Review

Knack 2

La redención de la mascota menos querida de PlayStation

LEVELUP

7.7

Regular

PROS:

Gran variedad de movimientos en el sistema de combate

Modo cooperativo y extras desbloqueables

Sistema de progresión con árbol de habilidades

Enemigos más inteligentes

Mejora abismal en el platforming comparado con el primer juego

Buena transición entre cinemáticos y el juego

CONS:

Estructuras repetitivas en el diseño de los niveles

Ligeros problemas técnicos en PS4 convencional

Falta de niveles específicos para modo cooperativo

Ausencia de modo cooperativo en línea

Las cámaras fijas llegan a dar problemas

Cuando Knack fue presentado cerca del lanzamiento de PS4 imaginábamos un juego muy distinto; sus valores de producción parecían buenos y visualmente estaba bien cuidado, es más, parecía perfecto para sacar provecho de la nueva consola de Sony. Todos sabemos en qué acabó esa triste historia: a Knack le fue relativamente bien en ventas porque había muy pocas cosas que jugar en el momento del estreno del PlayStation 4, pero causó muchas decepciones y fue un producto mediocre.

Tras los rumores de una secuela para Knack, pocos podían creerlo; cuando Knack 2 fue confirmado, en lugar de causar asombro hubo risas y caras de incredulidad, ¿de verdad este héroe de reliquias merecía una segunda oportunidad? Mark Cerny ha regresado con el equipo de Japan Studio de Sony en un momento de la generación en que tenemos un PS4 mucho más robusto, maduro y lleno de opciones para jugar. La tarea de convencer al público para volver a probar Knack no es sencilla y muchos podrían preguntar, ¿valió la pena el esfuerzo? Puedo adelantar que, aunque resulte difícil de creer, estamos ante la redención de una de las franquicias nuevas peor recibidas de PlayStation.

¡Por fin enseñaron a Knack a usar el control de PlayStation!

Antes de ponerme a jugar Knack 2 decidí regresar al primer juego con la intención de notar los cambios de la secuela. Después jugué toda la campaña de la nueva entrega y, finalmente, regresé al primer Knack. Los pensamientos que llegaron a mi mente fueron: “¿cómo se atrevieron a entregarnos una experiencia tan incompleta? ¿dónde estaban los movimientos de Knack?”. En el primer Knack el principal problema era el deficiente sistema de combate y los limitados movimientos del héroe. Con la secuela tenemos más de 20 movimientos en el arsenal.

En su primer aventura, el héroe de reliquias únicamente corría, saltaba, golpeaba y esquivaba. En Knack 2 este personaje expande sus movimientos a todo el control del PS4, de manera que ahora salta, esquiva, flota, golpea, patea, rompe defensas con un golpe cargado, coloca un escudo, refleja proyectiles, ejecuta patadas voladoras, atrae a los rivales, lanza un boomerang, genera una tormenta de puñetazos, se encoge y mucho más. Mientras que en el juego previo prácticamente usábamos 2 de los botones principales, en esta ocasión los utilizamos todos y, además, tenemos comandos en los que dejar presionado el botón ejecuta un movimiento distinto al básico.

No todos los movimientos están disponibles desde el principio; de hecho, otro cambio importante en Knack 2 es la progresión del personaje a lo largo de la historia. Movimientos como el golpe cargado, el gancho para atraer enemigos y el boomerang son otorgados en momentos específicos de la campaña, otras habilidades están dentro de los niveles y muchas otras son fruto de mejoras en un árbol de habilidad.

A lo largo de la campaña también desbloquearás una cadena de súper poderes cuando rompes cristales gigantes, mismos que te otorgarán habilidades extraordinarias —con vistosas animaciones— durante unos segundos para derrotar grandes oleadas de enemigos.

Casi todos los enemigos que derrotas generan una esencia azul —al estilo de los orbes rojos de God of War— que te permiten decidir la manera como irás mejorando a Knack. Incluso cuando acabas la campaña no descubres todas las habilidades y el juego te invita a regresar a completar retos adicionales y un New Game+ para conocer el potencial máximo del titán de reliquias.

El resultado de incluir esta variedad de movimientos es que Knack dejó de ser ese brawler monótono en el que únicamente atacabas con un botón para ser algo que nos recuerda propuestas como God of War. Las cámaras fijas en ocasiones dan ligeros problemas, pero en general permiten que nos concentremos de lleno en pleitos dinámicos y con gran variedad. Con el paso de las horas descubrirás qué tipo de ataque funciona mejor con cada rival, pero todos estan diseñados para sacar jugo a las habilidades del personaje.

Ya que hablamos de los rivales, conviene mencionar que mientras en el juego anterior tenías uno que otro enemigo en pantalla esperando a que te acercaras, ahora enfrentarás grupos más numerosos de rivales que serán mucho más variados e inteligentes, de manera que te obligarán a poner en práctica todo lo aprendido en secuencias específicas para poder derrotarlos.

De diminuto corcho a “Knackzilla”: el platforming y ritmo de Knack 2

El crecimiento de Knack con reliquias sigue siendo parte importante de la premisa del juego, con la diferencia de que ahora no sólo se trata de que el héroe crezca a lo largo del nivel —para iniciar el siguiente siendo diminuto de nuevo—. El diseño de cada escenario y la historia que nos relatan determinará con frecuencia el tamaño que Knack deberá tener para superar distintas situaciones, pero una de las mecánicas más interesantes es la posibilidad de soltar todas tus reliquias para poder ser diminuto en el momento que quieras.

El cambio de tamaño al presionar un botón es útil para superar obstáculos, esquivar ataques, encontrar tesoros al cruzar puertas diminutas y forma parte sustancial en la dinámica del platforming. Habrá ocasiones en que dejar tus reliquias adheridas a algún material especial como contrapeso será clave para resolver algunos acertijos.

Seguramente recuerdas las transformaciones prácticamente inservibles en el primer juego; ahora cada una tiene movimientos específicos relacionados principalmente con los rompecabezas que deberás resolver para continuar. Por ejemplo, la de hielo te permite generar un aliento que congela tanto a los enemigos como mecanismos para frenar plataformas; la de fierro deja un camino conductor entre 2 mecanismos para encender motores o abrir puertas.

Los acertijos no son muy complejos, pero cumplen al entregarnos niveles mucho más llenos de vida que los de su predecesor. Te recomiendo ampliamente que desactives las pistas desde el menú de opciones pues, a menos que quieras presentar el juego a novatos, podría arruinarte algunos rompecabezas ambientales al mostrarte la respuesta.

En el tema del platforming Knack 2 mejoró muchísimo. Encontrarás mecanismos que funcionan contra reloj y te obligan a correr para alcanzar la salida; hay numerosas secciones llenas de plataformas giratorias que requieren que uses adecuadamente tu salto y la nueva manera de flotar.

Otra sorpresa agradable es el uso de vehículos de forma esporádica para fortalecer el ritmo de la campaña. Por lo general, esas secuencias tienen que ver más con lo visual que con lo práctico o lo desafiante, pero ¿a quién no le gusta manejar y disparar en primera persona con un tanque o destruir robots enemigos a bordo de un titán?

Finalmente, otro elemento que conecta las secciones de combate con las de exploración y platforming son una buena cantidad de QTE. Igual que en la serie God of War, no es complejo ejecutarlos, pero sí muy vistosos y cinemáticos; todos te hacen presionar botones que tienen que ver con la acción que Knack realiza en la cinemática. En pleno 2017 los QTE se sienten como un recurso de gameplay ampliamente superado, pero al menos no fueron excesivos a lo largo de la campaña.

Algo que me gustó en general es que esta entrega rompió el ritmo monótono al que nos acostumbró la primera, sea que andes diminuto escalando por pequeños salientes o seas “Knackzilla” y arrases una ciudad. La variedad del gameplay resulta contrastante respecto al título de estreno del PS4.

Estructuras repetitivas, el problema persistente

A pesar de todas sus nuevas ventajas, Knack 2 no se libra de algunos problemas fuertes de diseño, los cuales podrían alejar a muchos jugadores veteranos. La curva de aprendizaje acompañada de la integración gradual de nuevos movimientos provoca que las primeras horas de la campaña sean frescas y llenas de descubrimiento; desafortunadamente, ese ritmo no siempre se conserva.

Con el paso de los niveles podrás darte cuenta de que muchas estructuras se repiten, por lo que el ritmo monótono y tedioso podría aparecer luego de la sexta hora de juego, cuando descubres que la clave casi siempre es recorrer una caja para subir sobre ella y hacer diminuto a Knack para pasar por una grieta o escalar un muro. Ese tipo de estructuras repetitivas unidas a largos pasillos con poco por hacer nublaron la experiencia de juego y se unieron a otros problemas como la repetición constante de algunos tipos de enemigo a lo largo de toda la campaña, la apariencia triste y vacía de algunos escenarios urbanos o la falta de precisión en los controles en determinadas secuencias.

El modo cooperativo

Desde que lo anunciaron, nos mostraron que Knack 2 puede jugarse en cooperativo y ese fue uno de los puntos con los que PlayStation lo promocionó. Jugar de esta manera es algo completamente opcional para la campaña, cuya historia está diseñada para un jugador, aunque tiene ciertas ventajas en el dinamismo de las mecánicas de juego. Dicho lo anterior, cualquier jugador puede unirse o dejar la partida cuando desee. No juegas en pantalla dividida, sino compartida y entre los 2 podrán hacer uso de habilidades y movimientos únicos, como disparar reliquias aplastando al aliado o golpeándolo con la tormenta de puñetazos, por poner un ejemplo.

La diversión del modo cooperativo dependerá mucho de tu compañero. Entre jugadores experimentados está la puerta abierta para competir amigablemente mientras superan el nivel o molestarse “tomando prestadas” las reliquias del cuerpo del otro. Si estás con un novato puedes apoyarlo para pasar las secuencias más complicadas, pues en cualquier momento puede unirse a ti apretando un solo botón.

Es una lástima que jugar en cooperativo con un amigo únicamente sea de forma local; hubiera sido interesante que hubiera algunos extras diseñados específicamente para el trabajo en equipo y que la posibilidad del cooperativo se extendiera a jugar en línea, aunque fuera limitado a tu lista de amigos.

Se ve bien y su historia es aceptable

El primer título de la serie tuvo muchas deficiencias, pero no falló en cuanto a sus visuales, mismos que se conservan saludables en la secuela. Como mencionamos, en Knack 2 hay cámaras fijas, por lo que siempre verás exactamente lo que los desarrolladores quieren, de manera que encontrarás espacios perfectamente controlados.

Sus cinemáticos son adecuados conforme a la trama. Debo confesar que, aunque muchos momentos fueron predecibles, al menos la narrativa logró atraparme más que en el primer título; no sorprende entonces que para desarrollar esta historia se haya contratado al mismo guionista que participó en los primeros juegos de God of War.

Los efectos y animaciones en el ensamblaje de Knack siguen siendo bastante buenos y más sorprendentes ahora que puedes hacerlo diminuto cuando quieras. Hubo ocasiones en las que con Knack gigante formado por cientos de partículas, el PS4 sufrió técnicamente hablando. El juego lo reseñamos en un PS4 convencional y llegó a tener caídas notorias en el índice de cuadros por segundo. Según la información que se nos proporcionó con la copia del juego, Sony asegura que en un PS4 Pro tienes la opción de jugar en 4K a 30 fps o bloquearlo a 1080p corriendo a 60 fps algo que, si funciona de manera óptima, definitivamente parecería la mejor manera de disfrutarlo por su naturaleza de acción.

Los extras y su duración

Knack 2 está diseñado para que jugadores veteranos lo completen en difícil, como mínimo. Platicando con un productor del juego supe que algunas de las dificultades inferiores incluso cortan secuencias completas de platforming complicado para que los jugadores casuales no se frustren.

En mi caso, un recorrido completo por el juego en difícil duró cerca de 14 horas. Nunca sentí esa fragilidad injusta del Knack de la primera entrega y el desafío no me pareció ni excesivo ni muy ligero. En cuanto a la duración, me parece que el juego terminó donde debió hacerlo, sin quedarse corto ni alargándose más de la cuenta. Una vez que terminas la campaña tienes la opción de intentarlo en una dificultad mayor con todas las habilidades que desbloqueaste con New Game+.

Adicionalmente, hay desafíos de carreras contra reloj en escenarios diseñados para ello, combates de supervivencia en arenas, aunque están controlados por un reloj. Hubiera agradecido que nos permitieran jugar de forma infinita en esas arenas tanto como nuestra habilidad lo permitiera. Podrás llevar un registro detallado de las puntuaciones y compararlas con amigos o el resto del mundo en las tablas de líderes, tanto en los retos como en la campaña, una novedad de esta entrega.

Veredicto

Tomando en cuenta que el primer Knack se sentía viejo en mecánicas, incluso más limitado que los juegos del primer PlayStation, había razones para dudar de la secuela —sin mencionar que el género de la franquicia dista de ser el más popular de la actualidad—. Con este regreso me sorprendió lo mucho que cambió Knack al entregarnos un sistema de combate sólido y divertido ¿Qué va de 2 movimientos del predecesor a los más de 20 que tenemos en el nuevo título?

Entre sus ventajas, Knack 2 tiene distintos niveles de dificultad que no dejan a un lado a los que quieren disfrutar una experiencia cinemática sin complicaciones, pero no se olvida de los veteranos, para quienes ofrece platforming aceptable, algunos buenos rompecabezas y dinámicas batallas en difícil. En muchos sentidos, Knack 2 me recordó la época dorada de los juegos de plataformas en el PlayStation 2; en varias ocasiones comenté el parecido con las batallas y QTEs de God of War, pero también hay un poco del platforming de Jak & Daxter con su salto flotado y algunos acertijos de Sly Cooper .

Aunque presenta estructuras repetitivas y una complejidad enfocada en el mercado infantil, fueron más los momentos disfrutables en Knack 2 que los de aburrimiento; eso tiene mucho valor si consideramos lo malo que fue su predecesor y nos permite decir que, aunque no sea el juego perfecto de PS4, redime la mala imagen que tenía la franquicia. ¿Será acaso el punto de partida para una nueva era de Knack?

¿QUÉ TE PARECIÓ Knack 2

?

7 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

7 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

4

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos