Review

Battlefield 1

El punto más alto para la franquicia

LEVELUP

9

Excelente

PROS:

Campañas memorables y emotivas

Excelente diseño multijugador

Progresión multijugador flexible

Gran atmósfera

Apartados sonoro y visual sobresalientes

Variedad de ajustes técnicos

CONS:

Campañas de corta duración

Secuencias de sigilo triviales

Poca variedad de armamento

Como veterano de Battlefield, debo confesar que me sentí desanimado con la revelación de Battlefield 1 debido al apresurado debut de Battlefield 4 y al superficial sistema de juego de Star Wars Battlefront. Pensé que DICE olvidaría sus raíces y entregaría un producto ajeno a las filosofías que construyeron y mantuvieron con vida la franquicia de combate total, que ha cubierto múltiples eras y se ha reinventado más de una vez. Después de probar a profundidad el nuevo título de DICE, me di cuenta de que mis miedos no tenían fundamentos: Battlefield 1 es la nueva cumbre del campo de batalla.

Un salto cuántico

Como sabes, Battlefield 1 retrata el conflicto que envolvió al globo en 1914, “la guerra que terminará con todas las guerras”: la Primera Guerra Mundial. Aquí encontrarás 5 pequeñas historias que retratan diferentes aspectos del conflicto, donde el cambio que más disfrutamos es la nueva tonalidad de los relatos porque representa una inyección de frescura a las producciones de guerra que nos tienen aburridos. Las historias de Battlefield 1 retratan personajes humanos con dudas, deberes, sacrificios, sentimientos de hermandad y en conflicto con una guerra que no desean pelear.

Las historias de guerra duran un poco más de 1 hora
Las historias de guerra duran un poco más de 1 hora

Las misiones ofrecen un esquema abierto donde puedes elegir la mejor estrategia en el vasto terreno de juego; la libertad de movimiento es extraordinaria, aunque no se salva de tener momentos lineales sin mucha oportunidad de travesar la zona con maniobras y tácticas creativas. Asimismo, hay posibilidad para utilizar sigilo con herramientas discretas y así completar una lista de objetivos: debes pasar desapercibido mientras escudriñas el terreno de combate con binoculares en mano para marcar y ubicar en pantalla a la fuerza opositora. Este elemento sufre debido al pobre diseño de los enfrentamientos con enemigos miopes que gritan su posición a todo pulmón. Podrías llegar anunciando tus intenciones desde el primer intento con el mismo resultado.

Las campañas te llevan por diferentes frentes del conflicto a pie y a bordo de maquinarias de guerra terrestres y aéreas. La campaña que se roba el paquete es la última, donde conocemos la historia de Zara, una guerrera de los beduinos bajo el mando de T.E. Lawrence contra el Imperio Otomano. Esta campaña se caracteriza por tener mapas extensos con múltiples objetivos, que son la esencia de Battlefield como franquicia; el uso de sigilo es excepcional, aunque no se salva de los problemas que mencionamos antes.

El apartado narrativo representa un salto cuántico en relación con las historias de títulos anteriores (sin contar Bad Company); los relatos son emotivos y memorables, aspecto que tiene más peso e importancia a pesar de verse oscurecido por cuestiones de diseño ajenos a la franquicia (como las fallas en las estrategias de sigilo). El valor de Battlefield 1 está en mostrar los estragos de la guerra en las personas, el amargo destino de héroes anónimos a través de los relatos emocionantes y conmovedores. Si tuviera que elegir la campaña que me dejó la impresión más profunda diría que la de los hermanos italianos; el sentimiento de hermandad me dejó con un nudo en la garganta y me obligó a jugar la historia 2 veces.

La campaña de Battlefield 1

Así llegamos al componente donde Battlefield ha destacado durante generaciones: el multijugador.

Los modos de juego son la tradicional amalgama de la saga con algunas novedades interesantes. En primer lugar, está la forma de jugar que ha definido la franquicia desde su concepción: Conquest. El objetivo es tomar control de diferentes puntos de captura para aumentar el puntaje de tu equipo y obtener la victoria. Aquí es importante conocer los fundamentos del ataque y la defensa para asaltar las posiciones enemigas y evitar la captura de los puntos menos protegidos en la retaguardia, así como el correcto funcionamiento de los vehículos de combate. Por ejemplo, un tanque pesado funciona mejor cuando acompaña una ofensiva de infantería, y eso puede garantizar la captura de un punto de control. La combinación de estos elementos tiene el potencial de entregar la mejor experiencia de combate, pero requiere la cooperación de todas las partes que conforman un batallón.

La mejor experiencia de combate

Como imaginarás, el trabajo en equipo es esencial, sin embargo, aquí destaca el uso del Commo Rose (por defecto, ubicado en el Bumper Derecho del control), una opción de comunicación efectiva y rápida que el líder de escuadrón puede usar para informar sus intenciones marcando un punto de captura y dirigir a sus soldados al objetivo. La utilización efectiva del Commo Rose otorga una ventaja significativa para quienes siguen las instrucciones del líder de escuadrón, a pesar de no tener una diadema de audio para comunicarse verbalmente, ya que pueden atender los indicadores en pantalla.

Trabajo en equipo
Trabajo en equipo

Otro de los modos es Domination, el hermano menor de Conquest y, básicamente, un encuentro de menos duración (aproximadamente 10 minutos), con acción veloz, exclusiva para infantería, donde el objetivo es capturar y defender puntos específicos. Rush es un enfrentamiento escalonado donde es necesario capturar 2 puntos de control antes de asaltar el resto de las posiciones enemigas. Team Deathmatch es el clásico enfrentamiento de 2 bandos en un espacio reducido de juego, donde el único propósito es hilar la mayor cantidad de asesinatos.

Battlefield 1 también hace gala de 2 nuevas modalidades. En primer lugar, hay una variante de Captura la Bandera llamada War Pigeons (quizá suene ridículo, pero no lo es, si consideras el contexto histórico). La mecánica es mantener segura la paloma que aparece aleatoriamente durante el tiempo necesario para escribir un mensaje que entregará y así invocar un ataque de artillería pesada para devastar al enemigo. La acción sucede en locaciones limitadas con reapariciones aleatorias y gana el bando que envíe primero 3 mensajes. Una modalidad de acción, interesante y hasta cierto punto divertida, sin embargo, carece de las cualidades para cautivar a los jugadores más allá de las primeras semanas de lanzamiento.

Operations es la nueva forma de DICE para comunicar lo que aconteció detrás del terreno de juego. El modo ofrece combates secuenciales con una pequeña narración cinemática que otorga el contexto histórico detrás del mapa, aspecto que siempre se pierde detrás de cada escaramuza. Lo característico es que la condición de victoria se alcanza después de varios intentos. Por ejemplo, la primera operación puede ser un fracaso, lo cual no significa el fin de la partida, sino el primer día de ataque y reinicia el encuentro. El juego tampoco termina después de un ataque exitoso, sólo te traslada a otra locación (mapa) con una estrecha relación con lo que representaría la continuación del conflicto que acabas de experimentar. Al final, los equipos son recompensados por su desempeño y eso determina si la victoria es aplastante o menor.

Encuentra al enemigo
Encuentra al enemigo

Dentro de Conquest y Operations debutan los Behemoths, enormes máquinas de destrucción que tienen la capacidad de cambiar el ritmo del combate para el equipo que los posee. Estas bestiales máquinas de guerra aparecen cuando se cumplen ciertas condiciones y son devastadoras y difíciles de derribar, al punto de percibirse súper poderosas y completamente desequilibradas. La realidad es que transforman el terreno de combate en una situación completamente épica.

Es importante mencionar que esta iteración de Battlefield no hace gala del aclamado Levolution característico de las 2 entregas pasadas. Lo que encontramos es un terreno de juego sumamente dinámico con un nivel de destrucción sin precedente. Al finalizar los enfrentamientos encontrarás que el horizonte es completamente irreconocible, con cráteres de artillería donde tomar cobertura y edificaciones reducidas a escombros.

Un nivel de destrucción sin precedente

El clima es importante porque puede cambiar sin previo aviso. Aquí, diferentes factores de visibilidad cambian drásticamente para ofrecer un nivel de juego profundo y atmosférico; un elemento sin precedente en la franquicia. Puede —por ejemplo— surgir neblina y reducir la visión de los francotiradores, lo que será una delicia para quienes prefieran el combate cercano y agresivo, pero el cielo se puede despejarse y será necesario considerar matices estratégicos como la orientación de Sol para evitar el resplandor. Los efectos de clima son un poderoso agregado a la experiencia de combate porque permiten jugar en un campo de batalla dinámico, donde ningún enfrentamiento es igual a otro; el escenario perfecto para tener los emblemáticos “momentos Battlefield”, únicos e irrepetibles para cada jugador.

Adiós Behemoth
Adiós Behemoth

Battlefield 1 ofrece 9 mapas inspirados en diferentes locaciones donde aconteció el conflicto que empezó en 1914; cada uno es diferente y destacan por la calidad del diseño de los enfrentamientos. Por ejemplo, Amiens está inspirado en la ciudad francesa que fue ocupada durante la guerra; aquí el sentimiento de nostalgia es profundo debido a la familiaridad que tiene con algunos mapas en la primera entrega de la franquicia (Stalingrad y Berlin) y otros títulos del género como Day of Defeat. Se trata de una ciudad en plena ocupación, con calles estrechas y edificaciones a punto de ser derribadas que brindan un santuario momentáneo. El resultado es una experiencia de infantería como pocas: pelear por el control del puente y escudriñar el horizonte a través de la neblina cuando estás debajo del fuego de tanques pesados es una experiencia sin igual que únicamente es posible revivir gracias a Battlefield 1.

Otro ejemplo es el desierto de Sinaí, que se caracteriza por largas extensiones que puedes recorrer en el lomo de un caballo o en un vehículo. La diferencia entre los mapas es un logro para la franquicia porque cada uno ofrece estilos de juego diferentes que requieren tácticas acordes para obtener la victoria.

Las clases de juego siguen la filosofía que distingue a la franquicia desde su creación. La división de clases de combate tiene un propósito definido en el campo de batalla y deben trabajar en conjunto para explotar sus habilidades y salir victoriosos como una unidad de combate completa y competente. Aquí la clave es la combinación efectiva de todas; por ejemplo, el médico es versátil por su capacidad de sanación, sin embargo, tiene pocas herramientas ofensivas contra vehículos blindados, lo que contrasta con el asalto, que empuña su ametralladoras y explosivos, pero carece la capacidad de mantener un ritmo acelerado por su incapacidad de sanarse.

El armamento es limitado
El armamento es limitado

Esta iteración de Battlefield cuenta con pilotos de combate, que son clases otorgadas a los jugadores que eligen como punto de aparición los tanques de combate y aviones y tienen como propósito principal operar dichos vehículos. De la misma forma que en la campaña principal, los pilotos y conductores pueden reparar los vehículos desde el interior y tienen herramientas para hacerlo desde afuera, pero cuentan con poco poder ofensivo como infantería. Las clases de elite son 3 y aparecen aleatoriamente en diferentes puntos del mapa. El lanzallamas puede derretir cuartos enteros de enemigos y el Tank Hunter puede dañar sistemáticamente vehículos enemigos con su rifle de alto poder. Estas clases no son una recompensa y tampoco garantizan bajas enemigas gratuitas porque es necesario utilizarlas sabiamente y con discreción.

Los personajes permanecen sin grandes modificaciones: pueden correr, saltar, agacharse y bajar su perfil a pecho tierra. Sin embargo, ahora pueden trepar, cruzar bardas y pasar por terrenos inclinados, lo que ofrece una gran libertad de movimiento aporta nuevos matices estratégicos a considerar.

En el apartado del armamento encontramos que cada clase de juego tiene hasta 5 disponibles con características únicas como cadencia de disparo, puntería y estabilidad. La particularidad del sistema es que no se pueden personalizar a detalle como en entregas pasadas; aquí están disponibles 3 veces porque cada variación cumple diferentes roles; por ejemplo, una versión tiene mirillas ópticas y otra está modificada para ofrecer una cadencia de disparo mayor; el resultado se siente limitado en opciones disponibles. Es importante mencionar que el armamento se adquiere con fondos de guerra que se consiguen subiendo rangos del multijugador. En promedio, se obtienen menos de 100 por cada incremento y es necesario hasta 200 para cada nueva arma.

La neblina afecta la visibilidad
La neblina afecta la visibilidad

Retomando la progresión del multijugador, los diferentes desbloqueables, como granadas y morteros, requieren niveles de maestría con una clase en particular. Por ejemplo, para utilizar más variedad de armamento con el médico es necesario acumular cierta puntuación para subir 1 y así poder comprar más variedad —similar a como funcionan las estrellas de servicio en Battlefield 4—. El sistema de progresión es flexible con los nuevos jugadores porque requiere poca inversión de juego para equipar una clase y desempeñara bien un trabajo, lo cual se agradece y así se evitan vicios en quienes prefieren una clase y evitan el resto por el requerimiento de equipo.

En el aspecto técnico, Battlefield 1 es una maravilla

Este sistema de progresión es una queja constate en multijugadores de clases y objetivos, donde la variedad y utilización de las clases es esencial y obligatoria. Básicamente, sucede que los jugadores que ocupan una clase por primera vez, encuentran una pared que les impide desempeñar adecuadamente su rol de combate, lo que a su vez genera vicios y falta de motivación para experimentar con otras clases.

Opciones detalladas de personalización
Opciones detalladas de personalización

En el aspecto técnico, Battlefield 1 es una maravilla. El juego luce espectacular porque el motor gráfico, Frostbite, emplea una técnica que imprime fotorrealismo sin precedentes y se apoya con efectos vistosos de iluminación y sombreado. En la Tierra de Nadie, los reflejos de los reflectores de guerra en la combinación de lodo, sangre y cadáveres son realmente impactantes y memorables. El apartado sonoro no tiene igual, pues además de fidelidad ofrece dinamismo y esto es evidente en transiciones de combate de campos abiertos a escaramuzas en bunkers y ruinas; el estruendo de las explosiones es impactante y ensordecedor. Por otro lado, los escenarios cuentan con pequeñeces que sólo son evidentes cuando escudriñas la pantalla con lupa, como efectos de calidad que escalan el nivel de detalle; lo importante es que la experiencia nunca se ve comprometida y mantiene un nivel visual excelente en todo momento. Sin duda, un logro técnico sobresaliente.

En Battlefield 1 encontrarás la posibilidad de ajustar diferentes opciones debajo del capó, lo que es un elemento raro en títulos de consola y es sumamente necesario en una experiencia competitiva por naturaleza. Puedes ingresar en el menú de opciones y cambiar la sensibilidad para cada nivel de aumento óptico disponible y ajustar el nivel de precisión del armamento cuando apuntas y disparas. Puedes cambiar el campo de visión (fov) y ajustarlo al tipo de monitor donde juegas o a tus preferencias (del estándar de 60° hasta más de 100°), así como cambiar el color de la mirilla, el zoom al mínimo y su tamaño, y elegir configuraciones de movimiento para los vehículos. Si esto fuera poco, Battlefield 1 da un paso más al ofrecer estadísticas técnicas que informan sobre la calidad de la conexión al servidor de juego. Tengo que decir que nunca había visto esta opción en un título de consola y me parece simplemente sorprendente e interesante.

Disfruté cada momento de juego en Battlefield 1 por ser innovador y diferente a sus predecesores, pero también sumamente familiar. El juego presenta una campaña que considero un verdadero éxito en el género de disparos, aunque tenga algunas inconsistencias de diseño, y en su apartado más fuerte, el multijugador, es una completa delicia gracias al poderío visual del motor gráfico Frostbite. En resumen, Battlefield 1 es la nueva cumbre en la franquicia de guerra total por mantener la esencia original y buscar la innovación en los conflictos bélicos para ofrecer uno de los mejores multijugadores de esta época.

¿QUÉ TE PARECIÓ Battlefield 1

?

53 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

53 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.6

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos