Review

Divinity Original Sin 2

La cúspide del juego de rol en computadora

LEVELUP

9.9

Épico

PROS:

Grandes posibilidades de elección y control sobre el mundo de juego

Gran historia con variadas ramificaciones sin límites arbitrarios

Te motiva a explorar y experimentar

Profundo y retador sistema de combate por turnos

Sistema de hechizos que pueden combinarse para detonar efectos únicos

Personajes entrañables que toman el rol protagónico de la historia

Rica historia escrita con detalle, accesible y sin complicaciones innecesarias

Robustas modalidades en línea

Una experiencia CRPG de la vieja escuela que es accesible y moderna

CONS:

Algunos problemas para identificar enemigos durante el combate

Tags

Jugar Divinity Original Sin 2 es una experiencia nostálgica. Quizá porque contiene fragmentos de grandes clásicos del pasado: el formato en 3D de Neverwinter Nights junto a su legendario apartado en línea basado en módulos; el sistema de rondas por acciones que popularizó Fallout; el mundo de fantasía e inclemencias propio de Baldur’s Gate y la narrativa en prosa de Planescape: Torment. Todo está incluido en este increíble paquete que tiene la capacidad de convertirse en un punto de referencia en el género. Sin embargo, a pesar de tomar prestados elementos o dar la impresión de ser similar a otros, Divinity Original Sin 2 resulta ser una experiencia que es sorprendentemente única.

Divinity Original Sin 2 es un juego en 3D con una perspectiva casi isométrica que sigue al pie de la letra los fundamentos de libertad del género de rol en computadora o CRPG. El sistema de juego te permite explorar y manipular un rico y detallado mundo habitado por personajes NPC y retos de habilidad mental que adornan los ambientes. Aquí puedes hablar con todos los participantes —animales incluidos— y obtener fragmentos de información sobre el ambiente que resultan ser misiones o historias secundarias entrañables; puedes mover objetos, como pinturas colgadas en paredes que ocultan interruptores y hasta resolver acertijos con la interacción de hechizos que utilizan los elementos agua, fuego, tierra, aire y veneno. Este sistema de juego se encarga de mantenerte ocupado: siempre debes prestar atención a los alrededores para poder ejecutar acciones que, en apariencia, son aleatorias para tu beneficio y progreso. Podríamos decir que Divinity Original Sin 2 es un sandbox con guías.

La aventura comienza con la creación de personaje donde puedes elegir la raza de tu héroe. Atributos como Inteligencia, Fuerza y Habilidad son responsables de que tu personaje sea aguantador o tenga afinidad para realizar otras acciones; sin embargo, a pesar de que el sistema de atributos es arcaico, su implementación es sencilla de aprender. Además, es posible asignar dotes extra que modifican las características de los personajes y los afinan para cumplir roles específicos, amplían su conjunto de herramientas o simplemente otorgan opciones adicionales de diálogos.

El sistema de creación de personaje es flexible a la larga; por ejemplo, Dark Souls permite elegir una clase principal (guerrero, mago, clérigo), pero no inhibe la posibilidad de concentrar puntos de habilidad en características ajenas a la clasey eso significa que puedes ajustar el personaje a tu estilo de juego. Lo mismo sucede en Divinity Original Sin 2 gracias a que la elección de la clase principal es una simple formalidad que te otorga las herramientas necesarias para comenzar a jugar.

"La progresión de los personajes es modular."

En pocas palabas, no existen las clases porque la progresión de los personajes es modular; es decir, para utilizar ciertos hechizos de la escuela pirotécnica que se pueden ajustar a tu estilo de juegosólo son necesarios un par de puntos en la tabla de habilidad. Por ejemplo, uno de mis personajes es un hechicero que concentra toda su habilidad en poderes de aire y agua, sin embargo, nada me impidió destinar un par de puntos a Pirotecnia y Geomancia para complementar su libro de hechizos.

A pesar de tener una perspectiva aérea, el detalle de los personajes y el mundo es sobresaliente
A pesar de tener una perspectiva aérea, el detalle de los personajes y el mundo es sobresaliente

El sistema de combate es profundo y sigue las bases de la entrega anterior: es por turnos y se basa en puntos de acción que determinan la cantidad de acciones que puede ejecutar el personaje—como lanzar un hechizo, moverse y atacar—. El sistema de combate brilla cuando te das cuenta de que puedes combinar los elementos con efectos devastadores y sorprendentes. Por ejemplo, utilizar el conjuro de lluvia moja a los personajes y genera pequeños charcos que puedes afectar con un hechizo de electricidad, lo cual aturde a los enemigos. Sin embargo, existen interacciones adicionales que son inesperadas, como utilizar fuego en los charcos de agua para generar vapor, lo que a su vez bloquea la visión. Es posible conseguir el mismo efecto con la aplicación de los elementos en orden inverso: agua en superficies cubiertas con fuego para tener humo; si nuevamente aplicas electricidad en esa nube, generas una nube estática.

La manipulación de los elementos es necesaria para salir victorioso de los enfrentamientos, pero también es un arma de doble filo porque todos los personajes en el combate son susceptibles a los efectos y aquí entra una nueva propiedad Divinity Original Sin 2 que es la protección física y mágica. Cada personaje tiene 3 tipos de barras de salud: la clásica en rojo que determina la cantidad de puntos de salud y 2 barras adicionales que representan la protección mágica y física en azul y gris, respectivamente. Para afectar a los personajes con efectos de estado es necesario reducir las protecciones pertinentes; la protección mágica se encarga de efectos como aturdimiento por una descarga eléctrica; los efectos físicos, como el sangrado y los golpes físicos, se contrarrestan con la barrera gris.

"Sucio y barato, pero efectivo."

La interacción de los hechizos es flexible y se presta para situaciones que los expertos pueden aprovechar en su beneficio. Por ejemplo, posterior al lanzamiento se descubrió que, al combinar la habilidad que rompe los tendones del enemigo e inflige daño con cada paso que da con el hechizo que convierte en gallina al objetivo, es posible obligar a un enemigo a que dé pasos sin control para vaciar sus puntos de salud. Sucio y barato, pero efectivo. El resultado es una combinación implacable de situaciones donde pensar 1 o varios turnos por adelantado es la norma; conjurar agua, convertirla en hielo para congelar y reducir la resistencia elemental del enemigo es un trabajo que queda arruinado cuando tu personaje resbala en la gélida superficie y eso te obliga a ajustar tu estrategia y comenzar de nuevo la preparación. Hablo de una experiencia clásica de combate, pero que es innovadora por todos los pequeños sistemas que entran en acción para modificar el terreno de juego.

Fuego, agua, electricidad, hielo y veneno … toma en cuenta todos los elementos antes de actuar.
Fuego, agua, electricidad, hielo y veneno … toma en cuenta todos los elementos antes de actuar.

Además del combate, el aspecto más disfrutable de la experiencia es que parece una partida de Calabozos y Dragones gracias a que el juego es suficientemente flexible. Quedarás asombrado porque eres libre de realizar acciones locas y bobas. En muchas ocasiones estuve en apuros por seguir disparatadas ocurrencias como robar a otros personajes, lo cual desató frenéticos combates con NPC que son inocentes o diálogos que terminaron de la misma forma por responder agresivamente o en tono de broma.

Lo mejor es que el juego te sigue la corriente al no imponer barreras restrictivas. No hay problema si matas a un personaje porque la historia tiene la capacidad de seguir su curso. Siempre hay avenidas alternas para cumplir una misión e incluso te encontrarás en medio de grandes narrativas por error o casualidad. Es factible explorar el mundo de juego y enfrentar acontecimientos ligados entre sí, como historias que tienen diferentes puntos de vista que narran varios NPC involucrados y también puedes encontrar documentos e ítems que te encaminan a una misión y que hacen reaccionar al resto del mundo de juego.

"Quedarás asombrado porque eres libre de realizar acciones locas y bobas."
Divertido e indomable, toda una experiencia de la vieja escuela
Divertido e indomable, toda una experiencia de la vieja escuela

Es evidente que las misiones no inician y terminan en un único NPC porque están esparcidas a diferentes niveles a lo largo del juego. Todos estos elementos alimentan tu curiosidad por la ficción y te obligan a cotejar cada uno de los datos en tu libro de búsqueda para emprender pesquisas inquisitivas con los NPC —que a veces tienen algo interesante que decir al respecto—, para concluir una historia o misión múltiples formas, lo cual puede afectar tu relación con tus acompañantes y el resto del elenco.

Tus decisiones tienen consecuencias y hay un fuerte sentimiento de pertenencia por la historia que puedes controlar como un verdadero juego de rol. Por ejemplo, uno de los objetivos principales de la historia es obtener poder y para eso hay personajes que pueden cumplir tus deseos. Sin embargo, no todos son personajes que se alinean con la fantasía que tienes de tu avatar; hay actores buenos, malos y grises. Puedes optar por seguir bajas artimañas y manchar tu consciencia o mantenerte en el camino de la rectitud rechazando sus ofertas… aunque también es válido seguir la senda de la voz interior que te llama a obtener el poder absoluto a cualquier costo… El juego no te reprocha ni te limita, así que puedes elegir y vivir con las consecuencias.

"El juego no te reprocha ni te limita."

El nivel de rejugabilidad es increíble gracias a estas cualidades. Regresar por segunda y hasta tercera vez a la historia te permite ser testigo de una evolución narrativa diferente. Hablo de pequeños detalles como personajes que se mantienen con vida o que mueren, cambian de actitud y te retan con diálogos incómodos que antes no encontraste. Este aspecto es un punto de referencia en el género RPG porque pone en evidencia que la ficción del mundo de juego vive y progresa con cada acción y decisión que tomas.

El juego está escrito de forma sencilla sin complicaciones
El juego está escrito de forma sencilla sin complicaciones
"De hecho, la enriqueció."

Asimismo, el juego usa cajas de texto para retratar elementos narrativos íntimos que acentúan la caracterización e imprimen precisión que ninguna secuencia cinemática podría mostrar. Conocer la reacción más pequeña de un personaje a través de líneas de texto como el diabólico movimiento de una ceja y una mueca desafiante que puede confundirse con satisfacción en un lienzo gráfico, son detalles encargados de convertir la experiencia pasiva en un acontecimiento digno del mejor juego de rol. En ningún momento tuve la impresión de que la falta de elementos visuales perjudicara la experiencia, de hecho, la enriqueció. Esta precisa y breve información que alimenta tu relación con el mundo también es digna de elogio porque cada línea de texto es caracterizada con una voz cálida que narra dichos acontecimientos; y todos los diálogos de los personajes principales cuentan con caracterización de buen nivel.

Hablando de la historia, tu misión comienza en una remota isla donde eres recluido por ser poseedor de Source —un tipo de magia dentro de la ficción del juego— y tu misión inmediata es escapar. Sin embargo, a lo largo de este recorrido encontrarás múltiples facciones que pelean por lo que creen es correcto en una historia donde tu interpretación del relato es lo que define el destino del mundo. Lo impresionante es que la progresión de la historia es única para cada personaje principal.

Debes saber que esta entrega ofrece 6 personajes únicos con una historia propia y además te permite crear a tu avatar de la raza y sexo que elijas; incluso es posible ser un Undead y vivir con todos los peligros y retos que representa ser un paria del mundo. Esta variedad de personajes tienen personalidad única y son realmente entrañables. Por mencionar algunas cualidades de sus historias, quedé fascinado con Red Prince, un lagarto elitista de una familia real que necesita lecciones de humildad; Fane, un antiguo Undead que despierta en un mundo totalmente diferente al que recuerda y que tiene un peculiar punto de vista sobre la vida; Lohse, una humana con una presencia maligna ofrece un desarrollo diferente y situaciones especiales cuando se compara con un personaje humano común. Todas estas diferencias te animan a regresar para conocer todos los detalles de cada uno y las múltiples interacciones que tienen entre sí.

"Son dueños de su destino y, en cierta forma, compites contra ellos."

Lo mejor es jugar con estos personajes porque la historia se acopla de forma especial a ellos, sin embargo, algunos jugadores encontrarán 1 o 2 clichés debido a que resultan los “elegidos” para salvar el mundo. Un gran clásico. Lo impresionante es que, aun cuando tengan esta misión, son dueños de su destino y, en cierta forma, compites contra ellos. Como anécdota, quedé sorprendido cuando fui abandonado por uno de mis personajes porque la historia que labré con cuidado a lo largo de las horas presentó conflictos irreconciliables con él y… simplemente se fue.

Con estos antecedentes es fácil ver cómo Divinity Original Sin 2 se antepone a cualquier juego de rol de la actualidad, donde los acompañantes tradicionalmente funcionan como atracciones secundarias que siguen sin dudar tus pasos. Imagina un mundo alterno con una una entrega de Mass Effect donde Garrus usurpa rol protagónico para tomar las decisiones y, al final, convertirse en el laureado salvador de la galaxia. La narrativa de Divinity Original Sin 2 es excepcional porque los personajes principales están comprometidos la historia y lo más importante: alimenta la noción de que el mundo es tuyo, lo cual nos habla de una hazaña de diseño y escritura que pocas veces se ve en el género.

Puedes ser bondadoso sin que el juego te limite… o un bárbaro sanguinario
Puedes ser bondadoso sin que el juego te limite… o un bárbaro sanguinario

Por si fuera poco, Divinity Original Sin 2 tiene componentes en línea donde destaca el apartado cooperativo que te permite completar la historia hasta con 3 acompañantes, cada uno empuñando a un personaje o a varios cuando hay menos jugadores, lo cual me remontó a los días de jugar Baldur’s Gate en Internet. La entrega es un logro técnico porque funciona; sólo basta con invitar a un jugador y asignarle un personaje. Así de sencillo.

"Me remontó a los días de jugar Baldur’s Gate en Internet."

Esta modalidad refleja la grandiosa flexibilidad de la historia que permite a cada jugador seguir su camino, lo cual puede meter en apuros al anfitrión de la partida, que, en teoría, es el personaje principal. En mi aventura en línea fue común eliminar a personajes que se disgustaron por las actitudes deshonestas de mi grupo y perdí, en muchas ocasiones, el hilo de la historia porque la información y el progreso lo obtuvo otro jugador, aunque todos se beneficiaron de ello. Tampoco olvido las misiones que quedaron inconclusas porque mi compañero tenía en su inventario la carta incriminatoria de una misión que vendió por un par de monedas de oro. En resumen, Divinity Original Sin 2 en modalidad cooperativa es un acontecimiento sumamente divertido que vale la pena enfrentar al menos una vez por las inocentes locuras del grupo de jugadores y por el robusto sistema de juego que sabe acomodar de forma natural cada acción de los involucrados.

Ese no es el único modo de juego en línea. Divinity Original Sin 2 ofrece un apartado competitivo donde los jugadores enfrentan sus dotes estratégicos en pequeñas escaramuzas con el objetivo de aniquilarse; en otra modalidad un Game Master asigna retos a los jugadores para crear narrativas emergentes únicas. Estas modalidades en línea son bienvenidas e incrementan enormemente las capacidades de rejugabilidad de la entrega, que ya eran impresionantes. No dudamos de que en el futuro esto detone una saludable escena de modificaciones que entreguen módulos (como en Neverwinter Nights) que mantengan con vida el juego durante muchos años.

En Divinity Original Sin 2 veo, más que un videojuego de rol en el sentido estricto de la palabra, una experiencia terriblemente familiar del clásico de mesa Calabozos y Dragones, en especial cuando se juega en cooperativo. El juego es flexible para permitir toda clase de locuras que podrían suceder en una mesa con tus mejores amigos, pero que están en línea detrás de un brillante monitor a kilómetros de distancia. Puedes generar sucesos graciosos como engañar a los personajes más poderosos y robar sus pertenencias y hasta saquear sigilosamente el inventario de tus aliados o acciones que rompen el balance del juego, como abusar del hechizo de teletransportación para separar a los enemigos y manipular objetos en la distancia. Todo puede suceder en secuencias emergentes asombrosas y divertidas.

Quedé totalmente satisfecho con el tiempo que destiné a Divinity Original Sin 2 y no planeo abandonarlo por el momento. Terminé la historia 2 veces y fallé en concluirla otras 2 en el indomable Honour Mode, que es la experiencia con dificultad máxima que borra el archivo de juego cuando todo el grupo es eliminado. Estoy feliz con las acciones de mi personaje y las consecuencias de sus actos. Seguí mi propia senda de poder: robé, mentí y asesiné a cuanto personaje se opuso en mi camino, incluidos mis aliados y, aun así,fui celebrado como héroe. Fui el padrino de los dragones; ayudé a una gallina, un cerdito y un par de vacas parlanchinas y fui máximo duelista del bajo mundo. Al final, soy responsable del sombrío futuro que le espera a Rivellon. No me arrepiento de nada.

Inolvidable de principio a fin
Inolvidable de principio a fin

¿QUÉ TE PARECIÓ Divinity Original Sin 2

?

10 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

10 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.5

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos