ANNIE: Cómo dar vida a un personaje

Hablamos con los creadores del emotivo corto animado


Los videojuegos en línea son experiencias de juego donde pocas veces pensamos en el contexto que hay detrás de las acciones que suceden en pantalla. A veces simplemente no importa, pero existen personas que quieren saber por qué los personajes hacen lo que hacen, por qué son así o quiénes son. Algunos desarrolladores intentan resolver estas dudas adoptando un contexto histórico con personajes que pasan olvidados bajo la sombra de las mecánicas de juego y otros crean breves líneas de texto que intentan describir lo que sucede más allá de las frías estadísticas de combate que acompañan a cada personaje. Muchas veces esto es insuficiente.

Riot Games intenta ir más allá al crear mundos que te hagan sentir que los personajes de League of Legends existen en zonas geográficas definidas, con paisajes y panoramas impensables que se ubican en escenarios políticos y con ideologías que afectan los acontecimientos del juego. Cuando se trata de otorgar vida a un personaje más allá de las líneas de voces dentro del juego y sus descripciones en los menús del cliente, el equipo de Riot Games da pasos firmes y arriesgados que hemos experimentado en los diversos lanzamientos de cortes cinemáticos que narran escenarios detrás del mundo que han construido a lo largo de los años. El más reciente corto es ANNIE.

Annie es uno de los personajes más antiguos de League of Legends y, por lo general, la identificamos por sus grandes ojos, su actitud infantil, traviesa y, a veces, macabra. Sin embargo, hay jugadores que la catalogan como un personaje con mala conducta porque, después de todo, es la hija de la oscuridad. Con este corto cinemático Riot Games refuerza el compromiso de crecer la ficción del juego y, sobre todo, a sus personajes.

“Se sintió apropiado hacer una historia así sobre un personaje que se percibe como malvado.”

Después de ver este corto animado Annie dejó de ser una caricatura con mil influencias como resultado de su desarrollo y ahora tiene un rostro que puede llorar, dudar y tener miedo; es un personaje con el que puedes identificarte más allá de su estilo de juego. Durante una videoconferencia en las oficinas de Riot Games Latinoamérica platicamos sobre ANNIE con Anthony Possobon, director creativo en Riot Games, quien nos explicó las razones por las que decidieron crear el corto animado, en específico, por las que abordaron un tema sombrío: “Se sintió apropiado hacer una historia así sobre un personaje que se percibe como malvado.”

Fragmento de arte conceptual
Fragmento de arte conceptual

La historia de Annie toca fibras sensibles que ocasionan reacciones emotivas que nunca pensamos que podría evocar un personaje caricaturesco con aspecto infantil y líneas de diálogo que no pueden tomarse en serio. ANNIE es un corto brutal que nos dejó una impresión de tristeza, miedo y sorpresa. “Para hacer una historia trágica tuvimos que arriesgar algo. Necesitábamos que Annie perdiera algo; cosas que no quería perder. Así que, para el final de la historia, perdió básicamente todo. Perdió a su padre y a su madre; ya no tiene a su madrastra y hermanastra; se quedó sin hogar. Se quedó sin nada… pero tiene a Tibbers”.

Después de ver el corto sentimos esperanza: a partir de que la hija de la oscuridad deja atrás las cenizas, se convierte en el personaje que conocemos dentro de League of Legends. “Para que un personaje crezca a partir de este evento trágico del que se cree culpable necesitábamos alguna base. Necesitamos que eventualmente se acepte como es para convertirse en la Annie que conocemos en el juego. Me refiero a esa confianza juguetona que no se toma a nadie en serio, ni a ella, y que ha aceptado las cosas que ha hecho en el pasado.” Esta Annie es la que percibimos y seleccionamos en el juego sin darnos cuenta de la construcción que le da vida “Éste es un paso importante dentro de una prueba de cómo podemos contar historias sin escribirlas.”

“Éste es un paso importante dentro de una prueba de cómo podemos contar historias sin escribirlas.”

Contar una historia triste que revela las partes más vulnerables de la personalidad de un personaje ficticio es una tarea sumamente difícil por el potencial que tiene de llevar demasiado lejos los sentimientos humanos y terminar como una caricatura que se sienta como cliché. Éste no es el caso de ANNIE. Desde la combinación de elementos temáticos hasta la selección de colores primarios de los personajes, el corto provoca el coctel de sentimientos que Riot Games esperaba: “Si no hicimos que sintieras algo, creo que hicimos mal nuestro trabajo. Creo que hubiéramos fallado.”, comentó Anthony Possobon y añadió: “¿Fuimos muy lejos contando su historia? Sí, quizá fue demasiado dramático, pero creo que esto es importante para contar el pasado trágico de Annie, de lo contrario este corto no hubiera tenido sentido, sería aburrido y predecible. No queríamos eso. Queremos que nuestros personajes se sientan reales y vivos. Espero que los jugadores que vean esto evoquen sentimientos, tanto buenos como malos.”

Annie, de grandes ojos azules
Annie, de grandes ojos azules

El equipo creador de ANNIE se inspiró en la música y la animación japonesa; Possobon nos contó que acudió a Orb of Winter, pista del primer lanzamiento discográfico de Pentakill y que fue instrumental por su combinación armónica dramática y fantasiosa, lo que resultaba perfecyo para el tono oscuro del corto. “Esta canción es oscura; es un sonido fantasioso que sentí apropiado para ANNIE. Sentí que tenía un aspecto mágico, macabro y torcido.” A propósito, también confesó que esta pieza adornó el primer prototipo del corto animado.

"Sentí que tenía un aspecto mágico, macabro y torcido.”

Los trazos japoneses también inspiraron la creación del corto, pero de una forma un poco más técnica. “El anime es un medio fantástico para contar historias y esa fue una de nuestras inspiraciones más grandes. Notamos los grandes ojos de los personajes, el movimiento rápido y la composición de las tomas y la cadencia de los movimientos”, dijo Possobon, y agregó que en sus ratos libres ve programas de animación japonesa como My Hero Academy.

Tomó mucho tiempo encontrar el aspecto visual adecuado para crear ANNIE, pues no fue fácil dar con el que mejor para el personaje. En este sentido, Possobon reveló que el estilo resultado de la combinación de imágenes semejantes a las técnicas de óleo y acuarela fue perfecta para el proyecto: “No importa quién seas, este corto es atractivo porque en algún momento de tu vida has jugado con pintura, no importa si eres un artista o no. El aspecto visual se sintió bien para ANNIE y nuestra macabra historia de fantasía.”

"El aspecto visual se sintió bien para ANNIE y nuestra macabra historia de fantasía.”

Possobon también reveló que la tarea fue un reto narrativo, gráfico y tecnológico, además de una experiencia extraña para el equipo porque usaron métodos poco ortodoxos, pues exploraron terrenos poco familiares. Por ejemplo, los animadores empezaron a dibujar con técnicas que generalmente no usan y los ingenieros técnicos se pusieron a dibujar con lápices de colores. Eventualmente y después de muchos fracasos, el trabajo pesado y arriesgado culminó con una visión apropiada.

ANNIE es una pieza animada que nos deja una enseñanza valiosa: un personaje puede tener vida más allá de las estadísticas de combate y combos que ejecutamos en los juegos. Annie dejó de ser un personaje unidimensional, plano y malvado, y ahora sabemos que puede llorar y que alguna vez tuvo miedo. Para nosotros Annie es ahora un personaje profundo, más allá de sus ojos grandes y misteriosos.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos