Metal Gear no es sólo Hideo Kojima

Hacemos un tributo al talento detrás de una franquicia legendaria


Esta semana, Konami anunció que busca nuevo talento para continuar el desarrollo de la franquicia Metal Gear Solid, después de casi 3 décadas al mando de Hideo Kojima. Todos los fans de esta serie podemos estar de acuerdo en una cosa: en el fuerte protagonismo de su director, al grado de que se ha desarrollado un culto que lo ha convertido en un verdadero rockstar de la industria del videojuego. Sin embargo, tener a Kojima bajo los reflectores todo el tiempo ha sido injusto para aquellos extraordinarios talentos que han colaborado para definir a dicha saga imprescindible de los videojuegos.

Sólo el futuro sabe lo que tiene deparado para Metal Gear Solid, pero, mientras muchos disfrutamos nuestras últimas horas de juego de su última entrega, The Phantom Pain, he decidido escribir una pequeña nota o tributo a los nombres de aquellos grandes que marcaron nuestras vidas con genial arte, excelentes mecánicas de juego, memorables guiones o temas estremecedores que establecieron un punto y aparte en cuanto a calidad, producción y sofisticación. Así que acompáñame en este breve tributo a nombres que quizá no conocías, pero que definitivamente forman una parte gloriosa de esta historia.

Yoji Shinkawa (Artista: MGS, MGS2, MGS3, MGS4, MGSV)

¿Sabes de dónde viene la idea de los ranks en Metal Gear Solid? Dicha clasificación proviene del sistema que Konami usa en sus entrevistas de admisión y para organizar a su personal por su grado de talento. Se rumora que el genial artista gráfico Yoji Shinkawa fue el primero en obtener un rango S debido a su portafolio de arte. Nacido en Hiroshima en 1971, Yoji Shinkawa es uno de los artistas gráficos más geniales en la industria del videojuego. Estudiante de artes visuales de la Universidad Seika de Kyoto, Shinkawa soñaba originalmente con ser artista de manga; sin embargo, pronto se desilusionó con la producción masificada de dicho medio y descubrió que su talento principal está en la creación de arte conceptual de alta calidad. Por ello, se incorporó a Konami en 1994 para trabajar en la versión de PC-98 de Policenauts, así como otros ports de dicho título. Finalmente, ante su evidente talento, Kojima asignó a Shinkawa la tarea de diseñar Metal Gear REX para el primer juego de la serie Solid. Sus principales inspiraciones e influencias son artistas japoneses como Yoshikazu Yasuhiko y Yoshitaka Amano en lo que respecta a la construcción y poses de los caracteres, así como el francés Moebius, el estadounidense Frank Miller, el húngaro Willy Pogany y el ilustrador decimonónico, Aubrey Beardsley, en lo que respecta a la línea.

El arte de Shinkawa incorpora la técnica japonesa de dibujo monocromático en tinta, sumi-e, lo que da vigor y expresividad a los personajes, así como una construcción sofisticada que expresa una contraposición dinámica de valores visuales adecuada a su compleja psicología y su carácter épico. Shinkawa es un artista sumamente meticuloso en la creación de personajes, pues intenta reflejar su psicología y trasfondo en su aspecto. Por ejemplo, el look de The Boss está basado en la actriz francesa Charlotte Rampling, ya que refleja fuerza, estoicismo y belleza. Metal Gear REX incorpora una construcción basada en amenazadores seres orgánicos como dinosaurios, pero expresada en las líneas elegantes del diseño mecánico puro. Otro ejemplo son los diseños antropomorfos de Zone of the Enders, que serían una influencia muy fuerte para The Phantom Pain. Shinkawa es un artista en evolución constante, lo que ha hecho que su arte sea vigente a lo largo de casi 20 años. El diseñador ha tenido que confrontar el reto de estar a la cabeza artística de un medio en continuo avance tecnológico, al redefinirse a cada paso. Sin embargo, su talento parece estar a la altura del reto, lo que lo ha convertido en uno de los ilustradores más reconocidos de toda la industria.

Kazunobu Uehara (Programador: MGS, MGS2, MGS3)

Uno de los elementos más valiosos del equipo detrás de Metal Gear Solid, el programador Kazunobu Uehara, se unió a Konami en 1994, donde se encargó del desarrollo tridimensional de Policenauts y Tokimeki Memorial: Drama Series. Posteriormente pasó a dirigir el desarrollo de Metal Gear Solid, Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty y Metal Gear Solid: Snake Eater, además de supervisar Boktai y apoyar el desarrollo de MGS4. En el caso de Metal Gear Solid, Uehara estuvo a cargo de la programación del sistema general de juego, es decir, harmonizar todas las subrutinas de programación, así como el sistema de archivos, al integrar las otras áreas importantes del diseño: el protagonista, la IA enemiga, los efectos, demos y demás. A partir del input de Kojima, Uehara experimentó con el programa para determinar qué tanto podía lograrse dadas las limitantes del juego, con lo que llegó a la idea experimental del motor original. Con tan sólo 1 megabyte de RAM, Uehara comprimió los elementos del juego a 700k aproximadamente entre datos, texturas, sonido y diálogos; una verdadera proeza. Para darles una idea, los movimientos de Snake en su programación original saturaban toda la memoria del PlayStation, así que Uehara tuvo que obrar milagros para hacer que cupieran. Al final, lo que más enorgulleció a Uehara fue que, a pesar de que el juego ocupa 70% a 80% de la capacidad del PS1, el motor gráfico es veloz y el título resultó completamente responsivo. En resumen: Kazunobu Uehara es un genio de la programación. Respect.

Tomokazu Fukushima (Guionista: MGS, MGS2, MGS3)

Versión fantasmal del guionista en Metal Gear Solid
Versión fantasmal del guionista en Metal Gear Solid

Misteriosa figura que apareció al frente de los créditos de los que son considerados como los mejores juegos de la saga (Metal Gear Solid, Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty y Metal Gear Solid 3: Snake Eater), Tomokazu Fukushima es un talentoso escritor y guionista que ayudó a definir el mundo de la franquicia en el momento crucial de su redefinición en 3D. Poco se sabe de Fukushima. Nacido en diciembre de 1972, Fukushima fue el coescritor al mando más importante de la saga tan sólo detrás de Kojima, antes de que Shuyo Murata tomara la batuta. Kojima menciona que Fukushima fue ante todo el escritor de los codecs en MGS, pero su grado de involucramiento con el mundo de Metal Gear Solid sigue sin esclarecerse. Algunos fans aseguran que Fukushima es responsable de la coherencia y falta de retcons (readaptaciones de la continuidad) en los primeros 3 juegos de la saga. En todo caso, Fukushima era un creyente en la visión del guionista como creador de algo único, como evidencia su cita en el documental de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty: "En un mundo en el que tendemos a estar satisfechos con un mero desarrollo al estilo producción en serie, quise mostrar una forma alternativa de hacer las cosas."

El talento musical

La música es uno de los aspectos más memorables de la franquicia Metal Gear Solid pero, a diferencia del arte conceptual, ha sido un arduo trabajo colaborativo entre diversos talentos que han definido a una franquicia sumamente cambiante. Uno de los nombres más constantes de la serie es Kazuki Muraoka, uno de los compositores internos de Konami que comenzó trabajando en la despreciada versión de NES de Metal Gear (la versión de MSX fue compuesta por Iku Mizutani) para pasar a estar al frente de la franquicia a partir de 1998 con Metal Gear. Su trabajo involucró dirigir, editar y supervisar el aspecto musical de todas las secuelas hasta Metal Gear Solid 4. A su talento debemos piezas icónicas como el famoso Jungle Theme de Metal Gear de NES o el clásico tema Encounter, de Metal Gear Solid.

Otro nombre importante para el desarrollo musical de la franquicia ha sido el británico Harry Gregson-Williams, prestigiado compositor de cine (Kingdom of Heaven, Man on Fire) que ha dado el toque peliculesco a la saga a partir de Metal Gear Solid 2. Su trabajo se caracteriza por su estilo Blockbuster y hollywoodense, sumamente adecuado a la vertiente de super producción que la franquicia siempre ha manejado, como puede verse en su clásico tema para Metal Gear Solid 2 y Metal Gear Solid 3.

Otro talento indispensable de esta saga es el jazzista y saxofonista Norihiko Hibino, graduado del Berklee College of Music y especializado en música de videojuegos y animes mediante su compañía GEM. Hibino ha trabajado en más de una veintena de juegos, entre los que suenan nombres como Bayonetta. Sin embargo, el trabajo por el que será recordado para siempre es por Snake Eater, la maravillosa pieza estilo opening de James Bond que nos marcó a todos como el tema más memorable de Metal Gear Solid 3.

El talento musical no sólo involucra la composición sino también el canto, y en ningún ejemplo puede verse mejor que en algunas de las excelentes compositoras y cantantes que han colaborado con Metal Gear Solid. Rika Muranaka, responsable del inolvidable tema The best is yet to come de Metal Gear Solid, se incorporó a la franquicia a partir de su trabajo en Castlevania: Symphony of the Night y Silent Hill. Su elegante estilo vocal, que se aleja de las modas imperantes en el pop japonés, incorpora influencias de la música de muchas partes del mundo, como puede verse en los acentos de tango en Esperándote de Silent Hill y en las letras en celta de The best is yet to come.

En cuanto a Cynthia Harrell, inició su colaboración con el tema I am the Wind para Castlevania: Symphony of the Night, pero sin duda su boleto a la fama es la increíble interpretación para el tema Snake Eater. Actualmente trabaja en Triangle Sound Studios en Atlanta. Por su parte, la australiana Donna Burke, que en estos últimos tiempos ha sonado mucho gracias al magnífico Sins of the Father de The Phantom Pain, comenzó su colaboración con la serie a partir de Peace Walker y se ha convertido en una de sus identidades vocales más fuertes, incluyendo su curiosa actuación como el iDroid de MGSV.

Akio Otsuka

Actor de voz oriundo de Tokio, Akio Otsuka ha sido la encarnación de prácticamente todos los Snakes a lo largo de la saga. Su voz grave y masculina le ha valido todo tipo de papeles, desde el legendario protagonista del anime Black Jack hasta personajes tan memorables como Batou en Ghost in the Shell o Blackbead en One Piece. Sin embargo, su pasaporte a la posteridad será el retrato de Snake en prácticamente todos los juegos de la serie, lo que lo ha convertido en uno de los miembros más constantes del equipo al mando de Hideo Kojima. Como dato curioso, su padre, el veterano actor clásico Chikao Ohtsuka, proporcionó la voz de Big Boss viejo en Metal Gear Solid IV. Otsuka es uno de los miembros más queridos del equipo y fue quien reveló la disolución de Kojima Productions, acompañando a la saga hasta el final. En Occidente, el papel de Snake fue doblado por David Hayter hasta Ground Zeroes, en el que Kiefer Sutherland prestó su voz.

Kojima Productions (2005-2015)

El difunto Kojima Productions integró un equipo seleccionado prácticamente a mano por Kojima a lo largo de 3 décadas en su involucramiento con la industria. Aunque dicho estudio fue establecido como tal a partir de 2005, Kojima se refiere a él de manera retroactiva como responsable de prácticamente todos sus juegos, incluyendo obras de culto como Snatcher y Policenauts. Se puede decir que Kojima Productions fue una agrupación informal de los mejores talentos de Konami, encargados de Metal Gear, Boktai y Zone of the Enders. Finalmente sería constituido como tal en 2005, en parte para aliviar a Kojima de otras responsabilidades y concentrarse exclusivamente en hacer juegos, y llegó a agrupar hasta a 200 empleados bajo su sello. Entre sus miembros, ya sea previos a su constitución o posteriores, podemos contar al productor Noriaki Okamura; el guionista Shuyo Murata (coescritor de la serie a partir de MGS IV); Kenichiro Imaizumi (productor, gráficos); el diseñador Mineshi Kimura; el director de Portable Ops, Masahiro Yamamoto; el responsable de Fox Engine, Julien Merceron; el programador gráfico, Norihito Hatakeda; el director de las entregas no canónicas, Shinta Nojiri, así como los artistas Ikuya Nakamura, Tsubasa Masaom o Ashley Wood, sin contar con la colaboración incidental de ilustradores de culto como Yoshiyuki Takani y Noriyoshi Ohrai.

Conclusión

Sin duda, la franquicia Metal Gear Solid es una de las mayores aventuras creativas de la historia de los videojuegos. Como tal, ha sido sostenida no sólo por la visión de Hideo Kojima sino también por innumerables talentos que contribuyeron hasta en el detalle más mínimo por dar perfección y renombre a esta saga. Sin duda, Metal Gear siempre se caracterizó por ser algo más: una verdadera reunión de talentos en todos los niveles que ofrecían una experiencia cuya sofisticación y ambición ha sido pocas veces igualada en el mundo de los videojuegos. Ahora que nos preparamos para una gran transición (que para algunos representa efectivamente un final), ha sido justo recordar estos nombres y recoger sus contribuciones. Honor a quien honor merece.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos