#ViernesRetro: Castlevania III - Dracula’s Curse

El mejor y más completo de la trilogía


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Es hora de terminar de revisar esta grandiosa trilogía del NES. Si quieres leer los 2 textos anteriores, puedes hacer clic aquí y aquí. Konami, como ya hemos comentado, hizo maravillas en la época de los 8 bits y su legado continuó creciendo durante algunas generaciones posteriores. Ya hemos hablado del que para mí es el mejor de la franquicia: Super Castlevania IV, pero hoy nuestro enfoque está en su hermano mayor, el cual indudablemente es un broche de oro y funcionó como la mejor despedida de los Belmont de aquella icónica generación.

Castlevania III: Dracula’s Curse es una precuela del primer título. El personaje principal es Trevor Belmont, ancestro de Simon, quien protagonizó las 2 entregas anteriores. La historia se desarrolla 100 años antes del nacimiento de Simon e inicia ante la amenaza inminente de Drácula, quien tiene la intención de dispersar el mal en toda Europa y, en consecuencia, en el mundo. Para fines de este texto, observé con más atención la historia que el juego cuenta en la cinemática de inicio y encontré algo curioso que no había notado antes: la gente le tenía miedo a la familia Belmont porque sus integrantes tenían súper poderes y fuerza sobrehumana. Como suele suceder, el miedo a lo desconocido conduce al rechazo. Sin embargo, ante la invasión del Conde y habiendo agotado todas las posibilidades, los habitantes de Valaquia decidieron pedirle ayuda a Trevor, como poseedor del famoso látigo “Vampire Killer”, para terminar con el peligro que los acechaba.

En cuanto a cómo se juega, con el botón A saltas, con el B atacas y al presionar arriba en el D-Pad más el botón B, usas el arma especial que tengas en ese momento. La mecánica de juego es muy similar a la del primer título. Se conserva algo de la no linealidad de Simon’s Quest, pero agregando algunos aspectos muy interesantes. Trevor no es el único personaje jugable, sino que se agregan otros 3 que le dan una dimensión más amplia a la historia, al diseño de niveles y a la manera de abordarlos. En el camino puedes encontrarte con Grant Danasty, un pirata escurridizo que puede escalar paredes; Sypha Belnades, una hechicera con poca fuerza física pero con grandes aptitudes para la magia y, finalmente, Alucard, un dhampiro (hijo de un vampiro y una humana), cuya habilidad para convertirse en murciélago te puede sacar de varios apuros.

En el manual es Sypha Belnades, la hechicera. Creo que una vez más la mala localización hizo de las suyas
En el manual es Sypha Belnades, la hechicera. Creo que una vez más la mala localización hizo de las suyas

Aquí encontré otra curiosidad que cambió mi perspectiva del juego en cuanto a los personajes. El manual dice que son espíritus en los que Trevor se puede convertir, aunque mi idea al ir conociendo el juego siempre fue que se trataba de “personas”, por así decirlo. Nunca pasó por mi mente la idea de que había una transformación de por medio. Ciertamente, la animación que se genera al presionar SELECT para cambiar de personaje pudiera interpretarse como un cambio de espíritu, pero yo siempre lo he visto más bien como un cambio de estafeta.

La inclusión de nuevos personajes le da mucha vida a Castlevania III: Dracula’s Curse. Además, hay puntos en los que debes elegir la ruta a seguir y esa elección afecta el final y los personajes que puedes encontrarte. Por ejemplo, en mi partida más reciente sólo pude ver a Grant y a Sypha porque la ruta que elegí no incluye a Alucard. Este aspecto del título aumenta el replay value, ya que difícilmente te quedas con las ganas de ver a todos los personajes y lo que son capaces de hacer. Además, a mí me gusta tanto la idea de controlar a otros personajes que en muchas ocasiones ya no regreso a Trevor, sino que termino el juego con alguno de los tres personajes secundarios, especialmente si se trata de Sypha. Es importante mencionar que sólo puedes tener un compañero a la vez.

Así lucen en el manual
Así lucen en el manual

Existen 3 rutas posibles: la que ya describí con Grant y Sypha y otras 2 en las que que juegas con Grant y Alucard. Cada opción funciona como un nivel de dificultad en el juego y depende de la decisión que tomes al encontrarte con una bifurcación. Las rutas superiores son más fáciles que las inferiores. Recuerdo que este punto me sorprendió mucho cuando apenas conocía Dracula’s Curse, porque no esperaba para nada que un juego de acción en plataformas ofreciera tales alternativas. Si te decides por Sypha, estás entonces en la ruta fácil, mientras que las otras 2 involucran al pirata y al hijo rebelde del vampiro antagónico con una leve variación en la escena 6.

Otro punto interesante es que tener un compañero en la aventura no es obligatorio. Cuando te encuentras con alguno, te pregunta si puede acompañarte y tienes la opción de decirle que no. Creo que esto diluye un poco la experiencia, pero también representa un reto interesante para los aguerridos que pretendan completar la aventura sólo con Trevor. Si no sabes trabajar en equipo, los desarrolladores de Dracula’s Curse pensaron en ti, pero te recomiendo ampliamente que tengas un colaborador, sobre todo porque hay ciertos puntos en los que su ayuda es invaluable. Además existe la posibilidad de traer a tu acompañante de adorno, ya que si no presionas SELECT, seguirás siendo Trevor de cualquier manera.

En cuanto al apartado técnico, Dracula’s Curse indudablemente es el más destacado de la trilogía. Aunque es claro que se tomó como base la primera parte, se mejoraron mucho las texturas, animaciones, música y jugabilidad. La respuesta del control es mejor, aunque tiene algunos problemas, especialmente si hablamos de subir o bajar escaleras o al tener que ejecutar algunos saltos complicados. Algo que me llama mucho la atención es la gran variedad de escenarios y la ambientación de cada uno: la villa, la torre del reloj, el barco fantasma, las minas abandonadas, cada área tiene personalidad propia y te envuelve de una manera única.

Alguien se tomó la molestia de hacer un mapa detallado y es un gran trabajo
Alguien se tomó la molestia de hacer un mapa detallado y es un gran trabajo

Curiosidades

  • Si escribes como nombre “HELP ME” empezarás el juego con 10 vidas.
  • Al terminar el juego puedes iniciar una segunda aventura con más dificultad y conservando al compañero con el que hayas terminado la partida anterior.
  • Si estás en una escena con una cascada y pones pausa, el agua seguirá moviéndose.
  • Gracias al chip VCR6, la música de la versión japonesa es mejor que la de la americana.
  • Si juegas con Grant, puedes cambiar la dirección de tus saltos estando en el aire. Se trata de una opción poco común para los primeros juegos de la serie.

Enlaces que pueden interesarte

¿En dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES
  • Nintendo 3DS ($61.99 MXN)
  • WiiU ($61.99 MXN)
  • Castlevania Anniverssary Collection

Una vez más la carga nostálgica se hace presente con Dracula’s Curse. Solía tenerlo incluso con caja y manual, pero las arenas del tiempo lo devoraron y no he vuelto a verlo. Espero poder comprarlo de nuevo algún día, porque se trata de uno de los mejores exponentes del catálogo del NES. Es una aventura con un reto considerable cuyas opciones enriquecen en gran manera la experiencia. Es un clásico que se sigue jugando con el mismo gusto que cuando salió.

¿Te gusta Castlevania III: Dracula’s Curse? Cuéntame en los comentarios y recuerda que cada semana tenemos una cita en #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos