homónimas del anime, aunque los veteranos de la serie de videojuegos quizá se decepcionarán al saber que el estudio no se molestó en agregar o modificar sus sistemas de combos y movimientos, que son idénticos a los de los 3 pasados Dynasty Warriors: Gundam.

Algunas misiones permitirán que un NPC te asista e incluso podrás combinar ataques con él
Algunas misiones permitirán que un NPC te asista e incluso podrás combinar ataques con él

Precisamente porque la ofensiva y la defensiva de los robots no cambió, ni tampoco el esquema de control con que ejecutan sus dash, sus bloqueos, su sistema de vuelo y su modo potenciado (ese que aumenta de manera considerada y momentánea su poder) cada vez que juntan la barra necesaria para activarlo, es posible personalizarlos antes de cada batalla para modificar sus atributos de ataque, defensa, velocidad, etc. Para ello, existen planos de actualización que, por lo general, consigues al destruir en batalla a ciertos enemigos o al acabar las misiones; por su parte, los pilotos de los Gundam también reciben puntos de experiencia con cada objetivo que cumplen de manera satisfactoria para subir sus niveles y así mejorar sus habilidades de puntería al disparar las armas de sus Mechas, por ejemplo.

En cuanto a lo que compete al modo Ultimate, la única característica marcada que lo diferencia de su contraparte, más allá de sus historias inéditas, es que sus misiones —que, por lo general, comparten los mismos mapas que los del modo Oficial— presentan ciertos requisitos y condiciones que deben cumplirse antes de siquiera intentar pasar satisfactoriamente de nivel. Como no hay una línea argumental seria que seguir, los objetivos se limitan a derrotar a cierto número de Mobile Suits antes de que el tiempo de un reloj llegue a cero, a liberar todas las áreas hostiles de sus captores para enfrentar a sus comandantes o a destruir robots gigantes; hay más variaciones que éstas y las recompensas por superarlas se ven reflejadas en experiencia y planos de mejoras, así como en nuevos Gundams, pilotos y medallas que, según la dificultad en que juegues (fácil, mediano y difícil), sin mencionar la cantidad de daño infligido y recibido, puntaje, tiempo de sobra en cada escenario y el número de enemigos derribados, podrán ser de bronce, plata u oro.

Es posible pasar la mayoría de las misiones en compañía de un segundo jugador de manera local u online. La primera opción no la recomiendo porque la percepción de campo es elemental en los Dynasty Warriors y la división de pantalla en forma vertical no beneficia en lo absoluto la visión de ninguno de los 2 jugadores, por el contrario, sólo confunde su mirada. Ante esta situación, vivir la experiencia con alguien que se encuentre en otra parte del mundo es lo más aconsejable, aunque las búsquedas de compañeros de aventura pueden demorarse muchos minutos. Debido a esto, es posible jugar las campañas mientras esperas a que alguien más se una a tu partida; el problema es que, cuando ocurre, el juego te regresa al lobby, te avisa que perdiste y todos los puntos, enemigos destruidos, power-ups y planos no se guardan en tus progresos.

Mobile Suits que parecen de plástico
Mobile Suits que parecen de plástico

Algo que siempre he elogiado de la serie Dynasty Warriors es su impresionante capacidad para no sufrir bajones de framerate ante los cientos de enemigos que aparecen en pantalla al mismo tiempo (si ocurriera, la premisa de la franquicia se vendría abajo). Reborn no es la excepción, sin embargo, como sus hermanos, sacrifica su apartado gráfico para mantener su promesa básica: todo en el juego luce pobre, deteriorado y de principios de la séptima generación de consolas; los cinematics son de baja calidad, sus escenarios son planos, cuadrados y sin vida, y sus robots tienen el mismo nivel de detalle bajo que el primer Dynasty Warriors: Gundam de 2007, como de figura de acción de mercado.

Con todo lo anterior, Dynasty Warriors: Gundam Reborn es un título que sólo recomiendo a los verdaderos fanáticos de Gundam que no experimentaron ninguno de los 3 títulos pasados. Si por el contrario, conoces a la perfección dicha trilogía y estás dispuesto a probar el nuevo título, considera que revivirás un cliché que no ofrece absolutamente nada nuevo. Recuerda que Gundam Reborn es exclusivo para PlayStation 3 y que sólo está disponible de manera digital desde PlayStation Store.

¿QUÉ TE PARECIÓ Dynasty Warriors: Gundam Reborn

?

0 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

0 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

0

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos