Review

Shadow of the Colossus

Embelleciendo el colosal e inspirador clásico de PlayStation

LEVELUP

9.5

Épico

PROS:

Remake respetuoso de la obra original y con suficientes cambios para sentirse fresco entre los nuevos títulos

Estable en un PS4 convencional con posibilidad de jugarse a 4K y 30 fps o a 1080p y 60 fps en el PS4 Pro

Nuevas opciones en la configuración de los controles

El modo fotografía es un gran añadido

Galería de artes conceptuales desbloqueables

Mejor jugabilidad gracias a que se trabajaron las animaciones

CONS:

La cámara mejoró pero sigue sin ser perfecta

Que los videojuegos sean o no una forma de arte es una discusión larga, pero de lo que no hay duda es de la existencia de títulos que hacen mucho más que divertirnos o hacernos pasar un buen rato. Hay juegos que nos mueven sentimientos y que pueden llevarnos desde la emoción estética que generan visuales muy bien cuidados en compañía de bandas sonoras impecables hasta la reflexión a partir de una gran narrativa.

Nadie puede poner en duda que el trabajo que hicieron Fumito Ueda y su equipo hace más de una década fue uno de los más influyentes en la industria y que dio mucho de qué hablar a la hora de debatir sobre los videojuegos como una forma de arte, además de que llamó la atención por sus mecánicas poco convencionales. Hoy podemos celebrar la llegada al PS4 de mucho más que una simple remasterización de Shadow of the Colossus, pues el juego recibió el tratamiento premium de un remake que pone el ejemplo sobre cómo deben revivirse títulos del pasado.

Ya sea que lo pruebes por primera vez o que regreses después de haberlo jugado en su momento o cuando fue lanzado en HD para PS3, el nuevo remake de Shadow of the Colossus es una excelente oportunidad para disfrutar una pieza clave en la historia de los videojuegos, un título que cualquiera debería jugar al menos una vez en su vida.

¿Qué es Shadow of the Colossus?

Estos relanzamientos existen porque en el mercado hay consumidores que siguen sin probarlos —a pesar de que son productos con más de 10 años de antigüedad— o que ya los conocen pero buscan regresar a ellos para vivirlos con una nueva perspectiva. Los juegos de Team Ico fueron aclamados por la crítica, los fans y los desarrolladores que han tomado inspiración en sus propuestas, pero no podemos considerarlos grandes éxitos comerciales, sino objetos de culto.

No te sientas culpable si nunca has jugado Shadow of the Colossus, pues gracias al trabajo de Bluepoint Games este remake es tu mejor oportunidad para hacerlo, además de que muchos envidiarán esa frescura con la que recibirás la experiencia por primera vez.

En Shadow of the Colossus sigues la historia de Wander, un joven que, buscando devolver la vida a una chica llamada Nana, llega a un templo donde recibe la tarea de matar a 16 colosos que se encuentran en algún rincón del mapa.

Aparentemente, estás en un juego de mundo abierto, pero la aventura es muy lineal porque el único objetivo es buscar a los colosos y darles muerte en el orden establecido. No hay rivales fuera de ellos y la mecánica consiste en averiguar dónde se encuentran con una pista verbal y la ayuda de tu espada que proyecta un rayo en la dirección de su ubicación y descifrar cómo vencerlos. De hecho, Shadow of the Colossus podría considerarse un juego de rompecabezas debido a que la principal mecánica es encontrar la manera de acabar con cada uno de sus 16 colosos en una campaña de entre 7 y 8 horas jugándolo con calma.

Además del increíble diseño del combate con cada coloso, el juego fue aclamado por su exquisita dirección de arte y su presentación minimalista en la que el sentimiento de escala sorprendió a todos. Ahora, para que el juego luzca mejor que nunca, se aprovechó la tecnología más avanzada y el resultado es impresionante.

Un remake brillante, muy respetuoso e impresionante a nivel visual y de jugabilidad

Bluepoint Games es un talentoso estudio bien conocido en la industria por sus remasterizaciones; tienen una fuerte trayectoria trabajando con los estudios de PlayStation en varias de estas adaptaciones incluyendo las versiones en HD de Ico y Shadow of the Colossus para PS3. Antes de que hicieran un remake como tal, lanzaron la Uncharted: The Nathan Drake Collection para PS4, para lo cual modificaron el primer juego de la serie de Naughty Dog a fin de que se sintiera fresco en la consola más reciente de Sony.

A pesar de lo anterior, hay una enorme diferencia entre los trabajos previos del estudio y lo que ahora hicieran con Shadow of the Colossus, proyecto que puede considerarse un remake en toda la extensión de la palabra al haber trabajado desde cero en prácticamente todos los elementos gráficos.

El trabajo de Bluepoint es respetuoso si consideramos que, a pesar de que contó con un departamento de arte dedicado específicamente a rehacer todas las texturas y elementos del juego en su versión para PS4, no hay decisiones que cambien de forma dramática la intención que tuvo el equipo original de Japan Studio cuando desarrolló el título que salió en 2005. Todo lo que vemos en esta nueva versión tiene las mismas intenciones que el original: resaltar el sentimiento de escala y presentar caprichosos y evocadores paisajes que crean un ambiente épico y hermoso.

El descomunal tamaño de los colosos deslumbra en los impresionantes gráficos del remake
El descomunal tamaño de los colosos deslumbra en los impresionantes gráficos del remake

Los campos lucen mejor que nunca al estar llenos de nuevas capas de follaje que se mecen al paso del viento, las ruinas muestran sus detallados grabados con texturas nunca antes vistas pero fieles al arte original, la crin del caballo Agro flota al galope y nos recuerda que en su tiempo era uno de los mejores equinos de los videojuegos y lo sigue siendo ahora con sus nuevas animaciones, los rayos de luz se cuelan entre los árboles del bosque provocando que te quedes a tomar una fotografía, el agua cristalina nos recuerda que esta forma y transparencia del vital líquido muchas veces es clave para que los gráficos luzcan impresionantes, el cielo es un lienzo fotorrealista donde las nubes dejan asomar algunos rayos que se vuelven parte de paisajes que parecen salidos del más hermoso sueño. El puente que pasamos por primera vez en 2005 sigue impresionándonos por la escala de un mapa que sigue sintiéndose imponente y que brilla como nunca gracias al minucioso trabajo de Bluepoint.

Resulta una adición invaluable el modo fotografía del que se ha dotado a una gran cantidad de juegos en la actualidad. Por la naturaleza contemplativa de Shadow of the Colossus, pausar un poco la acción para probar varios filtros y capturar una imagen que te recuerde alguno de sus momentos épicos o evocadores es algo que sienta de maravilla a este remake.

Para hacer nuestra reseña usamos un PlayStation 4 convencional y puedo decirte que, de manera general, el juego es muy estable y completamente disfrutable a 1080p y 30 cuadros por segundo. Si tienes la oportunidad de probarlo en un PS4 Pro podrás elegir entre el modo cinemático —que te permite ver el juego en 4K y a 30 cuadros por segundo y, si tienes una TV Full HD, observarás texturas más nítidas gracias a que el juego corre a una resolución superior a la que estás viendo— y el modo rendimiento exclusivo de PS4 Pro, que conserva la resolución de 1080p pero presenta el juego a 60 cuadros por segundo, lo que se combina con el buen uso del motion blur para una experiencia única si tu prioridad es la fluidez.

Algo que mantiene fresco a este remake es que también se trabajaron las animaciones para mejorar la experiencia desde el punto de vista de la jugabilidad. No te preocupes, las físicas de Wander al escalar a los colosos siguen siendo las de un muñeco de trapo vulnerable por la imponente fuerza de los gigantes, pero si comparas directamente esta experiencia jugable con la de hace más de una década o la de la versión remasterizada para PS3 te llevarás una buena sorpresa.

Cuando elaboré la comparativa gráfica que te presentamos recientemente entre este remake y la versión de PS3 lo primero que noté es que los nuevos movimientos de Wander son muy fieles a los de la obra original, pero mucho más fluidos para que el resultado sea mucho más que una reconstrucción gráfica y cumpla con las demandas contemporáneas. Lo anterior me hizo sentir incluso más fácil la versión actual respecto a la original, pero me di cuenta de que no es un tema de ajustes, sino de un trabajo de pulimento de asperezas que hubieran sido criticadas en la actualidad. Puedes esperar el mismo desafío que recuerdas, pero notarás que ahora es más cómodo jugar.

En cuestión de configuración de controles también puedes esperar cambios positivos. En total hay 4 modalidades a elegir: la clásica y la clásica con botones remapeados quizá dejen satisfecho al jugador que busca la experiencia más fiel al juego de PS2; por otro lado, 2 nuevas configuraciones ayudarán a que quienes no estén familiarizados con el título tengan las acciones en sitios del control que se han vuelto estándares para muchas entregas de acción actuales.

En términos de dificultad, hay un desafío para cada gusto. Desde el inicio eliges la dificultad: fácil para los casuales, normal para quienes quieren recrear el desafío original y difícil, que incluye algunas modificaciones a las batallas con los colosos. Al terminar el juego está la opción de iniciar una partida en el modo New Game + y la posibilidad de aceptar los retos contra reloj tanto en las dificultades normal como difícil; también se ofrece la oportunidad de iniciar una partida en modo espejo para tener una perspectiva diferente del universo de Shadow of the Colossus.

Si todo lo anterior no es suficiente para ti, hay un elemento extra. Tus acciones desbloquearán el acceso a una buena cantidad de imágenes conceptuales aprovechando que Bluepoint contó con un equipo de arte dedicado a reinventar este clásico con la fidelidad que merece. Las galerías también incluyen algunas imágenes comparativas del original con el remake.

Veredicto: una recomendación segura, un buen ejemplo de cómo pueden revivirse juegos del pasado

Mi experiencia con Shadow of the Colossus fue tan fascinante como la primera vez que lo tuve frente a mí y el paso de los años me ayudó a borrar algunos momentos épicos para que este nuevo viaje a sus campos de ensueño fuera una experiencia mágica una vez más. Habrá quienes con toda razón digan que es mucho mejor poner todos los esfuerzos en juegos completamente nuevos en lugar de hacer remasterizaciones o remakes, pero propuestas como Shadow of the Colossus merecen este tratamiento para inspirar a quienes no lo han probado y maravillar con sus cambios a quienes ya lo disfrutaron.

No dejo de pensar en un remake de Ico que parece inevitable y que luciría maravilloso con la tecnología y el tratamiento de Bluepoint. Es bueno ver que un trabajo cuidadoso dé como resultado un equilibrio y una armonía casi perfectos entre lo que esperan los fans del clásico y lo que exige un jugador de cualquier título actual. Entiendo a los que esperaban novedades como la inclusión de algunos colosos que quedaron únicamente como partes de la planeación del proyecto original, pero tampoco me molesta que el remake sea tan fiel al juego que vimos en PS2 porque desde un principio los desarrolladores fueron honestos respecto a que su intención era únicamente refrescar el juego que todos conocimos.

Shadow of the Colossus es un dulce para la vista y uno de los juegos más bellos en el catálogo para PS4. Su precio es razonable ($39.99 USD) si consideras que cualquier lanzamiento nuevo cuesta $59.99 USD. Me parece que todo el trabajo que hizo Bluepoint para embellecer y adaptar el clásico de Team Ico a la actual generación bien vale su precio.

¿QUÉ TE PARECIÓ Shadow of the Colossus (Remake)

?

10 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

10 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.9

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos