Review

Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy (Switch)

Retos de plataformas en cualquier lugar

LEVELUP

8.3

Bueno

PROS:

Divertida colección de 3 clásicos remasterizados

Experiencia cómoda en todos los modos de juego de Switch

Es un port que corre sólidamente a 30 fps

CONS:

Pequeños sacrificios visuales

Después de muchos rumores y especulación, hace unos meses se confirmó que Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy estaba en camino para convertirse en un título multiplataforma después de casi un año de su debut en PlayStation 4. Así pues, por primera vez en la historia la trilogía original de la clásica franquicia de Naughty Dog estaría disponible en consolas que no son hechas por Sony; hecho que, sin duda, hubiera parecido imposible en los 90.

Una vez que el calendario marcó el 29 de junio de 2018, Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy dejó de ser exclusiva temporal para PS4 y llegó a Nintendo Switch, Xbox One y PC. De los 3 ports, el que generó varias preguntas entre los fans fue el desarrollado para la consola de Nintendo, ya que es una plataforma con una propuesta muy diferente a la de la competencia. Por eso decidimos explorar a profundidad una vez que tuvimos la oportunidad de jugar estos ports.

Debido a que Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy para Switch no es más que un port de la colección remasterizada de la trilogía original de Crash Bandicoot que llegó el año pasado a PlayStation 4, resulta complicado reseñarlo sin repetir muchas de las cosas que ya te dijimos antes. Con el fin de evitar esto, seré breve con los aspectos generales de los juegos y me concentraré en lo que hace diferente a la versión para Switch

Un alocado bandicut en problemas

En las 3 entregas de Crash Bandicoot seguimos a Crash, un alocado bandicut al que le gusta vivir tranquilo, pero que su vida es afectada por los planes del Doctor Neo Cortex, sus secuaces y la malvada máscara Uka Uka. Así pues, con la ayuda de Coco ―su hermana― y Aku Aku ―un antiguo espíritu― debe superar todos los peligros que se le ponen enfrente para así traer paz a su isla y al resto del mundo.

Igual que otros plataformeros de la época, Crash Bandicoot no destaca por su historia. De hecho, en realidad sólo es un pretexto para sacar a esta criatura en distintas aventuras. Lo que realmente brilla de la narrativa de esta trilogía es que tiene personajes carismáticos que, a más de 20 años de su creación, resultan divertidos a diferencia de todas esas mascotas de videojuegos que quedaron en el olvido.

Las 3 primeras entregas de Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy son plataformeros en espacios tridimensionales y con un diseño de niveles lineal y por pasillos. Así pues, es un juego donde debes superar retos de plataformas con saltos extremadamente precisos y tener cuidado con los enemigos, ya que puedes morir con recibir un golpe.

La trilogía Crash Bandicoot tiene un buen diseño de niveles y escenarios variados que mantienen una experiencia fresca y con buen ritmo. Por ejemplo, después de algunos niveles de plataformeo en 3D, el juego presenta escenarios de desplazamiento lateral o con vehículos. Además, hay coleccionables que evitan que el único objetivo del jugador sea llegar a la meta.

Los 3 títulos de Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy se siguen sintiendo como buenos juegos y sus mecánicas han envejecido bien. He de confesar que la primera entrega es mucho más difícil de lo que recordaba ―posiblemente por una decisión de programación de Vicarious Visions― y tiene el potencial de frustrar a algunos jugadores. Lo bueno es que las 2 entregas siguientes son más accesibles y divertidas, así que la colección incluye un poco para todos.

Reviviendo los 90

Si pasaste el último año desconectado de Internet y de los videojuegos modernos, déjanos contarte que Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy es una colección que incluye nuevas versiones de Crash Bandicoot; Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back y Crash Bandicoot 3: Warped. Si bien Vicarious Visions, estudio responsable de su desarrollo, las describe como remasterizaciones, más bien se trata de ediciones que presentan un apartado gráfico completamente renovado. Además, tiene detalles adicionales que hacen que se sienta como una experiencia moderna.

Pese a que los cambios y novedades son los que llaman la atención de N. Sane Trilogy, hay que destacar que es una remasterización hecha con amor y respeto a la obra original. Se nota que Vicarious Visions es un estudio que conoce Crash Bandicoot a profundidad y así logró recrear la esencia de los originales para tener una experiencia tan divertida como la recordábamos.

Stormy Ascent es un reto hasta para los más experimentados
Stormy Ascent es un reto hasta para los más experimentados

Eso no es todo. N. Sane Trilogy también incluye 2 niveles inéditos. El primero es Stormy Ascent, un escenario que Naughty Dog diseñó para el primer Crash Bandicoot, pero que al final decidió cancelar. En él tienes que ayudar a Crash a subir por el exterior de una fortaleza mientras hay una intensa tormenta. Si bien el mal clima no es un obstáculo, pasar por este nivel será muy complicado ya que las plataformas se mueven, los escalones desaparecen y hay varios tipos de enemigos. Hace tiempo, Andy Gavin, cofundador de Naughty Dog, reveló que quitaron Stormy Ascent ya que era "muy largo y muy difícil". Sinceramente, no lo culpo de haber tomado esta decisión ya que su dificultad puede resultar frustrarte.

"Tiene detalles adicionales que hacen que se sienta como una experiencia moderna"

El segundo es Future Tense, un nivel original que fue creado por Vicarious Visiones para esta trilogía. En este mundo para Crash Bandicoot 3: Warped, Crash viaja a un mundo futurista en el que debe sortear peligros como plataformas movedizas y rayos laser. Ten en cuenta que presenta secciones en 3D y de desplazamiento lateral en la que tendrás que sacar jugo a todas las habilidades que desarrollaste durante las 3 entregas.

Lo que más me llama la atención de Future Tense es que es una prueba de lo que Vicarious Visions puede hacer cuando pone sus manos en la franquicia para hacer algo de estilo tradicional. Sinceramente, se trata de algo alentador para todos los fans de Crash ya que, aunque sólo es un nivel, demuestra que sus miembros entienden cómo diseñar un escenario de Crash. Así pues, hay verdaderas razones para emocionarse si el éxito de N. Sane Trilogy hace que Activision les permita desarrollar una nueva entrega.

Future Tense muestra lo que Vicarious Visions es capaz de hacer
Future Tense muestra lo que Vicarious Visions es capaz de hacer

Un port bien hecho, pero con sacrificios

Es un hecho: Nintendo Switch es una consola menos potente que el PlayStation 4, lo que significa que al llevar la trilogía remasterizada a la consola híbrida tuvieron que hacerse algunos sacrificios. El principal es que la iluminación y las sombras no lucen tan retocadas, además de que el pelaje de Crash tiene menos detalles que en la versión para PlayStation 4.

"La experiencia visual que ofrece en Switch es aceptable"

Ahora bien, el port no sufre en todos los aspectos técnicos. De hecho, mantiene el mismo frame rate que el lanzamiento original, así que puedes esperar un plataformero que corre a una tasa de 30 cuadros por segundo. Cabe destacar que su desempeño es sólido y en ningún momento de mi tiempo con los 3 juegos existió una caída de cuadros u algún otro problema de desempeño.

En pocas palabras, es imposible negar que Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy es técnicamente mejor en PlayStation 4 que en Switch y seguramente será igual si lo comparamos con su versión para PC y Xbox One. No obstante, la experiencia visual que ofrece en la consola híbrida es aceptable y creo que dejará satisfechos a quienes hayan estado esperando esta versión.

Así se ve Crash Bandicoot N. Sane Trilogy en Nintendo Switch

Una experiencia cómoda en la consola híbrida

"El esquema de control sencillo de la trilogía original se presta muy bien para los mandos de Switch"

En su tiempo en el mercado, Nintendo Switch ha destacado ya que su concepto híbrido la hace una plataforma versátil. Dicho esto, es un hecho que no todas las experiencias se prestan a este tipo de flexibilidad. Afortunadamente, Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy pertenece a ese grupo de juegos que se pueden disfrutar cómodamente en Switch. A lo que me refiero es a que realmente no importa si lo juegas en el televisor o con la consola como portátil, en ambos casos tendrás una experiencia sólida.

Como imaginas, el juego en modo televisor no tiene grandes cambios a lo que ofrece en otras plataformas, sobre todo si usas el Switch Pro Controller. Así pues, la gran duda es su modo portátil ya que en él estás obligado a usar los Joy-Con ―cuyos sticks no siempre son ideales― y a ver toda la acción en su pantalla de 6.2 pulgadas. En el caso de N. Sane Trilogy, ninguno de estos elementos es un problema. El juego luce muy bien en la pantalla de resolución 720p; sus detalles se aprecian correctamente y la realidad es que no se necesita una pantalla más grande para superar sus retos de plataforma. Por otro lado, el esquema de control sencillo de la trilogía original se presta muy bien para los mandos de Switch. Además, quienes no se sientan cómodos con los sticks de los Joy-Con tienen la oportunidad de usar los botones direccionales para realizar movimientos más precisos.

Ten en cuenta que no es posible jugar Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy con un solo Joy-Con. Esto era de imaginarse, puesto que carece de oferta multijugador y en realidad no tiene sentido separar los Joy-Con. Así pues, al jugarlo en modo sobre mesa tendrás que usar un Pro Controller o un par de Joy-Con.

¿Qué versión de N. Sane Trilogy es la mejor?

La gran pregunta es, ¿vale la pena jugar Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy en Switch? La respuesta corta es sí. Se trata de un port sólido de una colección remasterizada que fue bien recibida en su lanzamiento original y que resulta imprescindible para los fans de Crash o los amantes de los plataformeros de los 90.

Durante mi tiempo con N. Sane Trilogy en Nintendo Switch no me encontré con ningún problema que me hiciera desear estar jugando alguna otra de sus versiones. Es una experiencia de plataformeo en 3D clásica que se juega, se siente y se ve bien. Además, se trata de una versión que podemos jugar en cualquier lugar gracias a las características híbridas de Switch, por lo que seguramente más de uno se verá tentado a tener al alocado marsupial para llevar.

Si te preguntas cuál es la versión de Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy que merece tu dinero, debes saber que todo depende de tus prioridades. ¿Quieres la mejor experiencia visual? Entonces no hay duda, debes comprar la versión para PlayStation 4, Xbox One o PC. ¿Prefieres una versión que puedas llevar contigo? El port para Switch es el que debes tener en tu colección.

¿QUÉ TE PARECIÓ Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy

?

6 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

6 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.3

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos