Review

Gang Beasts

Las luchas más divertidas son entre borrachos gelatinosos

LEVELUP

7.3

Regular

PROS:

Las físicas y los controles parecen torpes, pero son el centro de la diversión

Combates cerrados y frenéticos, diversión garantizada al tener con quien luchar de forma local

Buen diseño de escenarios, muchos en movimiento y con elementos destructibles

CONS:

Nulas opciones de configuración de los combates

Terribles problemas para encontrar partidas en línea

Presencia de bugs y algunos problemas técnicos

Double Fine, el estudio fundado por Tim Schafer, se caracteriza por lanzar juegos coloridos y creativos, pero también tiene un programa de incubación de juegos independientes que ha permitido que varias propuestas salgan a la luz, caso en el que se encuentra el divertido Gang Beasts.

Desarrollado por Boneloaf, esta curiosa entrega de peleas está en Early Access desde agosto de 2014, pero ahora por fin podemos disfrutar el producto terminado tanto en computadoras como en PS4.

Desde que fue anunciado hace un par de semanas en PlayStation Experience 2017, Gang Beasts llamó la atención por sus gelatinosos protagonistas de épicas batallas. Gran parte del entusiasmo, las carcajadas y los gritos de los asistentes al evento provenía del stand de Double Fine donde se libraban combates de este juego.

Te advertimos que Gang Beasts no es para disfrutarlo en solitario, pues ni siquiera tiene modo diseñado para un jugador, pero si tienes amigos cerca o si encuentras una partida en el modo en línea, te garantizo alocados combates y probablemente más carcajadas que con cualquier otro juego de 2017.

Agarrones entre borrachos gelatinosos

La presentación de Gang Beasts es muy sencilla y sus gráficos son simples, pero sus rechonchos personajes que parecen botargas llaman mucho la atención. Su estilo gracioso es notorio desde el momento que eliges a alguno de sus personajes y ves que puedes vestirlo con disfraces —desde un tierno traje de gatito hasta los clásicos de policía o pandillero—.

Escenarios dinámicos contribuyen al frenesí de los combates
Escenarios dinámicos contribuyen al frenesí de los combates

Aunque hay varios modos de juego, el principal tiene un solo objetivo: ser el último personaje con vida. Para quedarte con la victoria tendrás que dar puñetazos, patadas y agarrones para noquear a los contrincantes y, posteriormente, sacarlos de la arena. Tendrás que actuar rápido porque es posible recuperarse de las noqueadas y las remontadas son el pan de cada día en los intensos combates.

Los controles son sencillos: saltas con el botón equis, con cuadro das patadas y con círculo das cabezazos; por otro lado, los botones traseros del control te permitirán lanzar puñetazos y si los dejas presionados podrás sujetar cualquier superficie o rival. Finalmente, el botón triángulo te permite levantar las manos de manera que cuando sujetas a alguien podrás cargarlo para arrojarlo fuera del escenario mientras esté noqueado.

La jugabilidad de Gang Beasts puede sentirse extraña y hasta caótica durante las primeras partidas mientras te acostumbras a sus gelatinosas físicas, pero una vez que dominas los torpes movimientos te das cuenta de que gran parte de la diversión y el encanto consiste en la manera en que el juego se controla.

Además del modo de juego principal puedes participar en combates con las mismas reglas, pero por equipos y también hay un juego de fútbol que seguro probarás una vez y nunca volverás a tocar. Una tercera opción que vale la pena —si no tienes muchas personas con quien jugar— es un modo de horda donde te atacará una determinada cantidad de rivales controlados por la computadora. Será decisión tuya cooperar con tus amigos o molestarlos para arruinar la partida.

Mención especial merecen los escenarios por su diseño dinámico y elementos destructibles que son el ingrediente básico de la desenfrenada diversión. Por el momento hay 8 arenas, las más sencillas son tan simples como un cuadrilátero o la plataforma de una valla publicitaria, pero hay otras más complejas como pelear sobre 2 camionetas en movimiento, a bordo de un par de elevadores o sobre andamios que se balancean, por poner sólo unos ejemplos.

Las partidas de Gang Beasts pueden durar unos cuántos segundos o alargarse muchos minutos, por lo general los escenarios pequeños permiten que la acción se concentre y, por lo tanto, son los que más recomendamos para una experiencia óptima.

La mejor manera de disfrutar Gang Beasts es en multijugador local que soporta hasta 4 jugadores; si bien puedes participar en competencias en línea, hay cosas que sólo suceden cuando tienes cerca a tus contrincantes como las risas, los gritos y las alianzas inesperadas en contra de alguien específico. Si no tienes con quien jugar está la opción de buscar una partida por Internet, aunque a lo largo de su primera semana el juego ha experimentado terribles problemas con sus servidores, lo que ha hecho que la tarea de encontrar partidas sea una pesadilla. Si logras jugar por Internet en PS4 podrás disfrutar partidas para 7 competidores, función disponible también de forma local en la versión de PC que vuelve todavía más caóticas y divertidas la peleas.

Detalles que pudieron haber sido mejores

Aunque el juego estuvo años en Early Access la su versión final se sigue sintiendo como una Beta o un producto sin acabar. Desafortunadamente, detrás de los gritos y la hilarante diversión hay problemas fuertes que no deberían estar ahora que el juego salió en el PS4.

Inigualables momentos de tensión dan un toque especial a Gang Beasts
Inigualables momentos de tensión dan un toque especial a Gang Beasts

El primero y más grande problema tiene que ver con sus servidores. Como comenté, es muy difícil encontrar partidas en línea y si tienes suerte de acceder a un juego es posible que el lag acabe con la diversión.

Otro problema tiene que ver con fallas técnicas importantes. Acciones como romper los vidrios en el escenario de los elevadores provoca que se caiga dramáticamente el índice de cuadros por segundo y casi colapse el juego. También son recurrentes problemas con la cámara y una buena cantidad de bugs.

Otra cosa que no nos agradó fue la poca flexibilidad para que el usuario configure las opciones de partidas. Hay características como el tiempo de cada encuentro que podría modificarse para generar rounds más frenéticos, sobre todo en partidas en línea donde algunos jugadores suelen esconderse hasta que el resto se elimina entre sí. Los menús son excesivamente sencillos y las posibilidades de elegir variantes en los modos de juego, nulas.

Conclusión, ¿vale la pena?

Gang Beasts es un juego muy creativo que genera situaciones competitivas cargadas de humor. Sin duda, es uno de los mejores juegos party que para cerrar el año y divertirte en compañía local.

Sorprende que luego de estar a prueba en PC en Early Access durante tantos años la versión final siga sintiéndose poco flexible en la configuración de los pleitos y llena de problemas técnicos, entre ellos la enorme cantidad de dificultades para encontrar partidas en línea. Es algo lamentable considerando que su fórmula lo hace atractivo para casi cualquier tipo de jugador.

Nuestro consejo es que lo adquieras si tienes con quien compartirlo de forma local, pero si eres un jugador solitario es mejor que busques diversión en otra parte porque ni siquiera es divertido entrenar en solitario en el modo horda.

El encanto gelatinoso y las torpes físicas de Gang Beasts me provocaron más risas este año y te aseguro que su simplicidad tiene mucho por ofrecer, aunque una sola mecánica sea el centro de la diversión.

¿QUÉ TE PARECIÓ Gang Beasts

?

5 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

5 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos