Quédate en casa: Catherine, la decisión entre el amor y la tentación

Un título que mezcla puzzles y una aventura basada en decisiones con el excéntrico sello de ATLUS


Desgraciadamente, la pandemia por el coronavirus (COVID-19) no ha pasado, por lo que para ayudarte a decidir qué jugar el equipo de LEVEL UP sigue con su iniciativa Quédate en casa. Como producto de esto, ya te hemos hablado de muchos juegos muy interesantes, tanto producciones de alto presupuesto como títulos indie. Víctor Rosas, por ejemplo, nos invitó a revivir la clase de juegos de carrera de antaño con Horizon Chase Turbo; Fernando Salinas nos comentó qué hace bello a Okami, y Daniel Laguna nos recordó por qué la experiencia de Tetris no pierde vigencia con el paso de los años. Quise aprovechar esta ocasión para hablar de Catherine, un título de ATLUS que, a pesar de no ser parte de una serie, logró cautivar por su propuesta.

Supe por primera vez de Catherine hace casi 1 década. Recuerdo haber visto la videoreseña aquí, en LEVEL UP, y desde el primer momento me llamó la atención no sólo por el diseño de los personajes, sino también por la manera de dividir el gameplay en 2 secciones diferentes que que mí en ese entonces no me resultaba familiar. Pero lo que me pareció más atractivo fue conocer como el título podía mezclar el sistema de juego con la historia, que a primera instancia me resultaba algo poco convencional. Así, decidí probarlo algún día; pude hacerlo un par de años después y descubrí que la combinación es extravagante, pero de manera positiva y funciona, e incluso ayudó acercarme a este tipo de títulos en los que tenía poca experiencia.

En Catherine controlas a Vincent Brooks, un sujeto que está comenzando a vivir la crisis de los 30 y no pasa mucho tiempo cuando descubres sus conflictos personales. Es precisamente uno de ellos de los que se toma el título del juego. Brooks tiene una novia, Katherine, una chica con responsabilidades, madura, y que lo presiona constantemente para llevar su relación un paso más allá y formalizarla. Sin embargo, el protagonista no está listo para sentar cabeza y se encuentra rodeado de muchas dudas sobre su futuro. Esto empeora cuando conoce a Catherine, una bella rubia con la que tiene una aventura que lo invita a seguir una vida distanciada de aquella comprometida por el matrimonio y que lo hace entrar en un triángulo amoroso.

Pero no creas que la historia iba a ser una tan cotidiana. ATLUS, como en otros títulos de Persona o Shin Megami Tensei, mezcla la vida de las personas con algunos detalles sobrenaturales. Casi paralelamente a todo este dilema, pasa algo extraño que atormenta a Brooks durante sus sueños. Más allá de dormir para descansar de sus problemas de la vida, encuentra en sus sueños una extensión a ellos e incluso podrían ser más terroríficos que sus temores reales. En la primera noche que comienza a soñar, Vincent se da cuenta que en sus sueños lo persiguen representaciones simbólicas de sus más profundas preocupaciones y que incluso misteriosamente le pueden quitar la vida.

Las mortificaciones toman formas simbólicas y grotescas en los sueños
Las mortificaciones toman formas simbólicas y grotescas en los sueños

Éste es el sistema de juego dinámico, en el que se halla la parte puzzle del juego. Esta sección consiste en escalar una torre de cubos apilados de forma desordenada y que Vincent tiene que acomodar para abrirse camino hasta la cima, que es la única manera de ver la luz del siguiente día. Aunque se escucha que las mecánicas de juego son básicas, la verdad es que pueden ser muy complejas, en especial cuando aparecen nuevos tipos de cubos y en una etapa avanzada de la historia, porque la torre exige que se escale cada vez más rápido. Algo importante que decir es que la dificultad es notoria y puede representar un reto incluso en los niveles más sencillos. A esto se suma que en algunos escenarios aparecen jefes que tienen formas repugnantes basados en las características de los problemas que afligen a Vincent.

Cuando no está librando una batalla con sus más letales pesadillas, a Vincent se le puede encontrar en Stray Sheep, un bar en el que prácticamente cada noche se da cita antes de ir a su casa a dormir. Aquí es donde se lleva a cabo la otra mitad del gameplay, que consiste en platicar con todos los que asisten cotidianamente al bar, entre amigos y desconocidos. En este lugar también Vincent puede desarrollar su relación con Catherine y Katherine, ya que constantemente le mandan mensajes de texto. Esta mecánica de juego también es crucial, ya que aparece buena cantidad de dilemas cuyas respuestas definirán el desenlace de la historia.

¿Prefieres gozar las libertades de la soltería o sentar cabeza con el matrimonio?
¿Prefieres gozar las libertades de la soltería o sentar cabeza con el matrimonio?

Así, Catherine mezcla estos detalles de RPG y simulador de citas (o, más que citas, relaciones interpersonales) con el sistema de juego, y los resultados son formidables. Recuerdo haber pasado un gran rato especialmente en Stray Sheep a tal grado que me hubiera gustado que las noches (tanto del videojuego como las de la vida real) fueran más largas para agotar las conversaciones de todos los personajes y conocer sus historias, mandar mensajes y descubrir información sobre cada bebida que se vende, ya que no es posible hacer todo lo que se quiere en una sola noche. Así que tendrás que jugar varias veces el título si quieres saber como se desenvuelve la historia de los demás hombres que van al bar (y que también comienzan a vivir esos sueños macabros), aparte de desbloquear los diversos finales basados en tus decisiones a lo largo de toda la historia.

La sección de gameplay de puzzles no es menos recomendable y memorable. El título exige que te abras camino hasta la cima de la torre cada vez más rápido y en ocasiones puede resultar algo desesperante. Recuerdo que no sólo en la vigilia ensayaba maneras más efectivas para escalar la casi interminable torre, sino que un par de veces las estructuras ocuparon mis sueños en un intento de mi mente por avisarme que la dedicación del pensamiento a estos puzzles había sido excesivo, algo que no me ocurre normalmente con los juegos.

Como te comento, Catherine fue lanzado originalmente para consolas de pasada generación, PlayStation 3 y Xbox 360. Pero no tendrás problemas para conseguirlo, ya que el año pasado por fin se lanzó una versión para PC (Steam), llamada Catherine Classic. Incluso hubo una nueva edición con algunas mejoras y contenido completamente nuevo, la cual llegó originalmente a PlayStation 4 y que se llama Catherine: Full Body. De esta versión no te puedo hablar mucho, pues todavía no la pruebo. No obstante, sí puedo decirte que lo más llamativo es la inclusión de Rin, una nueva protagonista que se sumará a la discordia generada entre Catherine y Katherine, haciendo que la aventura de amor tentación y deseo se diversifique aún más.

En Catherine: Full Body, Rin también llama la atención de Vincent
En Catherine: Full Body, Rin también llama la atención de Vincent

Catherine está a la venta en PlayStation 3 ($11.99 USD), PlayStation 4 (Full Body, normalmente cuesta $59.99 USD, pero hasta el 8 de mayo se encuentra a cambio de $29.99 USD), PC (Classic, $92.49 MXN) y muy pronto estará disponible en Nintendo Switch.

Si quieres conocer otros juegos como Catherine u otros más que son igual de interesantes, te invitamos a probar nuestras últimas recomendaciones de la iniciativa #QuédateEnCasa que te dejo a continuación. Puedes encontrar muchas más recomendaciones en esta página.

Pedro Cesari — Stardew Valley, la vida en la granja es la mejor vida.
Quake — Divinity Original Sin 2, heraldo de los juegos rotos.
Daniel Laguna — Tetris, un clásico que nunca pasa de moda.
Víctor Rosas — Spec Ops: The Line, un inesperado descenso al infierno.
Fernando Salinas — Zone of The Ender: The 2nd Runner, un paradigma en el género mecha.
Mardokeo Galván — Journey, en busca de la trascendencia.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos