¿Serías un control de juegos?

La tecnología que llevará los videojuegos al siguiente nivel


Los videojuegos son una de las
facetas tecnológicas cuyos cambios se han notado más con el paso del tiempo.
Hace aproximadamente veinticinco años, todavía estábamos tirando patadas a
oponentes formados por pixeles o corriendo por ahí, tratando de salvar al
Mushroom Kingdom de la invasión de los Koopas. Y ¿qué me dices de la PC? Quién
no recuerda esos días en los que Wolfenstein
3D se posicionó como el gran favorito del público, enfrentándonos contra
nazis en un ambiente que simulaba la tercera dimensión y con efectos de sonido
por demás primitivos.

Actualmente las cosas son muy diferentes, las
gráficas de los juegos se han convertido en una de las grandes exigencias de
los usuarios, lo que resulta en títulos que se asemejan cada vez más a la
realidad, por ejemplo, el nivel de detalles mostrado en los personajes de Uncharted 2 es simplemente sorprendente.
Y otro elemento que ha evolucionado a lo largo de los años son los mismos
controles que utilizamos para jugar; con el paso del tiempo el joystick se
transformó en un control plano que cambió el stick por un pad direccional y
posteriormente se agregaron la funcionalidad de vibración y los sticks
análogos, que permitieron una retroalimentación mucho más completa entre el
usuario y el juego.


Evolución de los controles
Evolución de los controles

Después de la introducción del stick análogo,
realmente fue poco lo que cambió en estos periféricos, sólo la inclusión de
otro stick análogo, tecnología inalámbrica y cosas por el estilo, al menos
hasta que el Wii, la consola de séptima generación de Nintendo, introdujo el
Wiimote, un control con sensores de movimiento que permitía a los desarrolladores
de juegos crear experiencias que llevarían al usuario a sumergirse en una
experiencia interactiva como nunca se había visto en las consolas caseras. Títulos como AMF
Bowling Pinbusters!, Wii Sports y
The Legend of Zelda: Twilight Princess
sorprendieron con su tipo de juego interactivo, transportando los movimientos
del usuario hacia la pantalla por medio del Wiimote.

Esta tecnología fue un gran salto
adelante y mucha gente piensa que fue responsable, en gran medida, del éxito
del cual gozó la consola en el mercado, ya que fuera de eso la innovación
ofrecida fue realmente poca en relación con la generación anterior. Pero ahora
imagina que en lugar de blandir un control por todos lados, simulando que es
una espada, tuvieras al alcance una cámara capaz de reconocer los movimientos
de tu cuerpo y los transmitiera a tu consola de videojuegos. Esto es
precisamente lo que promete el llamado Project Natal, el proyecto que Microsoft
piensa que llevará al Xbox 360 al siguiente nivel y lo imbuirá con sangre nueva
para mantenerlo fresco en el mercado por, al menos, cuatro años más.


El nuevo proyecto de Xbox
El nuevo proyecto de Xbox

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos