Lara descubrirá si en verdad es la heroína en Shadow of the Tomb Raider

Eidos Montreal difumina la línea entre salvador y villano en la última entrega de la trilogía


Shadow of the Tomb Raider es un juego oscuro. Esta tercera y última entrega de la nueva trilogía de origen nos presenta una nueva Lara y todo en el juego está diseñado para hacernos sentir el cambio. Lara ya no es más una presa, ni tampoco una aventurera aguerrida, la nueva Lara es un depredador y, como tal, SotTR nos presenta un mundo adecuado para demostrar su nueva actitud agresiva y letal: México.

Así es, la historia del juego está íntimamente ligada con la zona sur de nuestro país, particularmente la zona maya. La historia de SotTR nos llevará a descubrir un nuevo misterio arqueológico, obviamente ligado con elementos sobrenaturales que mezclan mitos mayas con detalles de otras culturas mesoamericanas. Como es de esperar en esta trilogía, la historia del juego gira en torno a un nuevo peligro de índole sobrenatural que amenaza con destruir al mundo, mientras que del otro lado de la balanza se encuentra la promesa de cambiarlo y depurarlo, despojándolo de toda corrupción, pecado y debilidad, como menciona un miembro de la ahora infame orden conocida como Trinity.

Un detalle interesante que la gente de Eidos Montreal mencionó en repetidas ocasiones durante el evento de presentación del juego es el hecho de que ahora Lara deberá enfrentar las consecuencias de sus acciones. Y es que, a diferencia del primer juego, en el que Lara es una joven intentando seguir los pasos de su padre, y del segundo, en el que trata de probar que el Dr. Croft no era un demente desquiciado, en SotTR, Lara se ha convertido en un elemento poderoso en el tablero de juego proverbial.

La historia del juego girará en torno a este elemento y nos llevará a descubrir matices en un mundo que, hasta ahora, había sido particularmente blanco y negro. Por un lado, descubriremos un lado oscuro de Lara que no imaginábamos y Trinity también nos enseñará una faceta hasta ahora ausente en la historia, al menos en la que hemos presenciado durante los juegos pasados.

Eidos Montreal reveló que la decisión de incluir la mitología maya en este título tuvo que ver con su deseo de mezclar cosmogonías y mitos de distintas culturas con un elemento ficticio que busca responder una pregunta: “¿qué pasaría si estas historias y estos mitos estuvieran relacionados?” Es por esto que, aún cuando el desarrollador ha ocupado la ayuda historiadores y expertos en la cultura maya, el juego se toma algunas licencias artísticas, sin embargo, puede notarse en todo momento que el desarrollador trató de ser lo más respetuoso posible con la cultura en la que se está basando.

Este cuidado puede notarse particularmente en el trabajo de voces, ya que fue realizado por un estudio especializado con base en México y, aunque para nosotros queda claro que los habitantes no tienen el acento que uno esperaría de esa zona, las voces son claramente mexicanas y las expresiones tienen sentido en su mayor parte.

En cuanto al gameplay, pudimos jugar realmente poco, sin embargo, no pudimos dejar de notar que el juego se siente muy similar al anterior y las mecánicas de juego fueron prácticamente las mismas. Además de las acciones que dominamos en el título pasado, en SotTR, Lara ahora puede rapelear desde una superficie escalable para descender por los niveles y las secuencias acuáticas fueron mejoradas, ya que ahora podemos nadar libremente y explorar ambientes subacuáticos a voluntad. Estas mecánicas ayudan a inyectar variedad al gameplay y permitieron que el desarrollador añadiera nuevos acertijos y profundidad al juego.

Uno de los lugares en los que esto puede apreciarse es en las tumbas, ya que ahora pasarán de ser un lugar en el que enfrentarás acertijos tranquilamente y sin temor, a convertirse en trampas mortales diseñadas para causar temor y sentimientos de claustrofobia. Según el desarrollador, las nuevas tumbas serán un reto completamente distinto a lo que habíamos visto antes, ya que no solamente los acertijos serán más complejos, sino que los jugadores deberán estar alerta y enfocados para no morir de maneras horribles y crueles al cometer errores.

Y es que otro de los puntos en los que Eidos se enfocó fue en hacer que la ambientación del juego fuera la más temible y cruel que se ha visto en la nueva trilogía. Según los desarrolladores, la selva en la que nos adentraremos con Lara será el ambiente más letal, ya que todo lo que existe en él estará tratando de matarnos constantemente y, sólo ocupando su nuevo papel como alfa, Lara logrará sobrevivir y detener el apocalipsis maya que se cierne sobre el mundo.

En el demo que jugamos pudimos utilizar el confiable arco, que ya se ha vuelto uno de los íconos de esta franquicia y sigue siendo una excelente arma de alcance medio; mientras que el fusil de asalto que utilizamos nos permitió controlar a una pequeña multitud de enemigos que nos atacó en una de esas secuencias en las que Lara debe acabar con un grupo de enemigos en un área determinada del mapa antes de permitirnos avanzar. En este aspecto, debemos decir que el juego se sintió casi idéntico al anterior y, a pesar de que los arquetipos de las armas parecen haber quedado igual, suponemos que serán las habilidades por desbloquear las que añadirán un poco de variedad y novedad al combate.

Un detalle que notamos también es que, gráficamente, SotTR no se aleja demasiado del título previo. A pesar de que el demo estaba corriendo a 4K con HDR, no nos sentimos tan sorprendidos como con otros juegos que han salido recientemente, como God of War. Este detalle deja claro que el motor utilizado por Eidos Montreal, que es el mismo del juego pasado, ya ha ido quedando un poco obsoleto. Y no, no estamos diciendo que el juego se vea mal, solo que le falta un poco para sorprendernos en este aspecto.

El mundo de SotTR será más o menos igual al que vimos en Rise of the Tomb Raider, lo que también significará que la cantidad de tiempo necesaria para terminarlo será similar, sin embargo, los desarrolladores aseguraron que acabar todo y dejar el juego en 100% requerirá más esfuerzo. Otro detalle interesante es que nos revelaron que el área de actividades más grande en la tercera entrega será 3 veces más grande que la mayor que vimos en RotTR.

Shadow of the Tomb Raider promete ser el juego más intenso y brutal de la saga y su historia supuestamente estará llena de recovecos y reveses que nos llevarán a descubrir la verdadera personalidad de Lara, una personalidad que se forjará durante el reto más grande de su carrera como arqueóloga y recuperadora de tesoros: enfrentar sus propias decisiones. SotTR llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC el 14 de septiembre de este año, completamente libre de microtransacciones.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos