Review

Mario Party: The Top 100

Los grandes éxitos de la serie sin el modo de juego que la hizo brillar

LEVELUP

6

Malo

PROS:

Buena seleción de minijuegos

Correcto uso de todas las capacidades del Nintendo 3DS

Presentación y sonido agradables

Compatible con el modo descarga

CONS:

Modos de juego poco creativos

Ausencia casi total de los clásicos tableros de la franquicia

Pocas motivaciones para jugar en solitario

Desde su debut en el Nintendo 64 hemos visto evolucionar una de las franquicias más populares entre los juegos familiares de la marca. Mario Party ha protagonizado polémicas que van desde las ampollas causadas por los minijuegos de las entregas del Nintendo 64 hasta la simpleza de los últimos títulos de la serie que han sido duramente criticados.

“Los de antes eran los mejores”, ¿cuántas veces has escuchado esa afirmación respecto a las entregas de la serie Mario Party? Estoy seguro de que muchos de ustedes recuerdan el pastel de Peach del primer título o los trajes de vaqueros y de piratas del segundo. Por encima de eso, los minijuegos han sido el alma de la serie a lo largo de más de 15 años y por ello el más nuevo de la franquicia se encarga de recordarnos los mejores momentos de la fiesta de Mario y sus amigos.

Pareciera que Nintendo escuchó a aquellos que no disfrutaban mucho el juego de tablero y querían ir directo a los minijuegos y ahora Mario Party: The Top 100 se concentra en el desafío competitivo en más de 100 actividades que hacen referencia a la historia de la franquicia.

El Nintendo 3DS recibió esta colección para aprovechar bondades como pantalla táctil, micrófono, juego a doble pantalla, sensores de movimiento y el famoso modo descarga con el que puedes compartir una sola copia del juego a las consolas cercanas.

¿Qué incluye Mario Party: The Top 100?

Como su nombre indica, es una compilación de los mejores minijuegos de la serie, por lo que puedes olvidar aquellas actividades flojas que siempre lograban colarse. La promesa ahora es ofrecer lo mejor de lo mejor de la franquicia.

Difícil sería listar cada una de las actividades por separado, pero el título incluye minijuegos de las 10 entregas numeradas que ha tenido la serie tanto en el Nintendo 64 como en GameCube, Wii y Wii U. Desconocemos por qué se omitieron los títulos portátiles si esta compilación precisamente debuta en una consola con estas características, pero la selección hace honor a su nombre. Prácticamente, cualquier buen recuerdo que tengas con la franquicia estará en esta colección, con todo y las melodías de triunfo que sonaban al completar cada actividad.

La presentación no dista mucho de la de otros títulos de la serie que has visto en el 3DS y el juego corre muy bien incluso con el 3D estereoscópico. Incluye modelos de 8 personajes principales jugables y algunos enemigos; todos los minijuegos, sin importar la consola de la que procedan, están adaptados al mismo estilo gráfico y sonoro para que se sienta como un paquete homogéneo.

Pasando a los modos de juego, puedes elegir cualquiera de los minijuegos que desees de un menú. Están organizados por tipo: todos contra todos; 1 contra 3; 2 contra 2; 1 contra 1 y los especiales donde hay experiencias un poco más robustas como 3 puzzles, juegos deportivos como voleibol, badminton y hockey, así como otros retos de plataformas que en algún momento de la serie se usaron para enfrentar a los jefes. En este modo es posible marcar tus experiencias favoritas y organizarlas en cajas como prefieras o jugar de forma inmediata al azar.

El siguiente modo es conocido como islas de los minijuegos, que son el intento de ofrecer una campaña. En este modo enfrentas varios escenarios en los que vas avanzando casilla por casilla para vencer la mayoría de los 100 minijuegos disponibles en el paquete. Tendrás una cantidad de vidas determinada, pero puedes obtener más cada vez que completas 100 monedas que se acumulan cuando terminas con éxito alguna actividad; si quedas en último lugar podrás saltar la casilla, pero perderás una vida. En el caso de que te quedes sin vidas tienes oportunidad de reintentar desde un punto específico del escenario y si tienes un Amiibo compatible puedes usarlo una vez al día como continuación directa sin necesidad de que te regresen en el mapa.

Una vez que completas con éxito las islas de los minijuegos se te ofrecerá un modo difícil en el que, a diferencia del anterior, únicamente el primer lugar te permitirá avanzar, además de que aumenta la dificultad de todas las inteligencias artificiales.

El duelo de minijuegos presenta un formato familiar para la serie donde 4 jugadores se enfrentan arrojando dados en un tablero sencillo, ganando monedas y comprando estrellas que aparecen en un punto. Igual que en muchas entregas de la franquicia, hay estrellas de bonificación al terminar la partida, por lo que, si la suerte no te sonríe durante el juego de tablero, las cosas pueden cambiar dramáticamente al final. El resultado es el equilibrio entre suerte y habilidad que ha mantenido la serie a lo largo de su historia.

Otros modos más simples son “el mejor de la serie”, que consiste en ganar una sucesión de actividades temáticas en cajas que se desbloquean en las islas de los minijuegos y el decatlón, que también consiste en ganar una serie de juegos que te otorgan puntos por desempeño.

Se siente vacío, se extrañan los tableros

Nunca me he considerado parte del grupo que llega a Mario Party únicamente con el interés de los minijuegos sin importarles el juego de tablero; por el contrario, me parece que éste da cohesión a cada entrega.

Aunque me gustó la selección de los minijuegos porque me trajeron muy buenos recuerdos y me hicieron valorar los inicios de la serie que ofrecía mecánicas simples, pero muy divertidas, me parece que faltaron tableros o modos más creativos para integrar los contenidos. El intento de campaña es mediocre y los modos de juego que prácticamente son idénticos y te ponen a jugar sucesiones de actividades resultan frustrantes y aburridos.

La ausencia de tablas de líderes o de algún tipo de interacción en línea hacen que el título pierda la novedad y la rejugabilidad muy rápido, a menos que tengas con quien disfrutarlo.

Si seleccionaron lo mejor de los minijuegos ¿no podían también elegir los mejores tableros para convertirla en la experiencia definitiva de la serie? En general, esa ausencia hizo que Mario Party: The Top 100 se sintiera como un paquete incompleto, lo que no siempre ocurría con el resto de los juegos de la franquicia.

Una de las características que más me gustó para dar vida a largo plazo al título es la inclusión de los minijuegos especiales con más profundidad, en especial, los puzzles que pueden jugarse en modo infinito para buscar puntuaciones altas. Fuera de ello, me parece que la estructura no da motivos para regresar con misiones, desbloqueables o estrategias similares. Si no vas a jugar con amigos, el paquete de 100 minijuegos te inspira muy poco a regresar.

Comentarios finales

Como seguidor de la serie Mario Party puedo decirte que es indescriptible volver a jugar algunas joyas que tienen más de 15 años, por lo que el concepto de esta caja de “grandes éxitos” me parece bueno sobre el papel.

Sin embargo, la ejecución es poco creativa y muy decepcionante por la manera en que está organizado el contenido. Es una verdadera pena que los juegos de tablero que han dado identidad a la franquicia estén casi ausentes y eso provoque que el paquete deje el sentimiento de que está incompleto.

Hay que reconocer que el desafío es de buen nivel. Completar las islas de los minijuegos en el modo difícil es emocionante por el riesgo de perder ante inteligencias artificiales muy capaces y se agradece que se desbloquee un modo de dificultad adicional para todos aquellos expertos que quieran disfrutarlo en solitario.

También es bueno que Mario Party: The Top 100 conserve la cualidad de compartirse con una sola copia del juego a 3 consolas para disfrutar la locura que puedes sentir al enfrentar a 3 amigos en algunos retos legendarios de la franquicia. Sólo ten presente que no te lo recomendamos si tu intención es jugar solo, pues la falta de incentivos para regresar a jugar podría hacer que tu experiencia nostálgica del viaje por la historia de la serie dure muy poco. En poco menos de 4 horas habrás terminado todo lo que el juego ofrece y la única motivación real para regresar es que tengas amigos con su consola cerca de ti.

Mario Party: The Top 100 se siente como una oportunidad desperdiciada. La idea de rendir tributo a una serie que está por cumplir 20 años es excelente, pero la ejecución es pobre, sobre todo si se considera que su precio es de un juego completo.

¿QUÉ TE PARECIÓ Mario Party: The Top 100

?

4 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

4 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

5.8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos